Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Inmobiliaria Las Salinas: “Se abre una oportunidad con el requerimiento del Comité de ministros”

Inmobiliaria Las Salinas: “Se abre una oportunidad con el requerimiento del Comité de ministros”

Aunque es cada vez más difícil que el Grupo Angelini logre construir un proyecto inmobiliario en el terreno, la firma reafirmó internamente esta semana el compromiso de limpiar los residuos de la industria petrolera. Con o sin el beneplácito de la alcaldesa Ripamonti, la biorremediación va igual.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Jueves 15 de septiembre de 2022 a las 08:06
  • T+
  • T-

En 2008, Abraham Senerman ofreció US$ 70 millones para comprar el terreno en la playa Las Salinas propiedad de Empresas Copec, para un desarrollo inmobiliario. Pero la firma controlada por la familia Angelini dijo que no, que ellos habían firmado un compromiso a inicios de este siglo de limpiar el terreno de la contaminación que causó la industria petrolera. 

Ese episodio lo recordaron esta semana en las oficinas de Inmobiliaria Las Salinas, tras conocerse que de manera unánime el Comité de Ministros reafirmó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) positiva de la biorremediación del terreno que limpia el terreno usando bacterias controladas con una inversión superior a los US$ 55 millones, pero puso condiciones de más participación de vecinos y mejorar la entrega de información. 

Fue el mismo gerente general, Arturo Natho, quien comentó que el compromiso seguía en pie. Ellos van a limpiar el terreno, y después sentarse a conversar sobre un desarrollo en el paño. Más o menos unidades de departamentos no está en discusión hoy. Si fuera por eso, dijo, habrían vendido hace años el proyecto. 

Además, conocedores del proceso desde la empresa, recalcaron que la institucionalidad ganó, luego de que la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, usara un fuerte tono hacia el gobierno para que rechazara el proyecto.

“Esto es como cuando Piñera llamó a los dueños de Barrancones y se saltó todo el proceso técnico. Aquí la diferencia es que el Comité de Ministros, al analizar técnicamente el proyecto, lo aprobó. Esa es una buena señal para todo el sistema, ganó la institucionalidad”, recalca un ejecutivo.

Destacan además las declaraciones de la directora del Servicio de Evaluación Ambiental, Valentina Durán, quien ha reiterado que los proyectos serán evaluados técnicamente siempre, y este pareciera ser un ejemplo claro de ello. 

La gran duda que hay hoy es si el proyecto lo desarrollará igual el Grupo Angelini sobre todo después del rayado de cancha que hizo el Comité de Ministros: lo que se autoriza es solo y únicamente la biorremediación, y en ningún caso está vinculada con un proyecto inmobiliario posterior. 

Consultados por DF MAS, desde Las Salinas responden: “Nuestra intención siempre ha sido hacernos cargo del terreno y por ello hemos asumido públicamente dos compromisos que van unidos, esto incluye un compromiso urbano, para la etapa posterior a la remediación, que busca promover un barrio a escala humana en Las Salinas, como fruto de un acuerdo público-privado, con la participación de las autoridades, gobierno y la comunidad, que permita el desarrollo armónico y sustentable de la ciudad”.

Es decir, el proyecto va unido: el terreno se limpia y luego se promueve un proyecto inmobiliario, el que deberá tener un nuevo proceso de permisos.

“Tenemos confianza en que se podrá generar un espacio de diálogo con la autoridad local para el cumplimiento de nuestro compromiso ambiental y urbano. Nos mantenemos buscando las instancias formales de acercamiento y seguimos con la intención de poder sentarnos a la mesa, para lo cual se abre una oportunidad con el requerimiento del Comité de Ministros”, agregaron.

Ripamonti, vecinos contra Copec

Sin embargo, la contraparte formal, la alcaldesa Ripamonti, aunque morigeró el tono luego del Comité de Ministros y de llamados desde La Moneda, sigue creyendo que ahí no es un buen lugar para construir casas. “Esto es como premiar a la empresa”, dijo la jefa comunal el martes en una entrevista en T13 Radio, donde destacó que permitir que remedien y luego construyan es como un premio por contaminar. 

La empresa ha pedido en numerosas ocasiones juntarse con la alcaldesa y con el gobernador, Rodrigo Mundaca, pero no ha tenido éxito. En la entrevista, Ripamonti explicó que ahora se sentarán en la mesa de trabajo que ordenó el gobierno para coordinar el proceso de remediación. 

El municipio no respondió a las solicitudes de entrevistas. 

Sin embargo, con la luz verde del gobierno el proyecto está lejos de ser aceptado por la comunidad. “Lo que hizo el gobierno es maquillar lo malo del proyecto de biorremediación”, dice Gonzalo Pavez, de la corporación Un Parque para Las Salinas, que reúne a unas 50 organizaciones sociales que se oponen al proceso. 

Según el dirigente, la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, que preside el Comité de Ministros, no recibió toda la información clara y eso lo considera grave: los estudios solo estiman una profundidad de seis metros y no se sabe qué hay más abajo, y no se considera una zona más amplia de limpieza que incluya, por ejemplo, el borde de playa que también estaría contaminado. 

“Aquí hubo errores graves metodológicos del Comité de Ministros, nosotros vamos a ir a la justicia y seguiremos oponiendonos a este mal proyecto”, dice.

“Esto no es un favor que están haciendo los Angelini, es remediar un pasivo que ellos mismos dejaron ahí. Esperamos que la alcaldesa Ripamonti cumpla su palabra y siga oponiéndose al proyecto”, concluye. 

Abraham, Ricardo e Ilan: las tres generaciones Senerman que intentan salvar un imperio

La bomba estalló el miércoles en la tarde cuando se anunció que Sencorp entraba en un proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra. Desde ese día, Ricardo e Ilan Senerman trabajan junto a los abogados de Carey y los asesores financieros de Asset, para aunar miradas con los acreedores y lograr salvar la compañía que creó su abuelo, el arquitecto Abraham Senerman, hace 60 años. Esta es la historia de una semana frenética y del estilo de las tres generaciones Senerman.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR