Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Cambio de logo, últimos directorios y más foco en Te Apoyamos: los pasos en el retiro de Andrónico Luksic

Cambio de logo, últimos directorios y más foco en Te Apoyamos: los pasos en el retiro de Andrónico Luksic

Este jueves fue el último directorio, en el Banco de Chile, luego de su anunciado retiro de seis compañías del grupo. Se conectó por una hora para agradecer y luego la sesión continuó ya sin él. No ha habido cenas ni celebraciones. Sí en noviembre, el encuentro de todo el clan Luksic, de la segunda y tercera generación, al que asistieron Pablo Granifo, Francisco Pérez Mackenna, e Iván Arriagada. El viernes 29 Andrónico Luksic dejó Quiñenco definitivamente.

Por: Azucena González | Publicado: Sábado 30 de diciembre de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-
“Más que un cambio es una evolución (…) Las empresas deben ir abriendo caminos y adaptándose. Estamos dando un paso importante para que nuestra imagen transmita lo que hacemos hoy”, escribió el 11 de diciembre en una comunicación, Francisco Pérez Mackenna, el gerente general de Quiñenco, mientras presentaba un nuevo logo e imagen corporativa de esta sociedad, el holding industrial del grupo Luksic.

Y aunque era un proyecto cuyo germen venía de fines de 2022, la concreción de este cambio -tras 25 años con la anterior imagen-, coincidió y ocurrió a días de que se materializara otro cambio de enorme trascendencia para este conglomerado empresarial: el retiro de Andrónico Luksic Craig, 69 años, de seis compañías señeras del grupo, desde este viernes 29 de diciembre.

Sobrios, sin despedidas, cenas, ni celebraciones, han sido los últimos días de trabajo de Andrónico Luksic, quien este jueves en particular vivió su último directorio, que fue el del Banco de Chile, luego de que este año, en septiembre, se anunciara este hito en torno a su decisión de dar un paso al costado de la primera línea directiva del grupo. 

Así, en el último día hábil del año quedaron oficializadas las nuevas mesas con los nuevos integrantes en Quiñenco, Invexans, CCU, LQIF, Banco de Chile y Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV).  

Un cambio de etapa, de alejarse del día a día, de “bajar flaps”, grafican en su entorno, y en que ha recibido en su casa a varios gerentes en este traspaso de mando, que ha vivenciado en Chile, pues coincidió además con el período del reciente plebiscito, en el que votó en Villa O’Higgins.
 

La ruta de los últimos directorios

Sucesivamente han ido ocurriendo los últimos directorios que Luksic integraba. El final ocurrió este jueves, el del emblemático Banco de Chile, donde Luksic nunca quiso ocupar la presidencia, sino la vicepresidencia.

Corresponde a un área de negocios de especial relevancia para el empresario, dado el empuje que desde los años ‘80 el grupo, y particularmente Andrónico Luksic, le ha puesto al negocio bancario: primero con el Banco O’Higgins, luego Banco Santiago, Banco Edwards y finalmente en 2001 con el control del Banco de Chile, donde será reemplazado por Francisco Pérez Mackenna.
En la Fundacion Te Apoyamos, junto con un alza del presupuesto, pidió presencialidad y terreno al menos una vez a la semana, catastrar comunas vulnerables, y ya está en agenda uno de los primeros proyectos para 2024, en Hornitos.
El directorio partió a las 2 pm. Luksic se conectó vía remota por una hora a la sesión de la mesa del banco, durante la cual se dio todo el tiempo para agradecer: a los socios, a los directores actuales, a los que alguna vez fueron directores del banco, a los equipos en general del banco -en un tono visiblemente emotivo y emocionado para el empresario-, a lo que siguieron, a su vez, los agradecimientos de sus pares de la mesa. Y luego se desconectó, prosiguiendo la reunion ya sin él.

Antes, el jueves 7 de diciembre había ocurrido otro directorio emblema, el de Quiñenco, al que Luksic se conectó también virtualmente y se despidió. Allí en turnos, cada integrante que no fueran miembros de la familia -ahí cohabitan su hermano Jean-Paul Luksic, su hijo Andrónico Luksic Lederer y su sobrino Nicolás Luksic Puga- fueron expresando palabras de gratitud, agradeciéndole la oportunidad de haber trabajado con él, y la confianza entregada.

“No hubo nadie que no hablara”, dicen cercanos, quienes explican que más allá de la formalidad, el tono era el del fin de una etapa y el principio de la retirada de la segunda generación. El debut en esta mesa de Quiñenco, como presidente, de Pablo Granifo está agendado para este 4 de enero.

En Sud Americana de Vapores el directorio fue el viernes 15 de diciembre.
 

El encuentro familiar en noviembre

Antes, en noviembre, tuvo lugar el encuentro familiar que tradicionalmente reúne a todos los integrantes de la segunda y tercera generación Luksic (que ya suma 20 integrantes). Y si bien se trata de un encuentro periódico, anual, este año tuvo la particularidad de coincidir con esta transición en los negocios.

Desarrollado en el Valle de Elqui, allí asistieron ejecutivos claves del grupo externos a la familia, que están transitando a nuevos roles: Pablo Granifo (como presidente de Quiñenco) y Francisco Pérez Mackenna (como vicepresidente de Banco de Chile), junto a Iván Arriagada, este último del ala minera del grupo (CEO de Antofagasta PLC). 
 

Al menos una vez a la semana ir a terreno con su fundación

En el entorno del empresario explican que hoy uno de sus focos más inmediatos está en potenciar el trabajo de la Fundación Te Apoyamos, de reciente creación hace poco más de un año, que depende directamente de él -es autónoma de la Fundación Luksic, que es la entidad familiar-, y cuyos proyectos financiados mayoritariamente por el empresario, que se traducen en entrega de bienes o servicios, buscan dar respuestas más inmediatas, rápidas y flexibles ante diversas realidades definidas como de alta complejidad o urgencia, y que se le presentaron mucho a través de Twitter en su inicio.

“Está intensificando mucho la presencia y actividad de esa fundación”, dicen cercanos al empresario.

El último año, la fundación ejecutó proyectos por unos $ 3.500 millones y para el 2024, Andrónico Luksic subió la vara y apunta a unos $ 4.500 millones. Y más allá de los recursos monetarios involucrados, afirman testigos, pidió presencialidad, y que al menos una vez a la semana haya trabajo en terreno, catastrar las comunas más vulnerables -sobre todo en el contexto económico país-, y cubrir todas las regiones. 
 
En ese marco, a través de la fundación, acaba de entregar un mamógrafo en Cochrane y en lo inmediato para enero, tiene priorizado otro proyecto en el norte, en Hornitos, con la inauguración de paneles solares proporcionados a pescadores que no tenían electricidad, lo que está agendado para el 11 de enero, en un aporte en que también participa la familia, no sólo Andrónico Luksic, por lo simbólico del lugar para el clan.
 

Invitación de trabajadores

No en todas las compañías del grupo la realidad es la misma, pero al menos en CCU, tras el anuncio hecho en septiembre de su retiro, la Federación Nacional de Sindicatos lo invitó especialmente al último “ampliado”, realizado en octubre, pero por problemas de agenda -estaba fuera de Chile- Luksic les respondió indicando que no podía asistir. Lo que no obsta que incluso aunque esté fuera del cargo, en esta vereda sindical esperan la oportunidad de una conversación.

“Creemos que tenemos que cerrar ese ciclo”, dice el presidente de la entidad, Rodrigo Oyarzún, quien añade que la relación entre el empresario y los trabajadores fue bastante fluida, a pesar de las diferencias y roles, con un estilo de conducción del empresario de reuniones un par de veces al año, de manera presencial con las organizaciones sindicales, donde acostumbraban a discutir actualidad y temas país, así como sobre la situación de los trabajadores y apertura de conversar sin ninguna restricción.

“Valoramos mucho eso, que luego de la llegada de Andrónico Luksic al directorio se fue construyendo esa impronta de conversación y diálogo directo que valoramos mucho. Esperamos que se siga manteniendo con la llegada de Francisco Pérez Mackenna”, dice el dirigente sindical.

Tras el directorio del Banco de Chile, Andrónico Luksic probablemente partiría al Valle de Elqui, a pasar el Año Nuevo, como acostumbra a hacerlo en estos últimos años. 

Diana Aurenque y qué ve una filósofa cuando mira a Chile: “Hay que rehabilitar los modales”

Durante la pandemia apareció en la prensa hablando de la mirada filosófica a la muerte. También empezó a escribir columnas gatilladas por la contingencia. Ha publicado libros y acaba de firmar contrato con Penguin Random House para escribir uno sobre el amor, que se publicará en 2025. “A mí me encanta la divulgación. Ahí partió la filosofía, Sócrates en el ágora pública cuestionándolo todo”, explica en esta entrevista donde analiza el país que la rodea.

Rob Riemen: “Ninguna inteligencia artificial, ninguna máquina podrá jamás reemplazar el alma humana”

De visita en Chile, el pensador holandés -que acaba de publicar su último libro “El arte de ser humanos”- discute sobre las principales tensiones del mundo contemporáneo. Dice que ha ganado la “estupidez” y responsabiliza a las grandes universidades. También, alerta sobre las redes sociales y las vincula a la alegoría de la caverna de Platón. “Vivimos en un mundo de cifras, de cantidad, de cuál es el mayor número”, advierte. Sobre Estados Unidos, es taxativo: “Ahora sus ciudadanos tienen que elegir entre un criminal convicto o un hombre de 81 años”.

Atún, pádel y el primer vino de Rapa Nui: La vida de Matías Platovsky

El nieto de Milan Platovsky e hijo de Daniel Platovsky lleva casi dos décadas radicado en la isla. Un día decidió seguir su propio camino, renunció a Mellafe y Salas y tras ser guía de turismo e instructor de buceo, armó su vida con una isleña y emprendió diversos negocios, como una tienda de ropa outdoor y una distribuidora horeca. ¿Uno de los últimos? “Estamos haciendo el primer vino de la Isla de Pascua: Manutahi”, revela.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR