Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

La historia detrás de la ratificación de Matías Cox como secretario ejecutivo de la Convención Constituyente

La historia detrás de la ratificación de Matías Cox como secretario ejecutivo de la Convención Constituyente

Por: Equipo DF MAS | Publicado: Viernes 25 de febrero de 2022 a las 10:40
  • T+
  • T-

Fue hace dos semanas cuando el abogado de la Universidad Andrés Bello, Matías Cox (39), mientras estaba en su oficina, en el tercer piso del Palacio Pereira, recibió un WhatsApp: el futuro ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, le escribió un mensaje diciéndole que quería conversar con él. Era la primera vez que hablaban.

Durante el diálogo telefónico Jackson le comentó que le gustaría que continuara trabajando como secretario ejecutivo de la Convención Constituyente -cargo que depende del ministerio que Jackson encabezará- durante la administración del presidente electo Gabriel Boric. Cox, comentan de su entorno, sorprendido por el ofrecimiento, aceptó de inmediato.

“Estoy feliz de asumir el desafío, y de cerrar la puerta por fuera a esta tarea”, ha señalado a su equipo. Y se lo comentó a sus actuales jefes, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa y el subsecretario Máximo Pávez. No supo más del asunto hasta este lunes 21 de febrero, día en que Ossa y Jackson se reunieron en La Moneda, tal como lo han hecho los otros ministerios, para entregar la información y antecedentes de la cartera, previo al cambio de mando, el 11 de marzo.

Tras el encuentro, del equipo de Cox le comentaron: “estás en la prensa”. “El tema que más destacaron los medios, fue su ratificación en el cargo. No es habitual mantener a funcionarios de gobiernos anteriores en puestos como este, pues en rigor, hoy el es un hombre del gobierno de Piñera”, relata una persona de la CC.

Para Cox también fue una sorpresa haber llegado a encabezar este rol, hace 7 meses. La historia parte en agosto de 2019, cuando era jefe de la unidad jurídico administrativa del ministerio de Energía, y postuló a una vacante para ser fiscal en la Segpres. Y quedó. Cuando esa cartera comenzó a trabajar en la preparación de la futura Convención, Cox se encargó de las licitaciones y presupuestos.

“No es una persona política, es independiente, no tiene redes en el gobierno”, añaden de su entorno.

Su rol en la Convención

El día de la ceremonia de inicio, el 4 de julio del 2020, el entonces secretario ejecutivo, Francisco Encina le pidió apoyo, y le encargó la repartición de carpetas a los constituyentes.

Cuando empezó el desorden -convencionales pedían el retiro de Carabineros-, no había miembros del gobierno para mediar en ese momento, entonces él participó en el control del caos junto a Encina: armaron grupos, algunos fueron a la calle a revisar la salida de Carabineros, otros a llamar a los convencionales que se habían ido, y, en paralelo, coordinar con Carmen Gloria Valladares la suspensión de la sesión por una hora.

Jamás sospechó que un mes después, Ossa -tras la salida de Encina, y luego, de Catalina Parot- le pidiera asumir este cargo. “No es una persona política, es independiente, no tiene redes en el gobierno”, añaden de su entorno. Empezó su carrera en Piñera 1 como coordinador de Sercotec, luego asumió como abogado de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile, y durante Bachelet 2, trabajó en Energía donde se quedó hasta que se trasladó a la Segpres. “Era un funcionario público, conocía a los ministros, pero no trabajaba directamente con ellos”, cuenta una persona del gobierno.

Su misión en la Convención es que todo funcione, desde las transmisiones entre las cuatro salas y el pleno, hasta que haya café y papel en las impresoras y que se cumplan las asignaciones a los asesores.

“Era un funcionario público, conocía a los ministros, pero no trabajaba directamente con ellos”, cuenta una persona del gobierno.

A Boric lo ha visto una vez -cuando el presidente electo visitó el pleno, evento que él debió organizar- y se le suele ver compartiendo con los convencionales cerca de la carpa: con Jaime Bassa, Pedro Muñoz, Tomás Laibe, María José Oyarzún, entre otros. De la derecha, con Rocío Cantuarias, con Martín Arrau, Eduardo Cretton.

A la nueva administración la está aún conociendo, “están en fase de pololeo”, grafican de su entorno. “Sus jefes, son del gobierno, pero ha creado tal vínculo con la Convención, que algunos le dicen en broma, que parece ser más de ‘este equipo’”, relatan desde ahí. “Intenta ser un enlace entre ambos sectores”, añade otro.

Quienes lo conocen dicen que políticamente, es “de color amarillo”, que ha votado tanto por Piñera como por Bachelet, y que pese a que varios le preguntan por “otros Cox” abogados, él no es pariente -al menos no cercano-, de ninguno. Es el cuarto de ocho hermanos, hijo de madre argentina, creció entre La Cisterna y El Bosque, donde era vecino de Mario Desbordes, y solía jugar con sus hermanos menores en el barrio. La jornada de Cox -quien tiene tres hijos- parte temprano, y estos días, por las sesiones en el Pleno, se ha extendido hasta tarde.

La estrategia del medio de la CChC para revertir pérdidas y ampliar audiencias

El 6 de mayo pasado Pauta, el medio de la CChC, sufrió un cambio de timón. Ese día salió su jefatura completa y cuatro periodistas. Todo como resultado de una consultoría realizada por el exdirector ejecutivo de TVN, Francisco Guijón, y el exdirector general de CNN, Alejandro Reppening, quien será el nuevo director ejecutivo del medio. El mensaje: la CChC quiere que la radio sea un negocio sin pérdidas y con audiencias más amplias.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR