Click acá para ir directamente al contenido

Hablemos de

Mujeres programadoras: Tras los pasos de Ada Lovelace

Mujeres programadoras: Tras los pasos de Ada Lovelace

Cuando en 2016 Fundación Kodea partió con un programa de reconversión laboral pionero para iniciar a las mujeres en el mundo de la programación. Sabían que se trataba de una oportunidad, pero no imaginaron que crecería tanto. Con el éxito logrado, la iniciativa escaló: para finales de este año calculan que habrán entregado 13 mil becas Talento Digital.

Por: Pamela Fierro | Publicado: Viernes 7 de octubre de 2022 a las 10:00
  • T+
  • T-
El primer algoritmo pensado para ser procesado por una máquina fue creado por la matemática inglesa Ada Lovelace (1815-1852). La hija del poeta Lord Byron y de la matemática Anna Isabella Noel Byron, en plena época victoriana intuyó la capacidad de los ordenadores para ir más allá de los simples cálculos numéricos.

Si Ada fue la mentora, ¿Por qué el espacio digital que todos habitamos extensas horas al día está siendo construido por hombres?

Conscientes de la brecha tecnológica, en 2016 Fundación Kodea impulsó una iniciativa pionera en la industria TI: “Mujeres programadoras”, que buscaba mayor diversidad y suplir la escasez de profesionales para el mundo digital, pues el déficit de capital humano preparado para soportar la transformación digital de los sectores productivos en Chile llegaba al 25% anual.  

“Se nos dijo mucho que no había interés de las mujeres por la tecnología y que era probable que no resultara”, recuerda Mónica Retamal, directora ejecutiva de Fundación Kodea. Sin embargo, los resultados de la primera convocatoria sepultaron las dudas. Postularon más de 1.100 mujeres para 100 cupos y con el tiempo el proyecto se amplió.
 

De ellas a todos

Cuando partieron con el programa, Fundación Kodea lo hizo de la mano de Becas Capital Humano y Corfo. Su segunda versión contó con el respaldo de JPMorgan Chase Foundation y en su tercera versión, llamada Mujeres Programadoras Quilicura, tuvo un foco territorial y contó con el apoyo de Google y de la Municipalidad de dicha comuna. Con estas tres versiones más de 300 mujeres se reconvirtieron laboralmente.

Luego se realizaron entrenamientos enfocados en mujeres, como las becas de Talento Digital, en la que más de 40 mujeres se especializaron el lenguaje Android.

Mujeres programadoras cumplió su ciclo y su éxito iluminó una política pública: “Talento Digital para Chile”, que partió en 2019 y que se ha extendido por cuatro años para reconvertir a 16.000 personas.

Talento Digital es la única iniciativa país (público - privada) que integra a las empresas, instituciones de formación y gobierno para desarrollar nuevas capacidades de las personas, en sintonía con las demandas de la economía digital.

Si bien la ejecutan Fundación Chile y Fundación Kodea, está conformada desde el Ministerio de Hacienda hasta la CPC. Se inspiraron en el modelo internacional New York Tech Talent Pipeline y se realiza a través de un bootcamp donde la formación toma un período aproximado de seis meses y sus estudiantes desarrollan habilidades desde el primer día. 

“Nuestra meta en Kodea es que la industria digital sea lo más inclusiva posible y desde el punto de vista de los números a inicios de 2022 tenemos de 8.500 alumnos formados en los perfiles más demandados del mercado, cerca del 36% del total de egresados y egresados son mujeres y más del 50% del total de egresados y egresados se encuentra trabajando, detalla Mónica.

Uno de los casos de éxito es el de la esteticista integral Marcela Arratia. “Muchas personas me dijeron que no iba a ser capaz, pero me di cuenta que sí. Con harto esfuerzo, trabajo y teclado, gracias a los bootcamp he logrado eso”. Hoy es desarrolladora web.

“Lo que me gusta de la información es que nos entrega herramientas para poder ayudar al usuario, el haber hecho una aplicación para mujeres abusadas en la calle fue lo que me apasionó. Si uno quiere hacerlo se logra, no importa la edad”, asegura Marcela. 

Hacia fines de 2022 con Talento Digital esperamos haber entregado 13 mil becas en esta primera etapa para luego escalar y replicar, siempre apuntando a los perfiles digitales más demandados de la industria”, agrega Mónica.

El interés por programar va creciendo. Hoy el 54% de los estudiantes de Talento Digital tienen entre 26 y 35 años; el 35% corresponde a mujeres; casi un 60% cuenta con inglés avanzado-intermedio (autoevaluado); 70% tiene educación superior completa, 14% sin estudios superiores y el 61% pertenece al 60% más vulnerable.




Un cambio en 180º


Cuando Leslie Herrera (31 años) salió del colegio optó por Ingeniería Comercial, sin saber a ciencia cierta de qué se trataba, pero esperaba contar con una alta empleabilidad. Entró a trabajar a la banca en el área de créditos. Pero los tacos, el uniforme, y las labores que desempeñaba no la satisfacían.

Con la pandemia, pasó a engrosar la lista de desempleados en el país. “Para mí estuvo bien porque no estaba contenta en esa área. Entonces, mi hermana y una sobrina que estaban enfocadas en la informática le hablaron de las becas Talento Digital donde podía estudiar programación”, relata.

Con algunas dudas postuló, se adjudicó la beca y con el encierro participó de los bootcamp. Se abrió a un mundo nuevo que sí le gustaba y que la cautivó por su dinamismo, hacer cosas nuevas todo el tiempo no tenía parangón. Comenzó en marzo y en octubre ya estaba con trabajo. “Fue un cambio de 180º”, reconoce feliz.

Desde entonces no ha parado. Actualmente se desempeña como desarrolladora en Cencosud, y aunque aún es un nicho de hombres, siente que hay que alentar a más mujeres en este ámbito. Recuerda que cuando niña veía la tecnología como algo muy lejano y hoy quiere que las nuevas generaciones rompan esa barrera. Por ello, es voluntaria de Technovation Girls Chile, donde enseña a las niñas a programar. Y también participará como mentora en Desafío Latam.
“Las chicas desde muy pequeñas abandonan el área de las STEAM, no las consideran dentro de sus posibilidades y es importante que haya más mujeres en el mundo de la tecnología, porque es bueno tener la visión de todo tipo de personas”, asegura. 



¿Qué hace un programador?

Magia. Codifican, limpian, protegen y diseñan programas informáticos a través de código fuente. O sea, dan especificaciones técnicas a la máquina. Están quienes crean soluciones dentro de las empresas a problemas establecidos y quienes desarrollan programas y/o aplicaciones desde cero. Creatividad pura.

Urbanya, el barrio del grupo Santa Cruz en Pudahuel prepara su Estudio de Impacto Ambiental

Antes de fin de año ingresará al Servicio de Estudios de Impacto Ambiental, SEIA, el Proyecto de Desarrollo Urbano Condicionado (PDUC) Urbanya. Una iniciativa que viene fraguando el grupo Santa Cruz desde hace 20 años y que promete ampliar el radio urbano de la ciudad en 224 hectáreas. Incluirá 1.200 viviendas, un centro industrial logístico y un parque del tamaño del cerro Santa Lucía.

Las plagas de las que se hablará en Egipto en la COP 27

¿Esta el mundo muy ocupado para enfrentar el cambio climático? Lo sabremos a partir de este domingo con la inauguración de la COP 27, cumbre climática en la que la ministra de Medio Ambiente chilena, Maisa Rojas, tendrá una misión especialmente delicada.

Torre Villavicencio: el histórico edificio que no encuentra su nuevo rumbo

Está vacía desde 2017 e inhabitada desde 2018. A partir de entonces, la torre -construida bajo encargo de Salvador Allende en 1971- ha coqueteado con distintos proyectos que pretendieron recuperarla, pero ninguna de las iniciativas prosperó: el costo, el estallido social, la pandemia y los cambios de mando fueron algunos de los factores. Ahora los ojos de este gobierno están puestos en darle un uso definitivo a este renombrado inmueble y habilitarlo -según dicen- como un “espacio para las culturas”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR