Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

¿Conviene comprar un antivirus para los computadores de la casa?

¿Conviene comprar un antivirus para los computadores de la casa?

En 2020 en Estados Unidos, las ventas de este tipo de softwares crecieron un 357%. La oferta es variada y la opinión de los expertos se divide. Algunos afirman que estos programas son necesarios, mientras que otros aconsejan analizar bien qué podría amenazar tu equipo.

Por: Mateo Navas | Publicado: Jueves 18 de marzo de 2021 a las 18:00
  • T+
  • T-

La crisis sanitaria obligó a millones de personas a trabajar desde sus casas y utilizar sus propios computadores. Sin embargo, muchos de éstos, a diferencia de los del trabajo, no contaban con programas para prevenir ataques cibernéticos.

Y eso se notó. Desde el comienzo de la pandemia los delitos informáticos en Chile aumentaron un 60%, según cifras de NovaRed, compañía experta en ciberseguridad. Además, los ataques de phishing (estafas por internet) aumentaron en un 360% y del tipo ransomware (secuestro de datos) en un 210%.

“Hemos visto circular por redes sociales enlaces para vender mascarillas. Estos llevan al usuario a una página falsa y robar así sus datos de tarjetas de débito o crédito. Este tipo de amenazas no lo podríamos controlar sin antivirus”, cuenta Iván Valenzuela, arquitecto de soluciones en ITQ Latam.

Esto gatilló que la industria de los antivirus experimentara un récord de ventas. En 2020, en Estados Unidos, los programas de defensa computacional tuvieron un crecimiento del 357%, detrás de los softwares de telemedicina (613%), firma digital (511%) y videoconferencias (500%).

¿Pero realmente funcionan? Depende de muchos factores, ya que los expertos afirman que, antes que suscribirse o comprar un antivirus es importante conocer las posibles amenazas que existen en el mundo del internet. Es por eso que acá te explicamos si te conviene o no adquirir uno, las características, los precios y en lo que te debes fijar.

Hay de todos los precios. Algunos cobran una suscripción mensual, mientras que otros obligan a que el usuario pague por una licencia anual. Es por eso que es importante conocer el mercado y saber cuál encaja con las necesidades de la persona, familia o empresa.

Avast, por ejemplo, vale entre $ 20 mil y 55 mil por la licencia de un año. McAfee está entre los $ 23 mil y los S 47 mil. Norton tiene precios similares: $ 18 mil a los $ 45 mil. La mayoría de estas compañías ofrecen este software para más dispositivos (puede ser una familia o una empresa pequeña).

También hay que tomar en cuenta la renovación, ya que, si lo contrataste por un año y se te está acabando, puedes conseguir un valor preferencial para el siguiente periodo. Podrías ahorrar un 50% si te mantienes con la misma compañía.

“Es importante ver quién lo vende, si el fabricante entrega soporte en mi idioma, y saber qué tengo que hacer si tengo un problema”, afirma Marcelo Díaz, CEO de Makros, compañía experta en ciberseguridad.

Eso sí, pagar no es obligatorio, especialmente si el usuario es cuidadoso con el contenido que consume en internet. La gran mayoría de las empresas de antivirus pagadas ofrecen softwares gratis con menos características. Sin embargo, lo más importante, es que identifique y elimine malware.

Por ejemplo, todos los equipos de Windows tienen instalados Microsoft Defender, un antivirus gratis que, acorde a algunos expertos, es de los mejores del mercado.

Pero Marcelo Díaz recomienda pagar una licencia: “Aun siendo el más experto, las técnicas de ataques son evolutivas y los antivirus invierten mucho en investigación y desarrollo para detectarlas en el menor tiempo posible”.

Antes de contratar uno, debes saber que el software detecte y prevenga lo más importante: ransomware y el malware. También es clave que el antivirus tenga una extensión en el navegador y que evite los sitios falsos o inseguros. Expertos apuntan a que es relevante que ofrezcan protección contra el phishing o los ataques de acceso remoto, ya que esos son los métodos más utilizados últimamente. También están los extras: como los servicios de limpieza del equipo y los VPN (que permiten tener una mayor privacidad en internet).

“Es importante que esté configurado correctamente. Generalmente vienen con herramientas adicionales para prevenir los ransomwares que secuestran nuestros datos y el ciberdelincuente pide un rescate. Además, se pueden bloquear páginas falsas como las que suplantan a los bancos y que son derivadas por los links que podemos recibir en correos o a través de mensajería”, cuenta Juan Pablo López, abogado experto en ciberseguridad.

Antes de hacer una inversión es importante saber si realmente este tipo de softwares son útiles. Hay expertos que mencionan que, más que los antivirus, es importante conocer las amenazas y saber evitarlas.

“Independientemente del equipo, lo más relevante es mantener actualizado el sistema operativo y el navegador. Recientemente en Chrome hubo una vulnerabilidad que Google tuvo que parchar”, afirma Francisco Correa, hacker ético y CEO de Vulnscope.

Iván Valenzuela de ITQ Latam opina que “el número de amenazas nuevas que salen a diario son miles, y en pandemia y con el teletrabajo, esas se multiplican”. Y añade: “Tenemos que ver esta inversión como algo que protege los activos de las organizaciones”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR