Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

El retiro del 10% puertas adentro de las AFP y aseguradoras: ¿Y ahora qué?

El retiro del 10% puertas adentro de las AFP y aseguradoras: ¿Y ahora qué?

Quieren confiar en el eventual acuerdo al que lleguen el Gobierno y la oposición para mejorar las ayudas sociales y con eso frenar un cuarto retiro. Pero al interior de las compañías hay desazón sobre cuánto pueda durar la palabra empeñada.

Por: Nicolas Durante | Publicado: Domingo 9 de mayo de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Cox dirigiendo la orquesta

El rol que Alejandra Cox como presidenta de la Asociación de AFP ha jugado en este tercer retiro de fondos previsionales ha sido bien valorado por la industria previsional local de manera transversal. 

Quienes han estado con ella -virtualmente, porque sigue trabajando desde Estados Unidos- dicen que tiene una visión clara de hacia dónde tiene que ir la industria de administración de fondos y, según ha transmitido a gerentes y directores de las AFP, hay que sacarse dogmas si se quiere mejorar el sistema. 

De hecho, este jueves sorprendió con una carta al director en El Mercurio respondiendo por eventuales cambios a la modalidad de retiro programado que permitiría mejorar las pensiones. Ese llamado lo conversó durante estos días con los directores de la Asociación y salió no solo a responder, sino además a proponer una mesa de trabajo técnica que en no más de 45 días reúna a técnicos de todos los sectores y sensibilidades para proponer mejoras al sistema de retiro programado, que sí o sí quedará debilitado después de tres retiros sucesivos.  

“Es una directora de orquesta. Preparada, tiene tacto para decir las cosas, y es muy propositiva y ejecutiva para tomar decisiones”, dice una alta fuente del sector previsional. Varios recuerdan que su primera aparición cuando asumió fue para proponer una pensión básica universal, lo que marcó un hito en el sector. 

Quienes han trabajado con ella por estos días cuentan que no para de estar de reunión en reunión, y siguiendo muy de cerca cada debate que se da en los medios, además de monitorear el proceso operativo del retiro de los fondos previsionales. 

Cambiar el modelo

A nivel empresarial también han empezado a surgir con fuerza cambios al modelo previsional en su conjunto, en cuanto a su régimen de inversiones. La actual legislación no permite que una AFP, o los fondos en su conjunto, controlen una empresa. Algo distinto a lo que ocurre en países como Canadá o Países Bajos, donde los fondos entran a controlar y gestionar empresas locales y extranjeras. Sin ir más lejos, Canadá maneja la sanitaria Essbio en Chile, y el fondo de pensiones holandés compró el negocio de transmisión de Colbún en marzo de este año. 

Hoy, con las tasas en el suelo y un aumento de la expectativa de vida de la gente, todos los fondos en el mundo están buscando cómo obtener más rentabilidad y generar valor social en sus inversiones. Y dejaron las inversiones pasivas, para invertir activamente en empresas, incluso desde que son start up”, dice Alejandro Ferreiro, ex superintendente de Valores y de Pensiones.

Que eso se replique en Chile, sería deseable. Incluso, porque permitiría que las utilidades que genere la empresa se repartan entre todos los chilenos, como dividendos a los fondos de pensiones, haciendo que la sociedad se sienta parte de un sistema virtuoso. 

Pero para eso, advierte, “tiene que haber confianza en el sistema previsional y en su objetivo. No se puede invertir en una empresa, controlarla a largo plazo, y al mismo tiempo estar permitiendo retiros cada cuatro meses”, recalca el experto.

Además, con ello se podrían incorporar cotizantes o trabajadores a los directorios o incluso en las decisiones de inversión de las AFP. Otra de las opciones que se ha venido empujando hace tiempo es que las AFP puedan invertir en capital de riesgo, para financiar emprendimientos de propios chilenos, que no pueden acceder a la banca tradicional o que son inversiones de muy largo plazo. Algo que calzaría con los horizontes de inversión de los fondos de pensiones.  

Molestia con el Gobierno 

Consultados varios ejecutivos y directores de AFP, concuerdan en una cosa: todo lo que está pasando es político, lo técnico se lanzó por la borda hace rato y las gestoras de fondos es bien poco lo que pueden hacer. “Ya hemos hecho el mea culpa: no avisamos a tiempo que el sistema tal como estaba no iba a entregar buenas pensiones, y eso nos explotó en la cara. Pero ese es un análisis de hace 10 años. Lo de hoy tiene poco que ver con lo técnico, es solo electoral”, dice una fuente. 

A nivel interno, varios apuntan sus dardos al gobierno. Repitieron el libreto no una, sino tres veces, dice un director, en relación a la forma de reaccionar a los retiros de fondos. Se opuso a los tres, dando una alternativa solo cuando el proyecto ya contaba con amplio respaldo parlamentario y ciudadano. La bomba que lanzó el Tribunal Constitucional al rechazar siquiera ver el requerimiento de La Moneda, solo vino a enredar más las cosas. 

En Estados Unidos y en Europa están atentos a lo que pasa en Chile. Los accionistas de AFP como Habitat (Prudential) y los controladores de Cuprum (Principal), Capital del colombiano Grupo Sura, PlanVital de los italianos de Assicurrazioni Generali y ProVida (Metlife), han estado monitoreando lo que pasa con los retiros. Y en algo concuerdan con los ejecutivos chilenos: las AFP poco tienen que hacer en este escenario, eminentemente político. 

Sin embargo, en esta ocasión, las alertas se encendieron por el lado de las aseguradoras. Por primera vez se aprobó el retiro de Rentas Vitalicias, una modalidad de pensión diametralmente distinta al retiro programado que financian las AFP. Aunque ya se ha dicho que las acciones legales en tribunales chilenos y extranjeros van a venir sí o sí, aún están analizando cuándo lo harían. En otras palabras, quieren saber si tras el acuerdo político al que aspira llegar la oposición con el Gobierno para aumentar sustantivamente las ayudas sociales, se frenaría un cuarto retiro.

En esta pandemia, sobre todo, hemos aprendido que los acuerdos políticos duran re poco”, resume un ejecutivo. 

En algo que todos concuerdan es en que la confianza en que la reforma previsional que se tramita en el Congreso aminore la presión sobre el sistema previsional, es baja o nula. El 19 de abril, y tras más de un año después de haber sido aprobada por la Cámara de Diputados, fue despachada por la Comisión de Trabajo del Senado, pero dejando pendiente cómo se iba a repartir el aumento de 6% de la cotización, uno de los puntos que tenía más atenta a la industria. 

Aunque tiene discusión inmediata, es la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, presidida por la precandidata presidencial, Ximena Rincón, quien tiene que dar avance a esa reforma. Es más, varios asumen que cambios, mejoras o el misterio de cómo quedará el sistema previsional chileno post reforma o cambios constitucionales, lo tendrá que ver el siguiente gobierno, que asuma en maro del 2022. 

Fondos e inversiones congelados

Aunque es menos visible para los más de cinco millones de personas que han pedido retirar su 10% de los fondos de pensiones, el mercado de capitales está paralizado y estresado al máximo, concuerdan varios actores de bancos de inversión locales. 

“Lo que pasaba en los anteriores retiros es que las AFP salían a liquidar posiciones y las aseguradoras compraban las de renta fija, y otros institucionales las acciones. Pero ahora está todo paralizado”, resume un corredor de bolsa. 

Además, como todavía no se sabe la magnitud de ventas y salida de posiciones de largo plazo que tendrán que hacer las aseguradoras para hacer frente a los pagos de retiros de rentas vitalicias, varios family offices y oficinas de gestión de patrimonio están esperando para tomar oportunidades más baratas. 

Por el lado de finanzas corporativas, cuenta un gerente, cada producto o deal que le van a ofrecer a las aseguradoras, lo rechazan. Todas están expectantes a ver la magnitud de los retiros y si viene o no el cuarto

Menos rentas vitalicias

También ha llamado la atención el silencio sepulcral de las aseguradoras. La Asociación que las agrupa, a diferencia de la vocería activa que ha hecho su par de las AFP, solo salió a hablar el 30 de abril, a través de un inserto en diarios, donde rechazaban los retiros desde las rentas vitalicias, llamaban a las autoridades a destinar “con el mayor sentido de urgencia, los recursos públicos necesarios para generar una alternativa oportuna al anticipo aprobado”. Algo que claramente no funcionó.

Por el lado del regulador, al interior de las compañías de seguros hay diferencias sobre la celeridad y claridad que ha tenido la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Recién el viernes pasado a las 17 horas emitió la normativa sobre el adelanto de rentas vitalicias. Y el miércoles en la Cámara de Diputados terminó de explicar cómo esto iba a impactar en las pensiones futuras. 

Esto, además, ha tenido un correlato en el negocio de la contratación de rentas vitalicias. En marzo de este año, según un reporte de Ciedess, la modalidad de retiro programado representó el 84,1% de las selecciones suscritas, mientras que la renta vitalicia inmediata representó un 6,3%. Comparado con el mismo mes del año pasado, los retiros programados aumentaron 14,1%, mientras que las rentas vitalicias en 12 meses cayeron un 44,9%. 

Rodrigo Gutiérrez, gerente general de Ciedess, explica que el principal factor que explicaría el incremento en los retiros programados desde 2020 se debe al diferencial entre las tasas de interés para el cálculo de las pensiones, registrándose una brecha relevante a favor del retiro programado desde marzo de 2020, pero hay otros elementos que podrían incidir. 

“Están los atributos propios del retiro programado, como la posibilidad de recuperarse ante eventuales pérdidas de los fondos de pensiones previas a la jubilación (lo que se evidenció en mayor medida en octubre de 2019 por el estallido social y en marzo de 2020 por la pandemia del coronavirus) y la posibilidad de acceder al primer y segundo retiro excepcional de fondos”, dice.

Pese a que el tercer retiro extendió su cobertura a la renta vitalicia, agrega Gutiérrez, los factores que incentivan la selección del retiro programado seguirían presentes. Es decir, la brecha de tasas a favor de los retiros programados y las pérdidas de los fondos más conservadores -”explicadas en gran medida por los efectos del tercer retiro”, acota Gutiérrez-, podrían hacer que los nuevos pensionados sigan optando por retiros programados entregados por las AFP, en desmedro de las rentas vitalicias de las aseguradoras.

“Cabe señalar que las tasas de interés para el cálculo de las pensiones están muy vinculadas a la renta fija nacional, la que ha sido afectada negativamente por presiones inflacionarias y la incertidumbre generada por el proceso legislativo del tercer retiro”, concluye.

Los alemanes que apostaron por la miel orgánica chilena

En Puerto Octay, en el medio del bosque, se encuentra el Fundo Apícola Puntiagudo. En él trabajan Alexander Setzer y Lutz Kindermann, dos alemanes que dejaron sus vidas en Europa para dedicarse a la producción de miel orgánica en el sur.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR