Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Los 14 momentos que definen a Izkia Siches

Los 14 momentos que definen a Izkia Siches

La médica internista acaba de ser reelecta presidenta del Colegio Médico por los próximos tres años y en marzo empieza su prenatal. Estas son las claves que la definen.

Por: María José Gutiérrez | Publicado: Sábado 19 de diciembre de 2020 a las 09:00
  • T+
  • T-

Izkia (34, Arica) es la segunda de las dos hijas del matrimonio entre el contador Guido Siches y la tecnóloga médica Miriam Pastén. Visnja, su hermana cinco años mayor, es también médica internista del Hospital San Juan de Dios. Desde niñas acompañaban a su mamá a la clínica Bellolio en Maipú donde trabajaba.

"Ella es tecnóloga de rayos. Yo la ayudaba a tomar radiografías, revelaba. Ese fue mi primer acercamiento a esta profesión", dice la recién reelecta presidenta del Colegio Médico. Pese a que las dos hermanas trabajan en el mismo hospital, casi no coinciden porque Visnja hace turnos en piso, mientras que Izkia trabaja en el policlínico atendiendo a pacientes con VIH.

Estudió en el Instituto Bernardo O'Higgins de Maipú. Por las tardes participaba en unas comunidades cristianas con estudiantes secundarios de riesgo del sector poniente de Santiago ligadas a la Vicaría de la Solidaridad. Izkia participaba como monitora haciendo actividades recreativas para esos jóvenes, para "intentar mantenerlos protegidos dentro de su ambiente de riesgo", señala.

Entró a estudiar Medicina en la Universidad de Chile. "La Chile tiene toda una mística: uno se encuentra con estudiantes de todos los estratos sociales, de todos los colegios, de todas las ciudades, gente que fueron los primeros profesionales de sus familias, otros que vienen de una larga tradición de médicos y médicas", asegura. En tercer año le tocó comenzar a trabajar en el hospital San Juan de Dios. Sus referentes de esa época son la infectóloga Patricia Vásquez y el intensivista Juan Eduardo Sánchez, hoy encargado de trasplantes del Ministerio de Salud. "No eran 'diostores'", dice.

Con la medicina llegó la política. Fue parte de las juventudes comunistas y consejera de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile en dos períodos. Cuando en tercer año cambió de sede universitaria comenzó a relacionarse con otras personas, y ahí dejó la actividad partidista. Se le ha vinculado posteriormente al Frente Amplio, lo que ella niega: "Son cosas que dice la prensa. Soy independiente".

Al egresar, se especializó de internista y luego comenzó un magíster en Salud Pública en la misma casa de estudios, que nunca terminó. Poco antes, cuando estaba aún en la beca, había empezado a armar la Agrupación Residentes Chile para dar protección social a los médicos en formación, como ella. "No teníamos ningún derecho laboral, maternal, ni de seguros de salud", relata. El trabajo que partió en la facultad se nacionalizó y con ello surgió la posibilidad de competir en las listas del Colmed. En 2014 salió electa presidenta del Consejo Regional de Santiago y segunda vicepresidenta del Colegio nacional, con Enrique Paris de presidente.

"Siempre hemos tenido una relación bastante cordial. Sé que hemos tenido algunos impasse últimamente, pero yo aprendí en su rol de presidente el ánimo de diálogo y tener una mayor cautela al dar declaraciones. Y también uno aprende mucho de los errores de los otros, en materia de vacunas, de cannabis" dice.

Tres años más tarde se inscribió como candidata para presidir el Colmed. Con 31 años se convirtió en la primera mujer a cargo del gremio.

El 20 de marzo y luego de pedir el cierre total de la Región Metropolitana -cuando habían cerca de 400 casos a nivel nacional-, Siches aseguró en una conferencia de prensa que la estrategia del gobierno era un "fracaso": "Los datos aportados son incompletos, inconsistentes y tienen una tremenda falta de transparencia que no se había visto en la historia de la salud pública chilena". Ese, reconoce, fue uno de los momentos más duros de este año. "Marcó un antes y un después, pero mirando hacia atrás creo que fue acertado", asegura.

Dos días después el gobierno acordó crear una mesa asesora para el covid- 19 que sesiona hasta hoy. El golpe de mesa de la dirigenta no estuvo alejado de críticas: se le cuestionó que dos semanas antes de pedir el cierre hubiera hecho un llamado a participar en la marcha feminista del 8M, cuando la pandemia ya estaba en el país.

"Recuerdo una ida a La Moneda. Al salir, dije a la prensa que en realidad no sabía en que país vivían (las autoridades de gobierno) y todas esas frases quizás un tanto desafortunadas", relata la doctora y agrega. "Pero fui muy honesta porque era lo que veníamos repitiendo hace dos meses con la impotencia de no poder resolver los problemas cotidianos de los equipos de salud". Desde el comienzo de la pandemia su relación con el entonces ministro Jaime Mañalich fue -a todas luces- mala.

"Pese a que él es una persona inteligente a quien siempre he respetado mucho, para los momentos que atravesaba Chile de fragilidad política, poca predictibilidad, creo que era un personaje que podría concentrar muy fácilmente una oposición en su contra. En eso me pareció muy poco estratégico de parte del Presidente tener a una persona como él", advierte. "Nosotros le ofrecimos en su momento al gobierno un trabajo mucho más transversal para intentar minimizar los golpes de los errores. Me imagino que ellos estaban intentando capitalizar los logros", dice.

La llegada de Enrique Paris al Minsal en junio puso paños fríos a la relación de la doctora con el gobierno.

"La subsecretaria @pdazan falta a la verdad. Plan de desconfinamiento no ha sido presentado en Mesa Social ni a @colmedchile" tuiteó el 19 de julio. Paula Daza, tras ser consultada por los dichos, la desmintió: "Personalmente lo compartí en forma preliminar con la mesa social el 10 de julio, y tomamos sugerencias de diversos actores y por cierto, del Colegio Médico", aseguró.

Se levanta a las 6 de la mañana, para estar a las 8 en el policlínico del Hospital San Juan de Dios que queda a una hora de su casa en La Florida. Ahí atiende pacientes hasta las 2 ó 3 de la tarde. El resto de la jornada la dedica al Colegio, principalmente a reuniones virtuales -con la sociedad científica, profesionales del rubro o autoridades-, preparar las minutas y apariciones en prensa, y asistir dos veces a la semana a la mesa social covid.

En los temas del gremio se asesora del Doctor en Sistemática y Biodiversidad Mauricio Canals; la infectóloga Jeannette Davanch; la exsubsecretaria de Salud Pública Jeannette Vega; el presidente de la fundación Epistemonikos Gabriel Rada; y el epidemiólogo Manuel Nágera. También se asesora por el equipo de Salud Pública del Colmed, compuesto por Cristóbal Cuadrado, Roberto Estay y Francisca Crispi. Siches también conversa constantemente con la doctora Ximena Aguilera y con los senadores Carolina Goic (DC) y Guido Guirardi (PPD). Con ellos se reúne todos los jueves a las 12 vía Zoom.

"Intento tener un fin de semana protegido", dice sobre las actividades públicas de los feriados. Hasta antes de la pandemia bailaba en la Salsoteca Maestra Vida, en Pío Nono. Durante años practicó natación en una piscina del ejército en Santiago centro que quedaba cerca de su casa. Pero dejó ese deporte en 2018 cuando se cambió de casa. Cada vez que puede, practica yoga, lo que ha mantenido en sus cinco meses de embarazo.

En marzo comenzará su prenatal. "Intentaré dejar mi trabajo en el hospital, pero voy a mantener las actividades del Colegio", dice. "Y sobre el postnatal me han recomendado tener el primer mes exclusivo para mi hija y después de eso espero retomar las reuniones de gabinete y de mesa directiva", agrega. Dice que desde hace tiempo venía postergando la maternidad, pero decidió no seguir haciéndolo "por todos los efectos fisiológicos que vienen con los embarazos tardíos. Creo que son las instituciones las que se tienen que adaptar a conciliar el rol de la maternidad y paternidad", añade.

"No hemos participado en ninguna toma de decisión, ni de retroceso de fase, ni de avances", asegura a DFMAS. Estuvo de acuerdo en la decisión del gobierno de retroceder a la capital a Fase 2. Y va más allá: "Si los números siguen aumentando, me gustaría que las respuestas de Salud, Economía, Hacienda, y Gobierno fueran precoces, efectivas y sin esta flexibilidad. Pero al parecer eso se ha ido desinflando por las presiones principalmente económicas que tienen una visión muy cortoplacista sin darse cuenta que se está hipotecando todo el futuro cuando no logras controlar la pandemia".

El domingo pasado Izkia Siches fue reelecta en la presidencia del Colegio Médico con un 51,78% de los votos frente al doctor Renato Acuña. Estará a la cabeza del gremio los próximos tres años. Por eso, dice, descarta ir de constituyente. Eso sí, es parte del movimiento Independientes No Neutrales, donde tiene especial cercanía con la economista Andrea Repetto. En ese debate pretende "establecer el derecho a la salud en la nueva Constitución y que eso venga aparejado con una discusión transversal de cómo eso se materializa en el funcionamiento". En la materia es asesorada por la constitucionalista de la Universidad de Valparaíso Alejandra Zúñiga.

Cuenta que Piñera no la llamó para felicitarla por el triunfo. "No hemos tenido mucha relación con el Presidente, pero ha sido, en general, muy cordial. Pese a las diferencias, nosotros tenemos mucho respeto por la figura de la Presidencia y seguimos con el mejor ánimo de colaborar con el gobierno", añade.

"No lo descarto, pero solamente porque no quiero desdecirme en el futuro. Esto es como la Ley de Murphy: si uno dice 'no voy a ser candidata', termina siendo", dice. Según la última encuesta Cadem tiene un 62% de aprobación, lo que la posiciona como la figura política mejor evaluada. Sus seguidores en Twitter, en tanto, pasaron de cerca de 9 mil pre-pandemia a más de 324 mil.

 

Isabella Luksic: el rol de la socióloga en el grupo empresarial

Isabella Luksic (27) es la mayor de los tres hijos de Jean Paul Luksic, y la primera de la tercera generación de la familia en entrar -con un cargo ejecutivo- a la Fundación del grupo. Socióloga de la Universidad de Brown, su objetivo es medir el impacto de la filantropía.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR