Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Copec sigue diversificando sus inversiones y compra Streat Burger

Copec sigue diversificando sus inversiones y compra Streat Burger

Hace años que la empresa de combustibles del grupo Angelini viene ampliando su portafolio de inversiones, con incursión en retail, energía e innovación. Para seguir la expansión, este mes cerrarán la compra de la cadena de hamburguesas fundada por Diego Desmadryl y Nicolás Lipthay en 2016.

Por: Nicolás Durante y Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 20 de abril de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

La historia de Streat Burger comenzó a finales de 2014. Fue un llamado de Diego Desmadryl a Nicolás Lipthay con la siguiente frase: “quiero emprender en gastronomía, ¿vamos?” Después de eso vinieron meses de viajes por Madrid, Londres y Estados Unidos conociendo restaurantes, cadenas, cocinas y fábricas. Comieron como nunca, reconocerían después. 

Lo que vino fue un éxito arrollador. Hoy tienen siete locales con sus hamburguesas y una línea de helados y otra de pollos. Pero fue el último local que abrieron, en la Copec de San Francisco de Mostazal en diciembre pasado, el que lo cambió todo. Fue un pololeo de seis meses, dicen conocedores del deal, y la prueba de fuego para seguir avanzando.

La empresa de combustibles ligada a la familia Angelini quedó tan encantada con la marca y la cultura que ofreció comprarlos. Por meses, equipos legales de ambos lados han estado negociando en la más absoluta reserva los detalles del acuerdo, el que está a punto de ser cerrado en las próximas semanas, pero que ya tiene el marco: Copec comprará la operación de Streat Burger, ampliando aún más su giro de negocios. 

Asesorando la operación, por el lado de la empresa de los Angelini está Portaluppi, Guzmán y Bezanilla; y desde Streat Burger, ACU Abogados.

Nunca había comido tanto

En una entrevista de 2021 con François Pouzet, Nicolás Lipthay, cofundador y arquitecto de Streat Burger, relató los inicios de la marca. 

Él trabajó mucho tiempo en el área inmobiliaria, hasta que decidió emprender con su propia oficina de diseño y construcción para retail, bancos y farmacias. Ahí fue cuando le tocó diseñar restaurantes y cadenas de comida rápida, lo que fueron sus primeros acercamientos con este mundo. 

A Diego Desmadryl lo conoció porque le desarrolló unas tiendas para un negocio que tenía de marcos de fotos llamado Dmaestre, en Parque Arauco y La Dehesa. No se hicieron particularmente amigos entonces, pero cuando terminaba el 2014 Diego lo volvió a llamar con la idea de emprender y quería que Nicolás fuera su socio. Por esos días en Chile el desarrollo de la comida “fast casual” y el delivery no estaba aún muy desarrollado. 

Se fueron a ver a Madrid y Londres ideas de marcas, identidad, conceptos y salir de lo ya conocido en Chile. También viajaron a EEUU a ver cadenas, plantas y procesos y decidieron lo que sería uno de sus diferenciadores hasta hoy: el pan, la carne y el queso lo importarían desde el país del norte. 

“Fue mucho comer, viajar y conversar”, contó Lipthay en la entrevista. En Chile los consumidores de hamburguesas estaban acostumbrados a comer harto por poco. La propuesta de Streat era “come bien, y paga un poco más”. 

Imagen foto_00000003

En julio de 2016, con una mezcla de capital propio y deuda abrieron su primera tienda en un pasaje en Isidora Goyenechea, a un costado del restorán Tiramisú. Lo que querían era que la gente al entrar viajara y que la música, los ingredientes y la estética les recordaran Nueva York y Londres. 

Luego vino la segunda tienda, en el Parque Arauco, y una alianza estratégica con Uber Eats. A fines de 2018 empezaron a buscar un socio estratégico para aumentar capital y darle velocidad al crecimiento que tenían en mente. En ocho meses cerraron con Endurance, que ahora se llama Venturance, un fondo ligado a Santiago Valdés, Antonio Zegers y Roberto Loehnert y que hoy en su portafolio tiene otras inversiones como Talana, Cumplo y Lippi, quienes venderán ahora su participación a Copec. 

En julio de 2019 Venturance entró a la propiedad y un mes después abrieron el tercer local en La Dehesa. Pero a las pocas semanas vino el estallido social, donde frenaron el plan de expansión para abrir el cuarto local; después sería el Covid, que los obligó a cerrar la operación por un mes para ver cómo seguían. Habían desarrollado antes la tecnología y la logística para subirse a la explosión del delivery que trajo la pandemia, y no pararon. 

De hecho, en 2022 recibieron el premio Sartén de Oro al Mejor Restaurante del Año, que entrega Uber Eats, tras vender 70.000 hamburguesas mensuales a través de la plataforma.

La noche de la premiación anunciaron el lanzamiento de dos marcas de alimentos destinadas a comercializarse de manera cien por ciento digital: los pollos The Bucket y Streat Ice Cream. 

En la entrevista de 2021, Lipthay comentaba sus planes de entonces: abrir cinco o seis locales anuales, ir a regiones, y aumentar a otras categorías como helados o salsas. También pensaban en ir fuera de Chile, pero no necesariamente en Latinoamérica por “inestabilidades políticas y económicas”. Miraron a Perú, México, pero les gustaba más Estados Unidos y Europa, reconoció. 

Hoy, de la mano del gigante Copec, quizás puedan dar el salto. 

Desde Streat y Copec declinaron comentar el negocio, porque el deal se cerrará en los próximos días y aún están afinando los detalles, como el rol que jugarán ahora los fundadores en la empresa.


La ampliación de Copec

Lo cierto es que Copec con esto se consolida en su camino de expandir su portafolio. Hace años que dejó de sólo vender combustible.

Fuentes cercanas a las negociaciones cuentan que en los últimos cuatro o cinco años, Copec ha estado adaptando su modelo de negocios a los nuevos desafíos ambientales y necesidades sociales, entendiendo que la transición energética del país es una necesidad.

Por eso articuló una estrategia de nuevos negocios que se apalanca de las ventajas competitivas actuales y desarrolla nuevas. Esa diversificación ha llevado a buscar soluciones innovadoras en distintas áreas, como nuevas energías, movilidad, medios de pago y el mundo de la conveniencia y el retail, donde se ubicará la compra de Streat Food. En la actualidad hay un local de Streat en la Copec de San Francisco de Mostazal, en la salida de Santiago hacia el sur, que ha tenido alto impacto, y potencia la oferta que ya se tiene con Pronto.

Ampliar su oferta responde a agregar valor para los clientes, incorporando un nuevo servicio, generando una mejor experiencia de alimentación, revelan las fuentes.

Otras de las adquisiciones o alianzas que ha hecho son la red de baterías intercambiables para motos eléctricas Gogoro, o Chiper, un sistema que permite organizar eficientemente el suministro de almacenes de barrio en el canal tradicional de venta; también adquirieron la española Ampere, que desarrolla y comercializa sistemas de almacenamiento inteligente de energía, y dentro de la estrategia también se cuenta la compra de Blue Express.

Conocedores comentan que Copec está mirando desde sus distintas áreas nuevas adquisiciones o alianzas. Vender bencina es importante, pero no lo único, dicen.

El clan ítalo-brasileño que compró el negocio aéreo de Ergas

Ecocopter se quedará como un negocio “entre familias”. Después de 21 años, Eduardo Ergas decidió vender por US$ 36 millones su operación de helicópteros en Chile, Perú y Ecuador. ¿Los escogidos? El clan Biesuz, quienes son los controladores de la empresa más grande del rubro en la región, Helisul. Según el CEO, Humberto Biesuz, actualmente “los fondos de inversión nos dominan, y son gente sin cara. Una familia no, tú sabes quiénes son los miembros”.

Follow the money: Bancos de inversión chilenos aterrizan en CDMX

LarrainVial fue la última en llegar, pero antes ya lo hicieron Compass, HMC, Volcom y Ameris; también los fondos de venture capital y capital privado. México “está hot” para invertir en startups y en el mercado de pensiones, dicen los chilenos que han aterrizado en la capital mexicana.

Alejandro Reyes de Toesca: "Este problema de liquidez con los activos inmobiliarios no lo estamos viendo en otros tipos de activos"

La gestora nacida de la mano de ex Celfin y que ha levantado fondos por US$ 2.000 millones desde su fundación en 2016, comenzará el proceso de liquidación de uno de sus fondos inmobiliarios, en un momento en que el mercado está complejo. En esta entrevista, el socio y fundador explica las razones y baja las alarmas que se generaron en el mercado tras conocerse la noticia.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR