Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Los 5 consejos antes de elegir un seguro de vida

Los 5 consejos antes de elegir un seguro de vida

Proteger a tu familia o a quienes quieras en caso de muerte o accidente está casi al alcance de todos. Hay seguros desde $ 500 mensuales. Un dato: mientras más joven contrates uno, podría ser más barato.

Por: Mateo Navas | Publicado: Jueves 1 de julio de 2021 a las 15:27
  • T+
  • T-

La crisis sanitaria ha potenciado la industria de los seguros. Los productos asociados a salud, ciberseguridad, automóviles y deportes han experimentado un alza inusual. ¿Y qué pasa con los seguros de vida? Aunque sus ventas han bajado, producto de la menor contratación de jubilaciones por Rentas Vitalicias, gozan también de un buen momento. De hecho, en el primer trimestre las ganancias de las aseguradoras de vida se dispararon 2.367%, llegando a los $ 426.627 millones en utilidades.

Los seguros de vida son uno de los productos insignia de las aseguradoras, ya que, permiten cubrir las necesidades de un grupo familiar en el caso de fallecimiento o accidente del titular.  Sus precios van directamente relacionados a la cobertura. En el mercado chileno hay desde uno que vale $600 mensuales  y que en caso de muerte o accidente paga a los beneficiarios $ 5,4 millones hasta seguros que valen más de $ 50 mil mensuales pero pagan más de $ 150 millones en caso de siniestro.

Pero a pesar de adaptarse a tu bolsillo, estos productos tienden a ser engorrosos y difíciles de entender. Además, tienen  una serie de requisitos, exclusiones y detalles que son importantes de conocer antes de contratar uno.

1. Parte joven

“Como el seguro de vida es un beneficio que se contrata para terceros, tiene sentido contratar uno desde el momento en que uno forma una familia o está en vísperas de hacerlo y que, por supuesto, ya esté generando ingresos”, aconseja Diego Soffia, director ejecutivo de Efectivo.cl.

En la misma línea, Nelson Segura, gerente general de Klare —insurtech chilena—, dice que “siempre es preferible contratarlo joven para aprovechar una protección alta a muy bajo precio”. De hecho, algunos mencionan que, si se llegan a contratar durante los primeros años de vida laboral, se puede acceder a precios muy bajos.

2. Revisa la cobertura

Existen distintos tipos de seguros de vida, y es importante tenerlo en cuenta antes de contratar uno. Según la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) estos se pueden dividir en cinco: vida entera, vida temporal, protección familiar, incapacidad o invalidez y asistencia. Cada uno tiene sus propias características, precios y requisitos determinados.

Independientemente del tipo de seguro y la compañía que escojas, es esencial que revises las “condiciones del seguro”, un documento donde se detallan todos los límites y características de la prima. Esto es clave, especialmente para el grupo familiar que se está tratando de cubrir.

“Hay que revisar bien qué cubre y qué no cubre. Este es un producto que utilizarán tus familiares o seres queridos por lo que ahorrarles un mal momento debe ser una prioridad”, dice Segura.

Los seguros de vida no cubren casos de suicidio, automutilación o autolesión, enfermedades preexistentes, sobredosis o intoxicaciones bajo efectos de narcóticos no prescritos o la conducción en estado de ebriedad.

Es importante revisar esas exclusiones antes de firmar. O darle click,.

3. Informa a tu familia

¿Y se puede tener más de uno? Sí. Ante esto, Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, dice que “uno podría tener varios contratados y no se tienen que declarar en ninguna parte”. Eso sí, agrega que el usuario debe “mantenerse vigente en el plan para que este sirva. Si ese seguro va avanzando en los años, hay que mantenerse actualizado con información de salud”.

Pablo Cifuentes, socio de CBC Abogados, agrega que “lo mejor es llevar un registro ordenado respecto de los seguros que se tengan suscritos, e idealmente informar a un familiar o persona de confianza, especialmente al tratarse de seguros de vida”.

4.  Precios

No existe un valor específico para un seguro de vida, ya que, se toman en cuenta distintos factores. La edad, el estado civil, las personas que dependen financieramente del titular y el sueldo son solo algunos de los aspectos que las aseguradoras analizan antes de ofrecer un producto determinado. Además, el titular del seguro puede decidir la cobertura asegurada: mientras mayor sea, mayor será la mensualidad.

Por ejemplo, una persona de 35 años, con un sueldo superior a $ 1 millón y un grupo familiar de cuatro personas, puede conseguir una cobertura de $ 100 millones por $ 13.000 mensuales. Sin embargo, son precios referenciales. Y si esa persona, además, le agrega una cobertura de invalidez total y permanente, el producto podría pasar a valer $ 16.500.

Es por eso que es importante cotizar. Existen distintas plataformas —como ComparaOnline o Klare— que permiten revisar las características, productos y precios de distintas aseguradoras.

Eso sí, hay una serie de recomendaciones al momento de cotizar. “No te dejes llevar por promociones del momento o cuotas gratis, el seguro de vida es un producto que probablemente tendrás durante años, por lo que elegir un buen precio es fundamental a la hora de la elección del indicado. Hay que preferir siempre un costo anual menor versus una promoción momentánea”, plantea Segura.

5. Impuestos

Los seguros de vida, en general, están libres de una carga tributaria. Ante esto, Nelson Segura de Klare establece que “la indemnización no es constitutiva de renta y, por lo tanto, no queda afecta a impuesto a la renta, ni tampoco se grava dicha indemnización con impuesto a la herencia. Esto hace que sean una atractiva alternativa de planificación hereditaria”.

Sin embargo, Diego Soffia cuenta que “el tema se hace más complejo al considerar distintas variaciones de los seguros de vida, como puede ser un seguro con ahorro. De todas formas, se debe considerar que los regímenes tributarios cambian, por lo que las obligaciones de pago de impuestos también varían en el tiempo”.

Seis claves para aprovechar el alza de la UF

Con el incremento de la inflación la Unidad de Fomento subirá $ 361 este mes. ¿Cómo sacarle partido a esta subida? ¿Convienen ahora los fondos de renta fija? ¿Qué pasa con el mercado inmobiliario?

SIGUIENTE »
« ANTERIOR