Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Crowdfunding: lo que necesitas saber antes de invertir

Crowdfunding: lo que necesitas saber antes de invertir

Es todo un fenómeno. Desde 2013 en Latinoamérica, el micromecenazgo ha experimentado un incremento anual del 147%. Este modelo de inversión, que ha conquistado a jóvenes y mayores, promete una buena rentabilidad y poco riesgo. Sin embargo, hay que saber cosas antes de realizar cualquier movimiento.

Por: Mateo Navas | Publicado: Jueves 21 de enero de 2021 a las 18:00
  • T+
  • T-

Una rentabilidad con poco riesgo y trabajo. Esa es la razón principal para que tantos inversionistas emergentes decidan comenzar su vida financiera por el crowdfunding, una herramienta de inversión que permite, de forma colectiva, financiar un proyecto determinado para después recibir una utilidad.

El crowdfunding, conocido en español como micromecenazgo, ha sido en los últimos años una de las alternativas de renta fija con mejores resultados. Muchas de las firmas dedicadas a este negocio prometen una rentabilidad entre 8% y 12% anual, pero hay algunas que, incluso, superan esas cifras. Y todo, sin estar pegado a un gráfico.

De hecho, en Latinoamérica, desde 2013 el crowdfunding ha tenido un incremento anual del 147%, según el BID y el Centro de Finanzas Alternativas de Cambridge (CCAF).

La idea es simple: aportar un pequeño monto dentro de un “pozo común” que busca financiar un proyecto o sociedad específica. Puede ser una empresa, una casa, una remodelación de un colegio o incluso una obra de teatro. La idea es que, después de un plazo, el aportante reciba un retorno determinado.

Y si bien es un modelo de inversión que lleva pocos años (debido a que se impulsó con el internet) ha experimentado un crecimiento importante. La razón, según diversos protagonistas del mercado, es clara: ayuda a dos partes. Tanto al inversionista como al beneficiario del préstamo.

Eso sí, es clave fijarse en la rentabilidad que cada proyecto ofrece, ya que pueden existir diferencias. Además, hay que tener en cuenta el tiempo de inversión, ya que, para asegurar la utilidad —y no salir perjudicado— es necesario respetar los plazos.

En Chile existen distintas compañías que se dedican a este rubro. ¿Cuáles son estas y en qué te debes fijar antes de realizar tu primera inversión? Acá te explicamos todo.

Los emprendimientos son los principales beneficiados de este modelo de inversión, ya que permite que las compañías emergentes no se acerquen a bancos con intereses muy altos.

RedCapital es una firma que ofrece este servicio. Hasta la fecha, han financiado más de 2.500 PYME, lo que se traduce en más de US $250 millones. Todo con una rentabilidad promedio que es superior a lo que ofrecen muchos fondos mutuos del mercado: 13,5%. Eso sí, el monto mínimo a invertir es de $ 1 millón.

“Es atractivo para las PYME porque consiguen mejores condiciones y más rápido que en el sistema financiero no bancario. Pero también es bueno para los inversionistas, ya que cualquier persona puede acceder a oportunidades de inversión para las cuales antes se necesitaba mucho capital”, cuenta Gustavo Ananía, CEO de RedCapital, compañía chilena que ya aterrizó en Perú y buscan consolidarse en Colombia, México y Miami.

Y si bien el crowdfunding goza de buena reputación, también tiene riesgos. Es por eso que los expertos llaman a informarse y a diversificar la inversión. “No es recomendable invertir todos los ahorros en crowdfunding. Es fundamental diversificar invirtiendo en distintas operaciones. De esta forma te aseguras que en caso de tener algún problema sea con un porcentaje pequeño de tu inversión”, agrega Ananía.

Si tienes menos de un millón de pesos y aún así quieres invertir, una buena alternativa es hacerlo en proyectos inmobiliarios, ya que, a diferencia de otras industrias, ofrece un retorno muy importante.

Lares es una compañía de crowdfunding en el que se puede entrar con $ 100.000. Una vez que la firma reúne los fondos de un proyecto inmobiliario determinado, se crea una sociedad por acciones. Al terminar la construcción, cada socio recibirá su inversión más la rentabilidad, la cual fluctúa entre 8% a 13%. Sin embargo, ha habido casos como el del Condominio Bosques de Algarrobo, que luego de 21 meses los aportantes tuvieron una rentabilidad del 24,9%.

“Nosotros apuntamos a que nuestros proyectos tengan al menos 10% de rentabilidad anual, y el año pasado al menos tuvimos un promedio de 14%, lo cual equivale a $ 210.000 anuales de ganancia si inviertes $ 1.500.000”, cuenta Cristóbal Asenjo, co-fundador de Lares.cl

La clave de esta herramienta de inversión, según expertos, es la estabilidad. “Los crowdfundings, particularmente los inmobiliarios en tiempos de crisis, han destacado por entregar una muy alta rentabilidad con un riesgo bajísimo. Si bien siempre habrá alternativas más rentables, como acciones o criptomonedas, estos instrumentos tienen un muy alto riesgo”, agrega Asenjo.

Se van como pan caliente. Cada proyecto que Doble Impacto presenta, en cuestión de días ya está financiado. Esta firma, que se define como una plataforma de inversiones éticas, se centra en el financiamiento de proyectos sociales, ligados a la educación y cultura, desarrollo e inclusión social, y naturaleza y medio ambiente.  

Acorde a Jorge Muñoz, gerente general de la firma, el financiamiento que entregan lo vinculan con “un grupo de más de 3 mil inversionistas, algunos family offices y el fondo de inversión Quest Doble Impacto, administrado por la AGF Quest Capital”.

Sin embargo, lo ético no quita lo rentable. Acorde al gerente general, durante 2020 tuvieron un muy buen año: con respecto a 2019, alcanzaron un crecimiento de 30% en los montos financiados con una tasa de interés promedio de 8%. 

Eso sí, es recomendable fijarse en el tiempo de inversión (puede ser, por ejemplo, por más de 18 meses) y la rentabilidad de cada uno de los proyectos: uno puede entregar menos retornos pero más seguridad, y otro puede otorgar más utilidades pero con más riesgo.

Invertir en sostenibilidad: tres pasos clave

Las inversiones en empresas que operan bajo criterios ambientales, sociales y de gobernanza o ESG crecen en todo el mundo, en medio de la pandemia y la crisis climática. En Chile se puede invertir directamente en acciones y fondos bajo estas premisas. Los montos dependen de cada activo o entidad financiera.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR