Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Los desafíos que esperan a Benoit de Grave en su regreso a Falabella

Los desafíos que esperan a Benoit de Grave en su regreso a Falabella

Ahora investido como gerente general corporativo de omnicanalidad, el ejecutivo volvió de Ciudad de México para hacerse cargo de la fusión de dos mundos complejos en Falabella: el digital y el físico. Justo cuando hay cambio de CEO, De Grave tuvo la venia del directorio para desplegar su estrategia de hacer conversar, y rápido, estas dos áreas de la retailer.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Sábado 7 de octubre de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-
Un año y 10 meses alcanzó a vivir en Ciudad de México Benoit de Grave. Fue hace un par de meses cuando otra vez lo llamaron desde Santiago de Chile para volver a su casa: Grupo Falabella, donde estuvo entre 2012 y 2021.

Llamadas de directores antiguos y nuevos, así como de altos ejecutivos de la retailer chilena que atraviesa problemas financieros, lo convencieron de asumir el desafío nuevamente, esta vez en un cargo a nivel de grupo y con más poder, como gerente general corporativo de omnicanalidad.

Lo que lo convenció, dicen cercanos a la empresa, es terminar la tarea que comenzó en enero de 2020, cuando asumió como CEO de Falabella.com, y que concluyó en diciembre de 2021, cuando renunció para mudarse a Ciudad de México y convertise en vicepresidente senior de negocios digitales de Grupo Axo, la firma mexicana que en noviembre del año pasado compró a la chilena Komax. 

El gran desafío en su paso por Falabella.com fue hacer conversar el mundo digital con el físico, y con ello mejorar la logística y coordinación, una tarea que el mismo Gaston Bottazzini ha reconocido como algo difícil de lograr en la compañía. Al interior de la empresa siempre hubo reticencia del mundo físico, tanto de las tiendas Falabella, como de Sodimac. Además, estaban en plena pandemia, donde todo se multiplicó por varias veces y los equipos digitales no daban abasto. 

Hoy la situación es distinta. El nuevo presidente, Enrique Ostalé, ha sido claro en transmitir que se requiere trabajar más de forma transversal y menos en “parcelas”, por lo que la conversación y coordinación entre equipos debe ser fundamental. Y en eso, De Grave será clave, porque será él quien lidere la coordinación entre los dos mundos de la centenaria empresa. 

Hay distintas versiones, pero varios concuerdan en que el regreso de Benoit de Grave pasó directamente por el directorio quien dio el visto bueno y no estaría vinculada necesariamente con Bottazzini, que va de salida y cuyo proceso de reemplazo avanza a toda máquina. Según comentan fuentes, hasta ahora todos los candidatos son extranjeros, y podría repetirse que el CEO sea un argentino. 

Las relaciones de Benoit con Axo quedaron en muy buenos términos y en México entendieron bien que el desafío del ejecutivo en Falabella es enorme, además de que quedaron conformes con el rol que cumplió de liderar la definición e implementación de la estrategia omnicanal del grupo que es especialista en retail fashion. Dejó trazado el camino, justo cuando la firma mexicana está en un agresivo plan de expansión por Latinoamérica. 

 

México, los tacos y los pueblos mágicos

De Grave nació hace 47 años en Lyon, Francia, pero tiene nacionalidad chilena, porque llegó en 1999 a Santiago, y en Chile se casó. A pesar de que habla al menos cuatro idiomas, dicen quienes trabajaron con él en México, que el acento chileno nunca se le fue. 

A lo que sí se acostumbró rápido fue a las comidas en México. Cuentan que se convirtió en un amante de la comida mexicana, eso sí, sin picante. Sobre todo se hizo fanático de los tacos de arrachera, que es como se le dice a la entraña en México, y los de pollo al pastor, que son adobados con una salsa mexicana.

La ida a México fue un proyecto de familia para vivir en otro país, por eso tomaron la oportunidad apenas Axo se le acercó. La idea era vivir fuera antes de que los hijos mayores se fueran a la universidad, dicen en el entorno del ejecutivo, quien ha comentado que su paso por la capital mexicana fue una experiencia profesional y familiar muy positiva.

De los lugares que conoció, le gustaron los más auténticos de la cultura local, como el estado de Oaxaca y San Miguel de Allende, ubicado en Guanajuato a unas cuatro horas de Ciudad de México, y que está catalogado como “pueblo mágico” por sus construcciones y empinadas calles. 

Personas al tanto explican que De Grave fue consultado durante las negociaciones de Axo con Komax, de Carlos Alberto Cartoni y Arístides Benavente, por su conocimiento del mercado chileno y de la importancia que tenía la comercializadora de artículos de vestir en Chile, Perú y Uruguay. 
 

Las tareas en Falabella

Cuentan al interior de la empresa que no todos tomaron bien el regreso de Benoit. Varios le achacan que fue él quien más empujó, junto con Bottazzini, la unión de todos los sitios web en Falabella.com al estilo de un marketplace, “apagando” los sitios de Sodimac, Tottus, Lino y Falabella Retail, cuya estrategia no fue exitosa, y ahora la empresa dio marcha atrás, volviendo a “encender” cada sitio. 

Benoit de Grave, justamente liderará ese camino de volver a las páginas originales, pero todas con la estrategia clara de omnicanalidad: simplificar y potenciar la propuesta de valor al cliente, volviendo a lo “medular”, es decir, impulsar la venta y fomentar el trabajo transversal en equipo.

También buscará potenciar el negocio de Marketplace, lo que es una prioridad en la estrategia físico-digital de Falabella. La creación de esa gerencia apunta a potenciar dicha estrategia. Esto responde a poder generar una oferta de valor omnicanal potente de cara a los clientes. Además, se busca aprovechar al máximo las capacidades conjuntas; potenciar la omnicanalidad; la propuesta de marcas y rentabilizar el ecosistema digital.

Conocido por trabajar bien en equipos, aunque exigente en los detalles, Benoit de Grave trabajará con Francisco Irarrázaval, gerente general de Falabella Retail; con quien lo reemplazó, Jaime Ramírez, ahora gerente general de Falabella.com; y con Rodrigo Albarrán, gerente Home Delivery Corporativo de Falabella. 

Diana Aurenque y qué ve una filósofa cuando mira a Chile: “Hay que rehabilitar los modales”

Durante la pandemia apareció en la prensa hablando de la mirada filosófica a la muerte. También empezó a escribir columnas gatilladas por la contingencia. Ha publicado libros y acaba de firmar contrato con Penguin Random House para escribir uno sobre el amor, que se publicará en 2025. “A mí me encanta la divulgación. Ahí partió la filosofía, Sócrates en el ágora pública cuestionándolo todo”, explica en esta entrevista donde analiza el país que la rodea.

Rob Riemen: “Ninguna inteligencia artificial, ninguna máquina podrá jamás reemplazar el alma humana”

De visita en Chile, el pensador holandés -que acaba de publicar su último libro “El arte de ser humanos”- discute sobre las principales tensiones del mundo contemporáneo. Dice que ha ganado la “estupidez” y responsabiliza a las grandes universidades. También, alerta sobre las redes sociales y las vincula a la alegoría de la caverna de Platón. “Vivimos en un mundo de cifras, de cantidad, de cuál es el mayor número”, advierte. Sobre Estados Unidos, es taxativo: “Ahora sus ciudadanos tienen que elegir entre un criminal convicto o un hombre de 81 años”.

Atún, pádel y el primer vino de Rapa Nui: La vida de Matías Platovsky

El nieto de Milan Platovsky e hijo de Daniel Platovsky lleva casi dos décadas radicado en la isla. Un día decidió seguir su propio camino, renunció a Mellafe y Salas y tras ser guía de turismo e instructor de buceo, armó su vida con una isleña y emprendió diversos negocios, como una tienda de ropa outdoor y una distribuidora horeca. ¿Uno de los últimos? “Estamos haciendo el primer vino de la Isla de Pascua: Manutahi”, revela.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR