Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Arrigoni vs. Jalaff: la batalla por una deuda de US$ 1,5 millones

Arrigoni vs. Jalaff: la batalla por una deuda de US$ 1,5 millones

El 16 de mayo se aprobó disolver el FIP 180 donde participaba Inversiones San Antonio, vinculada a Antonio Jalaff y cuyo principal activo era una participación en Grupo Patio. ¿El efecto? Una firma vinculada a la familia Arrigoni, Juan Antonio Guzmán y Laurence Golborne alega que el deudor ya no tiene bienes para responder por una deuda por US$ 1,5 millones. La defensa de Jalaff dice que la deuda “se encuentra extinguida”.

Por: Azucena González | Publicado: Sábado 22 de junio de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-
Aunque la salida de Antonio Jalaff de la propiedad del Grupo Patio se concretó hace casi tres meses, cuando junto a su hermano Álvaro sellaron su salida, los efectos de esa venta siguen generando secuelas entre acreedores de las deudas que arrastra Antonio Jalaff y sus sociedades.

Garko, que lleva meses entablando acciones para conseguir su cometido, hace un par de semanas -asesorados por el abogado Carlos Cortés- accionó una demanda de liquidación forzosa en contra de Inversiones San Antonio Ltda, representada por Antonio Jalaff. 
 

Disolución de la discordia

En Garko cohabitan tres grupos de socios: la familia Arrigoni como mayoritarios, con cerca del 60%, y luego en partes similares los empresarios Juan Antonio Guzmán y Laurence Golborne, todos también partícipes de Grupo Arrigoni. Garko está enfocada en el área de inversiones, por lo cual testigos indican que entre Garko y Antonio Jalaff nunca hubo una relación de amistad ni cercana, sino que por intermedio de un tercero le aportaron fondos como parte de su giro. 

La deuda de Jalaff surgió por un contrato de crédito, con la consecuente suscripción de un pagaré el 2 de septiembre del 2020, por US$ 1,5 millones. Y el problema se agudizó porque Garko había embargado 496 cuotas sobre el FIP 180, que eran de propiedad de Inversiones San Antonio Limitada. Pero el 16 de mayo pasado, la asamblea de aportantes de este FIP acordó la disolución anticipada del referido fondo, con lo que -a ojos de Garko- desapareció el objeto del embargo, ya no existen las cuotas, y la deudora quedó sin bienes para responder de la obligación.

Según el acta de la asamblea de aportantes, en dicha instancia se propuso la liquidación, dado que el principal activo del mencionado fondo era su participación en Grupo Patio, que fue enajenado. Cercanos a Garko explican que aquel acto fue un balde de agua fría, porque todas sus esperanzas estaban en que por la vía de las cuotas embargadas del FIP lograrían que llegaran recursos. 

La jugada de Garko ahora apunta en otra dirección legal: si logra que se determine la liquidación forzosa de Inversiones San Antonio, podrían emprender una acción para revocar las acciones comerciales emprendidas por Jalaff hasta dos años hacia atrás, si con éstas defraudó a acreedores. Esta acción incluiría la venta que en abril se verificó precisamente de Grupo Patio en que los vendedores fueron el FIP 180 -además de la sociedad Santa Teresita-, y que si bien se pactó en cuotas, la primera ya fue pagada, 50% al contado. 

Desde la defensa de Antonio Jalaff, que comanda el abogado Sebastián Pérez, indicaron que dicha deuda con Garko “se encuentra extinguida”, y citan un acuerdo de transacción firmado el 31 de marzo de 2023 entre Garko e Inversiones San Antonio.

“Cualquier acción de liquidación contraviene este acuerdo y, de ser notificados formalmente, ejerceremos las acciones judiciales pertinentes para hacer valer la extinción de dicha deuda”, dijeron a DF MAS. 

Agregaron que la disolución del FIP 180 se llevó a cabo como parte de una estrategia de reestructuración financiera, “necesaria para reorganizar los activos y cumplir con las obligaciones hacia los acreedores de manera eficiente y transparente”, postuló el abogado.

Pero desde la contraparte insisten en que precisamente aquella transacción citada consistía en que les iban a entregar las cuotas del fondo, lo que no ocurrió. 
 

Más acreedores 

Uno de los argumentos de Garko es que Inversiones San Antonio enfrenta más acciones de cobro, sin que se hayan presentado bienes suficientes para responder de esas deudas. En efecto, en otra instancia, de marzo pasado, Fintrust -firma financiera- acudió a los tribunales con una medida prejudicial preparatoria contra San Antonio.

En ella describió que fue en 2019 cuando Antonio Jalaff tomó contacto con la compañía para solicitar un financiamiento para la sociedad San Antonio, cuyo principal activo era la participación indirecta en Grupo Patio. Jalaff requería financiamiento para aportes de capital que debía realizar en Grupo Patio. 

Según la información patrimonial entregada por Jalaff, sus activos ascendían al 7 de mayo del 2019 a $ 14.392 millones, correspondiendo el 91% a sus derechos en Inversiones San Antonio Limitada, valorada en $ 13.123 millones.

Así las cosas, Fintrust accedió a brindar un financiamiento, y entre los detalles, apuntó a un pagaré suscrito por Inversiones San Antonio, a la orden de Fintrust SpA, por 52.669,14 UF, unos $ 1.948 millones, con vencimiento el 1 de febrero de 2023.

Fintrust manifiesta en su escrito judicial que fruto de una división societaria, se rompió la línea de participación en Grupo Patio, “para así evitar que sus acreedores entorpecieran la venta de Grupo Patio”.

“San Antonio ha enajenado su principal activo, representado por su participación en la sociedad Inversiones Patio SpA”, indicó Fintrust, señalando que perseguirían acciones de nulidad de todos los actos jurídicos destinados a vender, ceder o enajenar las acciones de las que San Antonio era titular en Inversiones Patio, destinados a mermar conscientemente el patrimonio del deudor en perjuicio de Fintrust, privándolo del único activo relevante que le permitiría pagarse el crédito de $ 2 mil millones aproximadamente. Esta causa ha seguido su curso y el 6 de junio el tribunal citó a una audiencia de exhibición. 

Antes, en enero, Banco Itaú ejerció acciones legales contra Antonio Jalaff por un mutuo hipotecario de mayo de 2023, por un importe de UF13.180 -equivalente a unos $ 495 millones de hoy-, constando como garantía una propiedad ubicada en Lo Barnechea.

“La parte ejecutada no ha pagado cuota alguna de la señalada obligación, por lo que se encuentra en mora desde la cuota Nº 1 en adelante”, dice la acción de cobro que busca el embargo. 

Según los últimos documentos judiciales, el banco propuso para el remate del inmueble un mínimo de $ 915 millones. Desde la defensa de Jalaff señalaron que en el caso del Itaú se trata de una deuda que, “como la mayoría, tiene garantías suficientes asociadas, y estamos en una negociación extrajudicial para llegar a un acuerdo”, precisando que, hasta la fecha, no habían recibido notificación formal sobre un remate agendado. Consultado Itaú, no se pronunció para este artículo. 


“Espiral de deudas”
Por escrito, la defensa de Antonio Jalaff dijo a DF MAS que cada deuda está siendo revisada en su mérito, ya que son diferentes y tienen distintos estados de pago, repactación o negociación. Dijeron que había deudas cuyo pago a los acreedores está asociado a instrumentos de mercado y que están, mediante ello, saldadas.

“Sin perjuicio de ello, persisten diferencias con algunos de estos acreedores, las que serán resueltas en las instancias civiles que corresponda ya que tienen contratos e instrumentos públicos asociados”, agregaron, planteando que en algunos casos ha existido la estrategia de las partes de explorar acciones penales para perseguir esas deudas civiles, “pero este mecanismo, aunque vistoso comunicacionalmente, carece de sustento jurídico”.

Asimismo, detallaron la situación con Grupo Patio. Dijeron que a través del fondo de Capital Estructurado de Larraín Vial, Antonio Jalaff aportó el 97,7% de su participación indirecta en el Grupo Patio, aporte que se hizo “a valores rigurosos de mercado a la fecha en que se aportaron las acciones”.

Y dijeron que una parte de su participación se encuentra entregada como garantía real a acreedores como Fintrust, “lo cual se mantiene en el patrimonio y ha sido ofrecido a dicho acreedor”, dijeron.

“Para ponerlo en perspectiva, si se pagaron $ 130 mil millones por el 35% de Patio, a la familia Jalaff le corresponderían $ 65 mil millones. Sin embargo, Antonio Jalaff no ha recibido ningún peso fruto de esa venta, ya que dichos recursos fueron directamente a cubrir deudas. Todo su patrimonio ha sido puesto a disposición de los acreedores, mostrando un nivel de transparencia absoluta y un compromiso total para cumplir con todas sus obligaciones comerciales”, agregaron.

¿El origen del problema? Según expuso el abogado de Jalaff, “la fuente de estas acreencias no es otra que el colapso financiero en el que se vio envuelto Antonio Jalaff a fines de 2021, producto de un shock de deuda y caída de ingresos en sus empresas, vinculado a las crisis de 2019 y 2020, por todos conocidas. Esto, sumado a un conjunto de malas decisiones financieras personales, lo llevó a asumir un espiral de deudas, primero bancarias y luego en circuitos informales con altísimos costos, hasta el punto en que hubo de disponer de todo su patrimonio para saldar y reestructurar dichas deudas”, manifestó, enfatizando que con la ayuda de profesionales, amigos y familiares, “se han organizado diferentes instrumentos para estos fines”.

Los cristales chilenos que llegan a Ave María, al sur de Florida

Dialum, compañía chilena de venta de cristales para la construcción, está silenciosamente levantando una fábrica de 10 mil metros cuadrados en Ave María, un pueblo religioso al sur de Florida, Estados Unidos, fundado por Tom Monaghan, creador de Domino’s Pizza.

Medioambiente, deportes y universidades: los sectores beneficiados por las millonarias donaciones del entrenador de Tabilo

Horacio Matta es chileno, ex alumno del Instituto Nacional y ex jugador de tenis. Hizo poco ruido en las canchas como jugador. sin embargo, ha tenido una exitosa carrera como entrenador: Pasó por la academia de Nick Bollettieri, entrenó a Fernando González y Cristián Garín, y trabajó en UCLA y Stanford. Hoy dirige a Alejandro Tabilo. Pero atrás de las pelotas, raquetas y arcilla, Silenciosamente, ha donado cientos de millones de dólares en Estados Unidos junto a su señora, Anne Grousbeck.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR