Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Escuela online para mujeres emprendedoras prepara piloto de financiamiento colaborativo

Escuela online para mujeres emprendedoras prepara piloto de financiamiento colaborativo

Una encuesta hecha este año por la escuela digital Fundadoras reveló que un 76% de las emprendedoras jamás ha pedido un crédito bancario. Para hacerle frente a esto, echarán a andar a partir del 2023 un sistema de microcréditos internos para incentivar a sus alumnas a invertir. “La idea es que aprendan a cambiar su mentalidad de negocio y que crezcan”, dice su CEO.

Por: Carla Salinas | Publicado: Sábado 5 de noviembre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
Lorena Gallardo (36), psicóloga organizacional y online business coach, comienza la entrevista por Zoom con el celular en su mano derecha. Con la izquierda, muestra con sus dedos un símbolo de paz, le saca una foto a la pantalla, deja el móvil a un lado, y empieza a contar su historia. Relata su punto de partida con orgullo: “Fundadoras nació con una deuda de $ 15 millones que tenía por emprendimientos fallidos anteriores, un computador y un libro”.
  
 Lorena Gallardo, CEO de Fundadoras.
 
Así, a comienzos de 2018 levantó una escuela 100% digital, que reúne a emprendedoras de cualquier rubro y que les enseña a cómo posicionar y potenciar un negocio, además de aprender a cumplir metas. Para Lorena, la motivación de crear esta academia fue “darle un espacio a los emprendimientos femeninos que no son ni startups, ni micropymes, sino que son aquellas mujeres que facturan de $3 a 5 millones y que necesitaban un espacio para aprender a hacer crecer sus ideas, juntarse y generar conexiones”.
  
El primer año hubo 60 inscritas (la membresía tiene un valor de $657 mil), en 2022 alcanzaron 560 alumnas y para 2023 ya superan los 500 cupos. Los ojos de Lorena y Fundadoras -con su equipo de ocho personas- están ahora puestos en un piloto de financiamiento colaborativo -que lanzarán en marzo del próximo año- y que tiene el objetivo de que “las emprendedoras tomen riesgos en sus negocios”.
 

Las primeras Fundadoras

7 Reinas fue el nombre de su primer emprendimiento, que también se trató de liderazgos femeninos, pero con eventos y coaching presenciales. Lorena pasó tres años organizando charlas y capacitaciones en Chile, Perú y Argentina, pero “la rentabilidad no era buena”, recuerda. Se quedó embarazada y ese fue el motivo principal para ponerle el punto final a ese negocio. Lo abandonó en 2017 porque, según relata, ya no podía permitirse viajar y gastar dinero en algo que no le daba buenos resultados.
 
Abrió una cuenta de Instagram, que se llamó “Chicasqueemprenden” y la ocupó para hablar desde su profesión como psicóloga: abordaba las dificultades que conlleva levantar un negocio y cómo se siente una emprendedora en su día a día. Manejó siete meses la cuenta y llegó a tener 4 mil seguidores.
 
“Aquí hay algo, tengo que crear un espacio”, pensó en ese momento. Con los consejos del libro Launch de Jeff Walker -que enseña a lanzar productos digitales-, abrió una convocatoria para vender 60 membresías de un curso de seis meses -con una clase mensual-, para que las emprendedoras “puedan compartir”. La inscripción incluía un grupo de WhatsApp de apoyo, y a esta idea la bautizó como Fundadoras.
 
Hoy en día, la inscripción en Fundadoras dura un año y las mujeres -a través de un cuestionario- son asignadas a una de las cinco etapas dependiendo de su nivel de facturación, tipo de industria y ciudad de residencia. Pueden quedar en la fase idea, primeras ventas, ventas estables, ventas en crecimiento o en la más avanzada, que es expansión y posicionamiento. 
 
Cada etapa consta de 25 videos -de diez minutos cada uno-, con contenidos según su fase y también de mentorías en vivo con invitados y talleres sobre motivación y empoderamiento. Cada grupo de trabajo tiene un coach de negocios, que va apuntalando a las mujeres en el cumplimiento de sus metas en ventas y les hace seguimiento a sus planes de negocio.
  
Lorena detalla que las emprendedoras que llegan, generalmente, levantaron sus negocios solas, así que en Fundadoras se hacen amigas de otras mujeres, se apoyan y forman lazos y redes de acompañamiento. “El foco siempre ha sido el de vincular los negocios con el desarrollo personal y también el autoliderazgo”, añade.
  

“Laboratorio de dinero”

Este año, Fundadoras levantó los resultados de su Encuesta de Liderazgos Femeninos, donde participaron más de mil egresadas y alumnas de la escuela. En ella, se reveló que un 76% de las emprendedoras jamás ha pedido un crédito bancario y un 30% -la mayoría- argumentó que es porque jamás lo han necesitado.
 
“Luego, cuando vemos sus números, nos damos cuenta de que tienen baja rentabilidad y que, en el fondo, son mujeres que se están moviendo con su misma plata”, señala Lorena. Añade que son negocios que no se están arriesgando y que no están optando por generar cambios: “Los emprendedores más avanzados saben que hay que invertir para surgir, pero la mujer de negocios en esta etapa no piensa así”.
  
Para hacerle frente a esto, desde marzo 2023, Fundadoras echará a andar un piloto de financiamiento colaborativo, donde las emprendedoras que quieran optar por un crédito interno de la escuela -que llega hasta los cinco millones-, deberán presentarse con un proyecto específico para hacer crecer un área de su negocio. “Puede ser el lanzamiento de una nueva colección de productos o el puntapié de su e-commerce”, ejemplifica Lorena.
 
Con la idea clara, la emprendedora presentará un pitch frente a las demás alumnas y, entre todas, decidirán si es viable o no que opte por el financiamiento. Durante este primer piloto, los fondos saldrán de las utilidades de 2022 de Fundadoras y de ahí en adelante, vendrá de los ingresos de las mismas alumnas, con el fin de que ellas inviertan dentro de la escuela en otros negocios. Lorena aclara que, al igual que los bancos, este préstamo tendrá una tasa de interés.
  
“Es un modelo que se basará en la confianza, en la validación de las pares y que propicia el aprendizaje. Me gusta llamarlo el ‘laboratorio del dinero’ porque es para que ellas aprendan a cambiar su mentalidad de negocio y para que crezcan”, finaliza Lorena. 

Un mal alumno de matemáticas inspiró un emprendimiento que hoy factura $ 600 millones

Gabriel Vera y Paz González partieron el 2012 con un blog para que su hijo de cuarto básico retomara el gusto por aprender. Sin darse cuenta empezaron a crecer, y a los siete meses tenían 600 mil visitas. Sin un modelo de negocio, en 2018 los contrató el Ministerio de Educación para que cerraran el año en Quintero, y acaban de levantar US$ 1 millón para escalar en México y crear un metaverso educativo.

Grupo Córpora se suma legaltech argentina que busca digitalizar archivos

Brevity partió como un servicio para centralizar documentos y facilitar el trabajo de estudios de abogados. Al llegar a Chile pivotearon hacia empresas grandes y sus fiscalías, fueron acelerados por Start-Up Chile y tienen clientes como Copec, Transelec, AB InBev, y las filiales argentinas de Santander, EY y DLA Piper

Vendió su startup a OLX y ahora quiere simplificar el acceso a la web3: el nuevo emprendimiento de Ignacio Detmer

Ignacio Detmer y Guillermo Acuña dieron un paso al costado de sus compañías para armar una plataforma que reduce las barreras para comprar activos tokenizados. Ya recibieron US$ 1,1 millones (entre sus inversionistas se encuentra el fondo VC de Cristóbal Piñera) y esta semana lanzaron el proyecto: aterrizarán en Chile, Colombia, México y Perú y en los próximos 18 meses llegarán a 10 países de la región. Todo esto, en medio de una ola de incertidumbre que sacude al rubro de los activos digitales.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR