Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

El poder de la subsecretaria Katherine Martorell en La Moneda

El poder de la subsecretaria Katherine Martorell en La Moneda

La subsecretaria de Prevención del Delito es la cara visible de la fiscalización y control de la pandemia. Hace unas semanas desechó la posibilidad de ser constituyente porque quiere terminar su ciclo en el gobierno de Sebastián Piñera, en el que se ha empoderado visiblemente.

Por: Isabel Ovalle | Publicado: Domingo 17 de enero de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Tal como ya lo han obtenido miles de residentes en Chile, Katherine Martorell se prepara para los próximos días iniciar el trámite para obtener el permiso de vacaciones a través de la Comisaría Virtual. La última vez que la subsecretaria de Prevención del Delito se tomó un día libre fue en marzo de 2019. Y, es la única de las funcionarias de primera línea del Ministerio del Interior que, tras cuatro cambios en la cartera, se ha mantenido en el equipo desde el 11 de marzo de 2018.

Quienes trabajan con ella dicen que la abogada suele repetir que no tiene miedo. Que no tuvo miedo la noche del martes 12 de enero cuando Myriam, la sargento de Carabineros que la acompaña a diario y el conductor de su vehículo fueron interceptados por tres sujetos en la Costanera Norte luego de que la dejaran en su domicilio en Vitacura. La uniformada disparó al menos ocho veces contra el grupo, que huyó de inmediato. "Nunca se ha sentido amenazada, incluso cuando ha tenido que participar en fiscalizaciones muy peligrosas", dice uno de los miembros de su gabinete. Tampoco le teme a las críticas, añade la misma persona.

El lunes 11 de enero, en medio del balance del Ministerio de Salud -donde se anunciaron nuevas modificaciones al Plan Paso a Paso (y el retroceso de 25 comunas a Fase 1)-, la subsecretaria no ocultó molestia al remarcar que en Zapallar aumentaron los casos de contagios en un 307%. "Si alguien se muere, ya saben a quién ir a preguntar", señaló en el punto de prensa aludiendo a las fiestas clandestinas que se organizaron durante el año Nuevo en ese balneario de la V Región y cuyos videos y audios se convirtieron en viral.

"Se ha empoderado enormemente en este gobierno", aseguran desde La Moneda.

La primera aparición pública de la abogada de la Universidad de Chile en el contexto de la pandemia producto del Covid-19 fue a mediados de marzo del 2020 por solicitud de la entonces vocera de gobierno, Karla Rubilar. La Ministra Secretaria General de la Presidencia, con quien tiene una relación de amistad, vio en la subsecretaria un potencial político y una voz firme para dirigirse al país, explicar el sistema de cuarentenas y las sanciones asociadas a su incumplimiento. Esa intervención hizo que el Presidente la llamara para que se sumara a partir de ese día al Comité Intersectorial por el Covid-19 que desde entonces se reúne todos los lunes, jueves y domingos.

Desde el 18-O venía liderando las distintas medidas restrictivas por los toques de queda y fue ella quien implementó la plataforma "Comisaría Virtual" para facilitar la solicitud de permisos que se requerían durante; primero, el estado de excepción; y luego, la cuarentena. "Nadie confiaba mucho que el sistema fuera a funcionar, de hecho, la molestaban harto", asegura una fuente del ministerio del Interior.

La tecnología -elemento que Martorell vio como una oportunidad para implementar en todos los procesos de su área- tuvo resultados: a la fecha se han realizado más de 500 millones de trámites online, aunque el sistema ha presentado varias fallas. Eso y haber encabezado la redacción de los instructivos respecto a qué sería, según la ley, delito sanitario le valió el respeto del equipo que luego enfrentaría la pandemia. Y también, el ser la única "sobreviviente" de la era de Andrés Chadwick, sin contar con los movimientos internos de asesores y funcionarios.

"La Kathy entró al ministerio a hacerse cargo de la seguridad, que siempre fue un tema de hombres. Su capacidad de aprendizaje y adaptación le han valido el respeto del Presidente, ministros y las fuerzas de orden. Su carácter y don de mando le permiten pararse de igual a igual con todos", señala a DF MAS el ex subsecretario de Interior Rodrigo Ubilla.

"Ella conoce al dedillo el funcionamiento interno del ministerio, sólo necesitó de un empujoncito para que volara y creo que no me equivoqué", añade Rubilar.

Martorell tiene una relación fluida con Carabineros, fuerzas del orden y los municipios. "Anda sin rodeos, conoce la calle y es eficiente en darnos respuestas a los alcaldes quienes no tenemos facultades en materia de seguridad. Definitivamente es un gran aporte", señala el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN) con quien habla dos a tres veces por semana.

Con Carolina Leitao, alcaldesa democratacristiana de Peñalolén le ha tocado trabajar en conjunto en temas de narcotráfico y últimamente en el uso prohibido de fuegos artificiales. "Yo distingo lo que es la subsecretaría como instutición de Katherine con quien he trabajado de manera fluída. Contesta el teléfono a toda hora y esa disponibilidad, que es de ella, insisto, se agradece", señala Leitao.

No le sucedió lo mismo con Rodrigo García (PPD), alcalde de Cartagena y presidente de la Asociación de Municipalidades de la provincia, quien el 25 de noviembre pasado tras una reunión que sostuvo la subsecretaria en el marco del cronograma del Plan Integral de Seguridad para la provincia de San Antonio, señaló que la concesión del permiso especial de vacaciones "es una decisión equivocada por parte del Gobierno".

 Imagen foto_00000004

Militante activa de RN, integra el Tribunal Supremo de la colectividad, es cercana al Ministro de RREE, Andrés Allamand y al precandidato presidencial de su partido, Mario Desbordes. También lo fue del ex titular de Interior, Andrés Chadwick a quien ella define como "su mentor político". "Todo lo que he aprendido en política, fue trabajando con el ministro Chadwick", le señaló a un cercano.

Con el Presidente tiene una relación cercana, directa y, según dicen, empatiza con su humor. El ex subsecretario de redes asistenciales, Arturo Zuñiga, con quien trabajó hasta su renuncia, y quien presenció las reuniones entre Martorell y el mandatario, dice que "se nota que hay respeto compartido. Ella interviene las conversaciones y sabe perfectamente qué batallas dar. Prepara sus argumentos y defiende las iniciativas que quiere empujar".

"No cabe duda de que terminará su período en el gobierno, aunque muchos lamentaron que no haya sido constituyente. Probablemente se puede perfilar como cabeza de un ministerio en un próximo gobierno de derecha", esgrime Karla Rubilar.

De su futuro no habla públicamente. A principios de enero aclaró en los medios que desistía de la posibilidad de competir como constituyente. "Lo suyo es la gestión, no le interesa la política ni las discusiones eternas. Tampoco pretende ser diputada", apunta uno de sus asesores. Lo que ella quiere es seguir fiscalizando los delitos sanitarios producto de las infracciones a las medidas del Plan Paso a Paso, y, cerrar el proceso de la querella que hay en su contra por la compra de cámaras de Carabineros en la que se le acusa de favorecer a la firma que finalmente se adjudicó la licitación. En todo caso, no desecha la posibilidad de competir por la alcaldía de Quinta Normal.

"Hay personas que no dimensionan el riesgo que implica juntarse de manera masiva. Se contagian y contagian a sus papás, abuelos y a la gente que trabaja en sus casas. La actitud de 'a mí no me va a pasar nada', me indigna", le dijo Martorell Awad a un cercano esta semana.

La jurista suele poner como ejemplo el que ella no ha podido reunirse -ni ver- a su padre, quien se contagió de coronavirus y estuvo delicado de salud durante el primer semestre. Es él quien hoy cuida su Harley-Davidson (a la que ella llama Leona), porque según ha dicho, no ha tenido suficiente tiempo libre desde octubre del año pasado para practicar dos de sus hobbies preferidos: andar en moto y jugar pool. "Esa disposición al trabajo 24/7 es bien evaluada por el Presidente", indican desde La Moneda.

Con 38 años y soltera, su rutina parte a las 06:30 y a las 08:00 está sentada en La Moneda los días que tiene comité ministerial. Si no, llega a su oficina en el quinto piso del Edificio Bicentenario, donde se ubica en Ministerio de Interior. Del equipo del segundo piso, sus más cercanos son Ignacio Parot (asesor económico de la Presidencia), Alejandra Schuster (jefa de gabinete de la Segpres) y Juan Carlos Ríos (jefe de seguimiento de proyectos de la Presidencia).

Producto de la pandemia ha cultivado relaciones importantes en el Ministerio de Salud especialmente con la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, a quien ella dice admirar y respetar. "Kathy tiene una mezcla de carácter fuerte y personalidad clara con un trato humano que la hace muy querible. Eso la ha ido empoderando de manera muy sólida estos últimos seis meses", señaló Daza a DF MAS. Con el ministro Enrique Paris, hay colaboración mutua.

Todas las mañanas se reúne con su gabinete compuesto por 8 personas -la mayoría mujeres, de las cuales Claudia Del Solar, jefa de gabinete y su mano derecha- donde analizan la agenda del día. Pocas veces se cumple la rutina a rajatabla porque todos los días sucede algún imprevisto; como la balacera del miércoles pasado en Providencia.

A las siete de la tarde vuelve a su escritorio para concluir labores administrativas y revisar su mail, hasta las 21:00, hora en que apagan las luces del edificio. El tiempo que le resta cuando no debe trabajar un fin de semana, lo dedica principalmente a descansar, ver alguna serie (terminó de ver la danesa Borgen y ahora está viendo The West Wing) y estar con su pareja.

Isabella Luksic: el rol de la socióloga en el grupo empresarial

Isabella Luksic (27) es la mayor de los tres hijos de Jean Paul Luksic, y la primera de la tercera generación de la familia en entrar -con un cargo ejecutivo- a la Fundación del grupo. Socióloga de la Universidad de Brown, su objetivo es medir el impacto de la filantropía.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR