Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Tres pasos claves para ordenarte y evitar el sobreendeudamiento

Tres pasos claves para ordenarte y evitar el sobreendeudamiento

Aunque el crecimiento de la deuda de los hogares chilenos se frenó el año pasado, la crisis del Covid ha elevado la vulnerabilidad de las familias, así como el temor a no poder responder a las obligaciones financieras

Por: Fernando Vega | Publicado: Jueves 22 de julio de 2021 a las 14:59
  • T+
  • T-

De acuerdo al informe de las Cuentas Nacionales 2020 del Banco Central la deuda de los hogares chilenos está constituida principalmente por créditos para la vivienda, préstamos de consumo y casas comerciales, aseguradoras, cajas de compensación, entre otros. Si estás pensando en conseguir un crédito, pero tienes miedo a sobrepasar tu capacidad de pago existen algunos consejos claves para ordenarte y evitar el sobre-endeudamiento

Lo primero es un número mágico: lo ideal es que la suma de todas las cuotas de préstamos y/o tarjetas que pagas mes a mes no exceda el 15% de tus ingresos. Debes excluir de esa cuenta el dividendo o arriendo que por lo general se lleva el 25% o 30% de tu sueldo.

Si con tus ingresos no alcanzas a cubrir totalmente esas obligaciones y además estás con problemas para afrontar los gastos básicos de consumo para mantenerte (alimentación, transporte, luz, agua, gas, telefonía, internet, entre otros) entonces estás con un problema de sobreendeudamiento.

Salir de ese estado es posible, muchas veces con un ordenamiento básico de gastos y prioridades, renegocaciones o venta de activos.

1 Jerarquiza

Ordena tus deudas por urgencia o tamaño y luego empieza a revisar su interés. Eso es clave, porque generalmente, cuando se tienen muchas obligaciones es difícil identificar cuál es indispensable de priorizar por vencimientos o por precios.

Enfócate también en las más pequeñas, a veces hay algunas que pueden saldarse rápidamente o antes.

Y así empiezas a rebajar tu carga.

“Consolida deuda. Dado el actual escenario de tasas de interés bajas refinancia la deuda contraída a mayores tasas de interés, fijándote siempre en la carga del crédito en forma anual. El escenario de bajos tipos de interés desaparecerá al mismo ritmo que la economía mundial se recupera. También reduce una exposición innecesaria a la banca”, dice Alejandro Torres, académico de la escuela de Auditoría de la Universidad de Valparaíso. 

2 Sigue tu presupuesto

Esto significa tomar conciencia de tus ingresos y gastos. Jerarquiza las necesidades y luego prioriza. Esto te permitirá  elaborar un presupuesto simple, realista y a la mano para ir evaluando qué pagar primero o si es necesario renegociar. Esto también te ayudará a tener mayor certeza sobre tu disponibilidad de dinero en caso de imprevistos.

Por ejemplo, si estás pensando en tomar un crédito, agrega a la cuenta de tus gastos el valor de la cuota. Puedes usar los simuladores de préstamos de la banca para tener mayor claridad y así verificar si serás capaz de pagar y en qué plazo.

“Incluso si las deudas son muy apremiantes y cada día cuesta más hacer los pagos mínimos, se puede evaluar la venta de algún activo para poder hacer un pago grande y enfrentar la situación”, afirma, Francisco Errandonea, socio de Soy Focus. 

3 Solo una tarjeta de crédito

Un problema común del endeudamiento en Chile son las múltiples fuentes de crédito con intereses muy diferentes: no cuesta lo mismo la tarjeta del banco donde eres cliente que la de una casa comercial que abriste para aprovechar una promoción irresistible. Aquí los expertos coinciden una y otra vez en que hay que cotizar sí o sí antes de decidir con cuál quedarse. Por que el consejo es tener solo una.

“Hay que fijarse en la Carga Anual Equivalente, CAE, y el Costo Total del Crédito, que es un indicador que permite la comparación entre las distintas alternativas que se ofrecen, lo que nos indica que en un mismo plazo y sobre un mismo monto, siempre será más barato el crédito que tenga la CAE más baja y costo total del crédito menor”, explica Augusto Ruiz-Tagle, cofundador de Destácame.

Errandonea, de SoyFocus añade que es recomendable tener una sola fuente de crédito y si se está muy endeudado es fundamental no seguir usándola y tratar de hacer por lo menos pagos parciales. “La meta es saldar la deuda y si se sigue comprando con la tarjeta, aunque sea a varios meses sin intereses, esta se incrementará”, advierte.

Invertir en sostenibilidad: tres pasos clave

Las inversiones en empresas que operan bajo criterios ambientales, sociales y de gobernanza o ESG crecen en todo el mundo, en medio de la pandemia y la crisis climática. En Chile se puede invertir directamente en acciones y fondos bajo estas premisas. Los montos dependen de cada activo o entidad financiera.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR