Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Celebración en Ipanema y una estrategia de expansión: los detalles del anuncio de fusión entre Compass y Vinci Partners

Celebración en Ipanema y una estrategia de expansión: los detalles del anuncio de fusión entre Compass y Vinci Partners

Será una nueva sociedad que tendrá US$ 50.000 millones bajo administración, acceso a activos alternativos y más de 2.500 clientes. Esos son algunos detalles de la fusión entre la brasileña Vinci Partners y la chilena Compass que se selló esta semana en Río de Janeiro. “Era un fit perfecto”, comenta Jaime Martí, CEO de la firma local.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 9 de marzo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Este jueves, al cierre del mercado, una noticia proveniente de Brasil obligó a los medios chilenos a guardar un espacio en sus ediciones del día siguiente. Compass, fundada por Jaime de la Barra y Manuel José Balbontín en Nueva York en 1995, anunciaba su fusión con la administradora de fondos brasileña Vinci Partners.

Fue una noticia bien valorada por el mercado y que viene a profundizar la industria de activos alternativos local. En conjunto, administrarán US$ 50 mil millones y sumarán más de 2.500 clientes entre institucionales y altos patrimonios. En todos ellos, dicen que solamente hay un nombre que se repite entre ambas firmas.

Había ansiedad, dice el CEO de la firma nacional, Jaime Martí. Es viernes, han pasado menos de 24 horas del anuncio y está sentado en las oficinas de Compass, en el piso 14 de un edificio en Las Condes. Dice que hace más de dos años empezaron las negociaciones con los brasileños, que Vinci se acercó a Balbontín y De la Barra para proponerles una operación de fusión, y que ellos, junto a Martí y el CFO Matías Rodríguez, lideraron las negociaciones.

El gerente general de Compass confiesa que no era primera vez que una firma extranjera se acercaba, pero en esta oportunidad vieron una complementariedad en los negocios muy grande. “Era un fit perfecto”, destaca. Con la noticia, confiesan estar muy entusiasmados. “Ahora hay mucho por hacer”, destaca el ejecutivo.

Esta complementariedad la explica por dos razones: “Por jurisdicción y por base de clientes”. Vinci sólo está presente en Brasil y tiene una oficina de no más de cinco personas en Nueva York para atender clientes globales. Por ende, “no tiene una base de clientes latinoamericanos. Nosotros al revés, somos muy fuertes en Latinoamérica. Y por la parte de productos, ellos son muy firmes en activos alternativos, algo que nosotros hemos querido potenciar en los últimos años, pero que al crecer orgánicamente es muy lento”.

Pasadas las 18:00 del jueves en Chile se entregaron detalles de la transacción a los socios y altos ejecutivos de Compass. Posteriormente, le explicaron a los más de 300 colaboradores alrededor del mundo. Previo al anuncio, se organizó que cada oficina tuviera una champaña para celebrar.

Al mismo tiempo, De la Barra, Balbontín y sus nuevos socios brasileños celebraron en el Río de Janeiro Country Club, frente a la playa de Ipanema.

Nueva estructura
Compass fue valorizado en US$ 160 millones en la operación y la capitalización bursátil de los brasileños es de alrededor de US$ 600 millones. Martí considera que “la valorización fue razonable para ambas partes, basada en los activos de la firma y la trayectoria, porque al final las valorizaciones ven muchas veces el talento que hay detrás de estas organizaciones y no sólo obedece a la generación de recursos”.

Si bien el gobierno corporativo interno de Compass aún no se ha definido, lo que sí se sabe es que De la Barra y Balbontín ocuparán dos asientos en el directorio de esta nueva compañía. Los socios ejecutivos de la firma chilena se quedarán con alrededor de un 20% de la propiedad y -dependiendo de una serie de metas-, podrían acceder a cerca de un 25% de la firma.

El ingeniero comercial de la Universidad de Chile, que ingresó a Compass cuando apenas eran cuatro empleados, detalla que fueron los cariocas los que solicitaron que en la nueva propiedad sólo quedaran los 20 socios ejecutivos. Por esto, se realiza el intercambio de acciones y sale de la sociedad Consorcio, que era dueño de un 15%, y dos socios que hoy no están activos en la empresa.

La principal razón de esta decisión, es “porque así estamos todos con los incentivos alineados, ya que nos quedamos dentro de la compañía fusionada”, comenta Martí. Además, destaca que desde que Vinci se abrió en bolsa en Nueva York (Nasdaq), uno de sus objetivos estratégicos fue no sólo tener participación en el mercado brasileño: “Vieron en nosotros la base para expandirse”.

Esto se suma a una tendencia global que ha ocurrido en los asset managers en el mundo, donde se juntan fuerzas para generar economías de escala. Similar a lo que pasó con IM Trust y Credicorp, Celfin con BTG Pactual y Moneda con Patria.

Desglose de activos
La firma chilena tiene poco más de 300 empleados y oficinas en Argentina, México, Perú, Brasil, Colombia, Miami, Nueva York y Uruguay, y administra US$ 37 mil millones. Por su parte, los brasileños tienen cerca de 200 colaboradores y administran casi US$ 14 mil millones. A pesar de esto, son los controladores de la sociedad. Esto debido a que la mayoría de sus ingresos provienen de activos alternativos propios y, por ende,  tienen márgenes más altos.

“El sueño es eventualmente ocupar la plataforma de Compass en los distintos países de América Latina para crear una fábrica de activos alternativos locales en Chile, Colombia, México y los otros países para después generar estrategias de activos alternativos latinoamericanos, que es muy apetecido por inversionistas globales. Muchos hoy compran los productos de Vinci, pero éstos sólo son activos brasileros, y les encantaría también tener alternativas de Latam. Entonces matas dos pájaros de un tiro”, resume el CEO.

El desglose de los ingresos combinados con la fusión quedará así: 45% mercados privados, 37% IP&S (asesoramiento global), 13% renta variable y 5% asesoramiento a empresas.

Fútbol contra Brasil
Martí ingresó a la firma en 1996, recién egresado de la universidad. Su primer trabajo fue como analista de estudios y recuerda una anécdota de su entrevista con De la Barra: “Mi tesis en la carrera fue sobre la estimación de la frontera eficiente en el mercado de capitales chileno, el caso de las AFP. A Jaime le encantó”. En 1999 hizo un MBA en Harvard y posteriormente trabajó, hasta 2001, en las oficinas en Nueva York de Compass.

En 2017 asumió como CEO de Compass y volvió a Estados Unidos a trabajar con Balbontín. Esos años los describe como “un viaje maravilloso” y recalca que tiene “muchas ganas de seguir aportando en lo que viene”.

En sus inicios, la administradora de fondos nació con la idea central de ser un puente de inversión para conectar América Latina con el mundo, “dar soluciones de inversión latinoamericana a clientes globales y soluciones globales a clientes latinoamericanos”. Este es sólo un primer paso en lo que depara al futuro, dice Martí, mientras esperan que los reguladores acepten la transacción el tercer trimestre de este año.

Un tema que le preocupa al CEO, fanático del fútbol, es la rivalidad con sus nuevos socios. Cuenta que todos los años en las oficinas de Chile se organiza un campeonato de fútbol interno. “Entonces vamos a ver ahora cómo nos va con Brasil”, comenta entre risas.

Caso Factop: Crónica de una formalización

15.431 páginas del expediente del Ministerio Público y una audiencia de casi 20 horas en tres días, permitieron acceder al caso contado por distintos actores involucrados, como abogados, fiscales y ex trabajadores. ¿Qué sabían? ¿Qué hicieron? ¿Cómo explotó la bomba? Una historia que está llena de contradicciones y lejos, muy lejos de resolverse.

Las razones por las que el GORE Metropolitano tiene a la Junta Nacional del Cuerpo de Bomberos bajo la lupa

Uno de sus principales proveedores, Ferexpo, revivió una vieja disputa e inició acciones legales con la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile (JNCB). Acusaron irregularidades y lograron que un juzgado civil ordenara la retención de fondos de la cuenta corriente de este último organismo. El GORE Metropolitano, en tanto, tiene a dicha entidad directiva en la mira por el manejo de sus fondos.

Mafias tech: radiografía al ecosistema startup de Chile

No. No es una mafia como las que salen en las noticias. las Mafias tech hacen referencia a redes de ex empleados de empresas tecnológicas que al conocer cómo funciona este ecosistema deciden renunciar para emprender su propio camino. En DF MAS hicimos una radiografía y logramos mapear más de 50 firmas que nacieron luego de que sus fundadores aprendieran herramientas e ideas en sus antiguas startups empleadoras.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR