Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

El software que promete ayudar a entrar al complejo mundo de las licitaciones

El software que promete ayudar a entrar al complejo mundo de las licitaciones

Fundada en 2020, la startup LicitaLab tiene el objetivo de ayudar en la gestión de compras en Mercado Público. Mientras Ramiro Hevia trabajaba en la constructora Lugar Común vio una oportunidad. Acaban de cerrar su primera ronda de inversión privada con Nakama Ventures, Magical Startups y Eduardo Steffens.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 4 de noviembre de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-

Mientras Ramiro Hevia trabajaba en la constructora Lugar Común, le tocó participar en distintas licitaciones del Estado. El proceso era lento, poco eficiente y engorroso, lamenta el emprendedor. El 95% de la venta de la empresa era por esta vía, pero “era una plataforma llena de oportunidades y de información. En ese mundo gigante es muy difícil perderse”, dice el ingeniero civil de la Universidad de Chile.

Hevia cuenta que mediante Excel creó un par de tablas que hicieron el trabajo más rápido, y automáticamente subieron las ventas: “vi una oportunidad en un mercado muy atractivo, que tiene cosas que el mundo privado no tiene, como la transparencia, saber qué se está comprando y a qué precio, qué postula cada uno, etc”.

Le escribió a Javier Marín, desarrollador de software y amigo de la universidad, y a Alfredo Barra, también programador, y desarrollaron un prototipo para agilizar las compras con el Estado. Así, a mediados del 2020 nació LicitaLab.

La plataforma tiene tres servicios: simplificar y automatizar la búsqueda de negocios en Mercado Público, gestionar los negocios una vez encontrados y aplicar business intelligence para aprovechar la data histórica de la plataforma y poder planificar y predecir compras.

José Luis Del Río: "Esta propuesta constitucional es menos programática que la que se rechazó, que la bordeaba la locura"

A la fecha, están creciendo un 20% trimestral, trabajan 20 personas y tienen 380 clientes en Chile y Perú, entre ellos Transbank, Goodyear y Alto. Tienen tres planes, que parten desde las 2 UF, e ingresos anuales de US$ 360 mil. Destacan que cada vez que un cliente contrata su SaaS (software como servicio, por sus siglas en inglés) miden sus ventas previamente al uso. “en promedio, éstas aumentan un 200% con nuestro software”, comenta Hevia.

Con este ritmo, el ingeniero y su equipo pensaron: “Tenemos que aprovechar el momento, estamos solos en el mercado y hay mucho por hacer”. “Si lo hacemos por bootstrapping (reinversión) nos vamos a demorar un montón, pero si sumamos un fondo que nos ayude, podemos apostar a crecimiento en otros países”, añade.

Conversaron con cerca de 15 fondos, muchos de ellos los rechazaron simplemente por el mercado en el que estaban. “El desconocimiento que hay hacia el mercado de compras públicas y también el que mucha gente piense que está todo arreglado en la industria nos juega un poquito en contra”, dice el CEO.

Sin embargo, les fue bien con dos fondos. En julio contactaron a Cristián Tala por LinkedIn y luego llenaron un formulario de Excel para su fondo, Nakama Ventures. A los pocos días les escribió Antonia Brahm, general manager de la firma. Al mismo tiempo, avanzaron en conversaciones con Magical Startups, firma que se sumó a la ronda. Hace unas semanas cerraron el acuerdo por US$ 300 mil a una valorización de US$ 2,7 millones, donde también entró el socio de Montaña Partners, Eduardo Steffens. Pretenden llegar a Colombia en 2024 y a mil clientes en Chile y 300 en Perú.

Hevia es enfático en afirmar que es un mercado con poca competencia; sin embargo, hay dos actores importantes -que no son startups-, los softwares Falconsoft y Masnet.

José Manuel Moller vende su porcentaje en startup Fracción y lidera ronda en su empresa Algramo

El nuevo camino de Pablo Zegers: “Soy un dinosaurio que sabe de inteligencia artificial”

“Si ves el universo, el fenómeno más interesante es la vida, y la vida más interesante es la del ser humano, y resulta que de las habilidades del ser humano más distintivas, está la inteligencia”, pensó hace años Zegers, y eso lo guió a estudiar Ingeniería y luego a dedicar su vida a la inteligencia artificial. Se doctoró en Arizona, impartió clases en la Universidad de los Andes y ahora es emprendedor en Anastasia.

Los inicios de Nico Orellana: acelerado en Silicon Valley, un exit fallido y reinvención

Hoy está enfocado 100% en su nueva startup, Flycrew, que ayuda a creadores de contenido a monetizar sus audiencias. Desde el 2007 está inserto en el ecosistema tecnológico. Creó Webprendedor, tuvo como primer inversionista a Oskar Hjertonsson en Welcu -que casi fue adquirida por Eventbrite- y se reinventó en la pandemia. Su historia está en el segundo capítulo del podcast Mas Pitch.

Los Cornershop ahora ponen fichas en startup de trabajo freelance

Hace un mes, Oskar Hjertonsson, Daniel Undurraga y Juan Pablo Cuevas invirtieron en Seeds, una plataforma de talento que conecta a jóvenes profesionales con grandes empresas para trabajar por proyectos. La startup de origen argentino, con operaciones en Chile y México, se prepara para levantar la Serie A, apoyada también por el CEO global de Old Navy y el COO de Globant.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR