Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Inversiones y gastos que todo emprendedor debe tomar en cuenta antes de abrir

Inversiones y gastos que todo emprendedor debe tomar en cuenta antes de abrir

Si estás en una zona que reabre luego, esto te podría interesar: los costos sanitarios de trabajar en la desescalada incluyen material de protección para empleados y clientes, así como arreglos en el local.

Por: Fernando Vega | Publicado: Sábado 15 de agosto de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

Mascarillas, guantes, separaciones, dispensadores de gel para desinfectarse las manos, marcas en el suelo para guardar la distancia, termómetros y hasta exámenes de vez en cuando. Todas esas medidas de seguridad son parte de la nueva realidad. Sobre todo ahora que la desescalada comienza.

El gobierno emitió la semana pasada una serie de recomendaciones para el retorno, que en lo referente a los emprendedores implicarán gastos e inversiones para adaptar las instalaciones a las exigencias sanitarias: nueva distribución de puestos de trabajo, eventuales vías de acceso, circulación y zonas de seguridad.

Las empresas tendrán la obligación de poner a disposición de sus trabajadores dispensadores de alcohol gel o agua y jabón, al igual que mascarillas y guantes. En lugares abiertos al público, será obligatorio limpiar y desinfectar recurrentemente mostradores, mesas, terminales de pago y pantallas táctiles, especialmente.

En caso de que un trabajador se enferme se le aplicarán las mismas reglas que corren para un accidente laboral (licencia) y si hay un contagio en la empresa, las autoridades recomiendan establecer un plan de contingencia con medidas de higiene específicas y de carácter organizativo, para reforzar la seguridad del resto de quienes laboran e la empresa y sus clientes externos. 

¿Y quién paga el PCR?

En sus directrices, el Ministerio del Trabajo asignó a las empresas un rol de colaboración en la identificación temprana de casos sospechosos. Por eso entre sus recomendaciones y normas para volver a funcionar consideró la realización de un control diario de síntomas de COVID-19. No define si con un PCR, control de temperatura o basta una declaración verbal.

La profesora de Derecho del Trabajo de la Universidad de Valparaíso, Daniela Marzi advierte que no existe hasta el momento ninguna norma que establezca la obligación de hacer test para reanudar la actividad, y, por lo tanto, mucho menos cuál o con qué frecuencia, por lo que estamos en el supuesto que es el empleador quien decide qué es una medida adecuada para reabrir. “En consecuencia, solo puede ser a su costa. Esto significa, además, que no puede imponerlo como requisito a sus trabajadores para reincorporarse a sus puestos de trabajo. Tendría que ser una medida aceptada por el trabajador y en ningún caso podría él soportar el costo económico de una medida de higiene y seguridad que son parte de las obligaciones del empleador. Cualquier otra opción debería ser establecida legalmente”.

Las autoridades recomiendan monitorear periódicamente las medidas en contacto con el comité́ paritario o el sindicato, asesorarse por algún experto en prevención de riesgo y las mutualidades. Y sobre todo, seguir las guías y recomendaciones. 

Pero la gran duda de los emprendedores es sobre el PCR (Reacción de Polimerasa en Cadena). Aunque la autoridad sanitaria ha dicho que este examen sólo deben hacerse ante la sospecha de que una persona pueda encontrarse infectada, existe la duda sobre la realización transversal y masiva, como lo han hecho algunas mineras. 

Mientras la mayoría de las grandes empresas pueden permitirse financiar estas pruebas para sus trabajadores, las PYME se quejan de que es caro, por lo que todo dependerá de si Fonasa o las Isapres lo cubren.

Hay que recordar que el precio del PCR fue fijado por la autoridad de salud en un valor máximo de $25.000. No obstante, algunas Isapres lo hacen gratis con una orden médica, pero en algunos centros médicos cobran hasta $80 mil por el PCR más la orden médica para hacerlo.

En todo caso, el abogado Esteban García Nadal, socio director de García Nadal Abogados advierte que “de momento no se ha establecido una obligación de practicar pruebas de Covid-19 a los trabajadores por parte de la empresa en la cual se desempeñen, ni existe una facultad para imponer la realización de dichos exámenes de manera particular, por parte de los empleadores”.

Por ello, aconseja que cualquier medida en dicho sentido sea consensuada y acordada entre empleadores y trabajadores, “dejando establecido, en el mismo acto, lo concerniente a los gastos asociados y la forma cómo éstos habrán de ser asumidos o prorrateados. 

En cualquier caso, ten en cuenta que las informaciones en relación con la desescalada irán variando cada día en función de cómo evolucione la situación. Es importante mantenerse atento a la información oficial y evitar situaciones de riesgo. 

SIGUIENTE »
« ANTERIOR