Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

El nuevo impulso que tomó JetSmart debido a la pandemia

El nuevo impulso que tomó JetSmart debido a la pandemia

Lejos de dejarla en tierra, la pandemia se convirtió en un acelerador para JetSMART, la low cost del fondo Indigo que hace cuatro años llegó al país. Debido a las restricciones, la firma comenzó a buscar nuevos negocios.

Por: Fernando Vega | Publicado: Domingo 28 de marzo de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

En enero 2020, cuando la pandemia era apenas un lejano eco proveniente desde China, JetSMART solo pensaba en crecer. Nadie en la aerolínea low cost imaginó que un año después la firma controlada por el fondo estadounidense Indigo comenzaría a buscar nuevos negocios que la tienen operando charters, transportando carga y preparando su aterrizaje definitivo a Argentina, Perú y Colombia.

"No se debe desaprovechar una crisis", dice por Zoom su CEO, Estuardo Ortiz. De fondo, tiene una imagen de un avión de JetSMART y habla con satisfacción del nuevo vuelo de la firma. Sostiene que se ha sorprendido con los cambios que trajo la pandemia, pero confía en que a fines de este año comenzarán la recuperación del sector, el turismo y los viajes tras las devastadoras olas de contagios que han tenido a todo el mundo con restricciones para moverse.

Cuenta que lo primero que hicieron tras el parón de los cielos fue armar grupos de trabajo para buscar la manera de darle vuelta a la crisis. La firma había nacido en 2017 en Chile con la promesa -por boca del mismo Ortiz- de que cambiarían la forma de volar de los chilenos. Hoy dice que lo han logrado.

Sostiene que más de siete millones de personas que jamás habían volado, se subieron a sus aviones, impulsadas por sus tarifas bajas o pasajes de solo ida. Y enfatiza que la decisión de convertir a Concepción y Antofagasta en sus principales centros de operaciones, les ha dado la razón."Son nuestras bases de operaciones estratégicas", detalla.

La nueva meta de la firma es ser la aerolínea de menor costo en toda América. Su operación en Chile, que es la más grande del grupo en Latinoamérica, sumará a Perú y Colombia. En el primer país ya se trabaja para conseguir todos los permisos, mientras que en la nación cafetera comenzaron los vuelos sin paradas Cali-Santiago, Bogotá-Santiago. Hace una semana, partió el primer Antofagasta-Medellín.

En su plan de expansión está considerada la compra de tecnologías de ahorro de costo de la mano con las otras aerolíneas del grupo como American Frontier Airlines (Estados Unidos) y Volaris (México) y Wizz Air (Hungría).

En 2017 Indigo lideró la compra de aviones más grande de la historia, cuando adquirió 430 A320 para todas sus operaciones. Dentro de JetSMART hay un grupo de trabajo que se llama internamente "Loco I am" un acrónimo con el juego de las palabras lower cost in America. Con "Loco I am" buscan lograr eso de ser la aerolínea más ultra low cost de la región.

Precisamente hace dos semanas Indigo Partners vendió la mitad de su participación en Wizz Air en US$ 550 millones. "Wizz Air es una clara demostración de que los inversionistas tienen una valoración tan alta del modelo de generación de valor de Indigo que tiene una valoración superior a la de antes de la pandemia", sostiene.

 Imagen foto_00000004

Estuardo Ortíz el CEO de la aerolínea al interior de uno de los aviones de la flota.

Una de las sorpresas de la pandemia que menciona Ortiz es Argentina, donde debido al cierre de las fronteras y los problemas económicos del país, solo terminaron quedando tres aerolíneas. "Hace dos semanas iniciamos la operación en Aeroparque (Buenos Aires) y estamos viendo resultados muy alentadores en Argentina", explica.

Actualmente JetSMART prepara también su entrada a Perú. Está en proceso de certificación, y la idea es que este año la aerolínea también esté compitiendo en ese mercado.

Otro negocio que se les abrió fue el de la carga. Un grupo parecido al de Loco I am en el que también había pilotos presentó la idea, hicieron las pruebas y debutaron en Chile con la campaña de vacunación, transportando miles de vacunas contra la pandemia, especialmente hacia Chiloé.

"Una oportunidad que identificamos el año pasado fue que el negocio carguero estaba afectado 15% tan solo y no 60% como el de pasajeros. Ya estamos certificados en Chile y Argentina, con un modelo low cost también, y estamos comercializando carga desde abril. El negocio de carga se perfila como importante", comenta Ortiz. "No cabe duda que el modelo low cost ha sido fortalecido", añade después.

Fin de año en los cielos

Ortiz comparte el optimismo y la previsión de que los aviones volverán a los cielos a fin de año. Pero sostiene que a su juicio la mayor parte del tráfico estará centrado en el mercado doméstico, empujado tanto por los chilenos como por los turistas extranjeros, debido a la exitosa campaña de vacunación.

El sector turístico también apuesta al fin de año como el momento en que la gente vuelva a salir y consumir como antes de la pandemia. "Estoy convencido de que la gente quiere volver a volar", sentencia. Por ahora hay solo viajes esenciales.

Ortiz reitera un mensaje de todos los protagonistas del sector y en el que se basa gran parte de las esperanzas de recuperación: volar es seguro. Los sistemas de ventilación que llevan los aparatos, sumados al uso de mascarillas y otras medidas, harían que el riesgo de contagio a bordo de un avión sea mínimo.

Así fue la bitácora del viaje de José Antonio Kast a Estados Unidos

En su corta estadía en EEUU, José Antonio Kast y Cristián Valenzuela, el único asesor que lo acompañó,  se alojaron en el barrio National Mall; luego el candidato habló de migración con el senador republicano Marco Rubio; tuvo entrevista virtual con CNN y compró “souvenirs” en el Target.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR