Click acá para ir directamente al contenido

Olivia Heuts, la ejecutiva tras la millonaria venta de Colbún Transmisión

Olivia Heuts, la ejecutiva tras la millonaria venta de Colbún Transmisión

Además, contrataron a la start up Kahuel para hacer el due dilligence con imágenes de drones.

Publicado: Domingo 4 de abril de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Formada como economista de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, la gerenta de Desarrollo de Colbún, Olivia Heuts, fue clave en cerrar la venta de la unidad de Transmisión de la eléctrica en US$ 1.295 millones al fondo de pensiones holandés APG y la española Celeo Redes, en lo que será una de las transacciones del año. La ejecutiva, que llegó a Colbún hace 10 años desde la estadounidense PPL, fue la contraparte directa de los bancos asesores de la venta, BTG Pactual y JP Morgan y de los interesados en comprar los 900 kilómetros de redes de transmisión de los Matte. 

Los compradores son de peso. APG es calificada como una de las principales gestoras de fondos de pensiones del mundo y la más grande de los Países Bajos. A diciembre de 2018, administraba 463 mil millones de euros en activos de fondos de pensiones, y en febrero pasado tuvo un cambio de timón al nombrar a Annette Mosman como su primera directora ejecutiva, reportó DF. Por su parte, Celeo Redes, compañía de origen español, tiene presencia en Chile desde 2010 mediante la adjudicación de su primer proyecto, la línea Ancoa-Alto Jahuel. Un año después se constituyó oficialmente el holding Celeo Redes Chile Limitada. 

El proceso de Colbún se llevó a cabo completamente en medio de la pandemia y en tiempo récord. Colbún puso el aviso de venta en agosto del año pasado, y recibió una veintena de interesados entre septiembre y noviembre. Finalmente, justo cuando las medidas de restricción del Covid aflojaron un poco hacia finales del año pasado, el grupo de inversionistas que hizo ofertas vinculantes visitó buena parte de las redes de transmisión in situ en Chile. Con permisos en Comisaría Virtual y todas las medidas sanitarias correspondientes, recorrieron unos 500 kilómetros. 

Sin embargo, todas las negociaciones y trámites legales fueron virtuales, nunca hubo una reunión presencial. Para los ejecutivos repartidos en otras partes del mundo, Colbún y los bancos asesores contrataron los servicios de la start-up Kauel, que desarrolló imágenes vía drones altamente profesionales y que medía hasta la distancia de los árboles del tendido eléctrico, para que pudieran hacer el due dilligence a la distancia.

Aún no se sabe el destino de los US$ 930 millones que Colbún ingresará como utilidad tras la venta, que primero debe pasar por la Fiscalía Nacional Económica. Una operación de M&A está en el horizonte, dicen conocedores, además de un posible suculento reparto de dividendos. Cabe recordar que Colbún ha estado públicamente en carrera por quedarse con activos de generación en Chile, Colombia y Perú en los últimos años, pero no ha concretado un gran deal. Aún.