Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Criptomonedas y startups: La apuesta alternativa de BTG

Criptomonedas y startups: La apuesta alternativa de BTG

Hace una semana el banco de inversiones brasileño lanzó un fondo de criptomonedas en alianza con uno de los pioneros en esta industria, Hashdex, y desde hace un par de meses han invertido con deuda en cuatro startups nacionales con un fondo de US$ 18 millones.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 10 de septiembre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

La semana pasada Francisco Bize (portfolio manager de BTG) viajó a NY para lanzar el primer fondo de criptomonedas de Chile. De su empresa lo acompañaron Matías Repetto y Benjamín Rojas. Junto a sus socios en esta movida -los ejecutivos de la administradora cripto brasileña Hashdex- se sacaron una foto en Nasdaq para celebrar el hito.

Esta es la historia previa a tocar esa bandera. Los protagonistas de este logro son Eduardo Gomien, ingeniero comercial de la Universidad Católica, y Bize, que gestionó esta alianza. Gomien, tras egresar de la universidad entró a la Fundación para el Progreso, de Nicolás Ibáñez. Estuvo más de dos años ahí cuándo el 2016 decidió cambiar de aire e irse a estudiar economía a Boston para volver al mundo privado. Entonces llegó a BTG Pactual.

Estuvo tres años, renunció y fue reclutado por Frontal Trust, donde probó suerte como CFO de Cordada, una fintech ligada al grupo. Tenía en su cabeza la inversión de riesgo y conversó con sus antiguos jefes para volver al banco brasileño. Y lo hizo: en agosto del 2021 regresó, ahora como director de activos alternativos.

En esos tiempos las startups nacionales rompían grandes barreras. Cornershop se había vendido a Uber y los productos Notco llegaban a casi todo Estados Unidos. Con esos antecedentes, Gomien empezó a pensar cómo involucrarse. La primera idea fue hacer un fondo de venture capital, pero luego la desecharon porque ya había varios consolidados.

 Luego evaluaron invertir en una startup de manera híbrida, US$ 3 millones en equity (participación en la empresa) y US$ 3 millones en deuda. Tampoco funcionó. Conversó con fundadores de startups, inversionistas ángeles, fondos de VC, y resolvió que lo mejor era proveer deuda con garantías a las tecnológicas, así los socios diluían menos su participación.

Gomien se puso a levantar capital. Cuatro compañías de seguro (Confuturo, BiceVida, VidaSecurity y PentaVida) se dejaron seducir y en diciembre se cerró el fondo Venture debt I. Éste maneja US$ 18 millones, un 60% es de estas aseguradoras y el 40% restante de inversionistas privados.

Desde enero han evaluado 115 startups, llevado a comité a ocho y aprobado seis. Dos serán públicas en las próximas semanas y las que ya están dentro son Wild Foods, Karün, Wift y Buydepa. A la fecha se ha comprometido el 70% del fondo. Además de prestarles dinero les ofrecen asesorías, ayuda para entrar a otros países y conexión con posibles clientes. También organizan eventos de demo days para que las firmas presenten sus ideas y conecten con otros actores de la industria.

Apertura a las criptomonedas

Francisco Bize es ingeniero comercial y entró al mundo de las criptomonedas el 2016. Compró Bitcoin a menos de US$ 1.000 y empezó a investigar de estas nuevas tecnologías. Ha pasado por altos y bajos -al igual que todos los inversionistas de cripto-, pero no fue hasta el 2017 cuando empezó realmente a meterse en el ecosistema. Se compró los equipos necesarios para minar Ethereum en su casa. El 2019, tras un paso por Sura y AES Gener, entró a trabajar a BTG Pactual.

En el banco se empezaron a abrir opciones de innovación -Eduardo Gomien había llegado a hacerse cargo de esa área y existía el fondo para startups- y Bize propuso en junio del 2021 la idea de ofrecer criptomonedas a sus clientes. En un principio querían hacerlo mediante sus propios medios, para eso tantearon con su público y se dieron cuenta de que realmente existía interés. Al mismo tiempo revisaron en la CMF si existían bancos que se hayan inscrito para ofrecer este tipo de servicios.

El ingeniero comercial empezó a trabajar de manera interna el producto. Le explicó a sus superiores los beneficios que podría traer, les hizo una charla del alcance de Bitcoin y su tecnología (la idea era solo ofrecer esta moneda) y crearon una cuenta en un broker para manejar las inversiones de manera institucional. El valor del criptoactivo en ese minuto era más del doble que el de hoy. El comité de inversiones aceptó la propuesta y Bize empezó a gestionar.

El banco brasileño tiene una plataforma de compra y venta de criptomonedas en ese país (Mynt), sin embargo, aquí querían crear algo distinto. En octubre del 2021 ya tenía la cuenta institucional creada -y el Bitcoin estaba llegando a sus máximos históricos- cuando se trabaron las conversaciones con la plataforma. El plan era ofrecer el producto en marzo del 2022, pero los tiempos no alcanzaban.

Entra Hashdex

Fue ahí cuando el líder de esta área a nivel internacional, Will Landers, pensó en Hashdex, uno de los pioneros en los ETF y fondos de criptomonedas. Ya trabajaban juntos en Brasil y buscaban entrar a Chile. Landers puso en contacto a Bize con la empresa brasileña, que tiene más de 260 mil inversionistas y opera el ETF cripto más grande del mundo.

El hombre al mando fue Bruno Souza. El abogado carioca entró a este mercado el 2015, y en esa época, en el estudio de abogados, David Polk, en Nueva York, fue testigo del momento en que los gemelos Winklevoss, líderes en esta industria, buscaban tener el primer índice de criptomonedas en el mundo.

Con Hashdex encima, cambió la película: ellos ya acumulaban experiencia ofreciendo estos fondos y BTG debía ser solamente el canal para entrar a invertir. Todos los trámites con cuentas institucionales, exchanges de criptomonedas y brokers quedaron atrás.

En noviembre del 2021 empezaron a negociar y desde hace una semana ya se puede invertir en el BTG Pactual Hashdex Nasdaq Crypto intex, administrado por los brasileños junto a la multinacional de servicios financieros estadounidense Nasdaq. El monto mínimo de inversión es $ 50 mil y el fondo está compuesto 70% por Bitcoin, 26,9% Ethereum y el resto en otras monedas como Chainlink, Polkadot, Litecoin, Uniswap y Stellar.

Bize destaca que desde su lanzamiento los han llamado de casi todos los bancos de inversiones del país para invertir o conocer más del fondo. Relata el ejecutivo que es una manera fácil de entrar a esta industria sin tener los riesgos de seguridad que conlleva, ya que no hay que tener una cuenta en alguna plataforma de criptomonedas, y además, que con esta innovación buscan “llegar a una base de clientes que hoy no llegamos. Hoy tenemos clientes más tradicionales y estamos tratando de darle un giro a eso y de incorporar gente de otros segmentos y edades”. Es el primer fondo de esta clase en Chile.

Abraham, Ricardo e Ilan: las tres generaciones Senerman que intentan salvar un imperio

La bomba estalló el miércoles en la tarde cuando se anunció que Sencorp entraba en un proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra. Desde ese día, Ricardo e Ilan Senerman trabajan junto a los abogados de Carey y los asesores financieros de Asset, para aunar miradas con los acreedores y lograr salvar la compañía que creó su abuelo, el arquitecto Abraham Senerman, hace 60 años. Esta es la historia de una semana frenética y del estilo de las tres generaciones Senerman.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR