Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

El nuevo proyecto venture de Óscar Lería Luksic

El nuevo proyecto venture de Óscar Lería Luksic

El hijo de Óscar Lería Chateau y Paola Luksic Fontbona acaba de lanzar Sunna Ventures, un fondo dedicado a la inversión en startups vinculadas a la industria climática. Son US$ 40 millones y el único aportante será WildSur, el family office de su familia directa. Contrataron a un ex-Google y podrán comenzar a invertir a partir del 1 de mayo. El objetivo, dice, es apoyar a compañías tecnológicas en Latinoamérica y EEUU en series semilla y A. Acá, por primera vez, el ingeniero civil PUC entrega todos los detalles de este nuevo plan.

Por: Mateo Navas - Foto: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 20 de abril de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Hay muchos significados para Sunna. En la mitología nórdica, por ejemplo, es la diosa del Sol, hija de Mundilfari y Glaur, y esposa de Glenr. En la cultura árabe, es la colección de enseñanzas del profeta islámico Mahoma, y además -en ese mismo idioma- significa “camino”. Pero las definiciones cruzan fronteras, e incluso llegan a Chile.

Sunna es la recién estrenada oficina de venture capital dependiente de WildSur, family office de Óscar Lería Chateau y Paola Luksic Fontbona. Esta semana inauguró página web y -según cuenta Óscar Lería Luksic, 29 años, el hijo menor del matrimonio y quien ayudó a desarrollar el vehículo desde 2022 junto a José Antonio Pérez, gerente de Activos Alternativos de la oficina de inversiones familiar- estarán listos para invertir desde el 1 de mayo.

Se trata de una oficina de capital de riesgo que se centrará en la inversión en startups dedicadas a clima, soluciones energéticas y descarbonización, y que tendrá un primer fondo de US$ 40 millones cuyo único aportante será el family office, conocido -mayormente- por sus inversiones inmobiliarias en Chile y Europa. La idea, cuenta Lería Luksic, es apoyar a firmas latinoamericanas, estadounidenses y, en casos muy específicos, europeas.

Este rubro, en todo caso, ya es un territorio conocido para WildSur: han invertido en firmas vinculadas al cuidado del medioambiente como Spora, Andes Bio, BIA Energy (colombiana), F4F y Karün.

Óscar Lería Luksic, ingeniero civil mecánico de la Universidad Católica, sentado en una de las salas de reuniones de WildSur, en Vitacura, dice que siempre se interesó en temas medioambientales, incluso antes de egresar del colegio. “Estudié ingeniería porque me gustaba la matemática y la física, y ya desde mi educación escolar veía la posibilidad de trabajar en la industria de energía renovable en Chile, especialmente por nuestro buen recurso solar y eólico”.

Y agrega: “Yo creo en el cambio climático y que tenemos culpa los seres humanos. Claramente hay un antes y un después desde la Revolución Industrial en cuanto a temperatura y material particulado en la atmósfera. También respeto a las personas que no creen, feliz siempre de tener una discusión con datos”.

Durante casi dos años se dedicó a desarrollar el vehículo de inversiones que comenzará a operar oficialmente el 1 de mayo. La idea, adelanta, es cerrar la primera inversión durante 2024. Dice que se demoraron, pero que lo hicieron bien. Ahora, adelanta, quiere ser el fondo VC “go-to” para las firmas climáticas en la región. Esta es la historia.

Karün, reporte IPCC y el salto a WildSur
El interés de Óscar Lería Luksic por el medioambiente está reflejado en su trayectoria profesional. En 2018, antes de egresar de ingeniería civil PUC, hizo su práctica profesional en Acciona, firma española de infraestructura y energía renovable. Ahí estuvo colaborando directamente con el ex director general José Ignacio Escobar, hoy CEO de Colbún. Al año siguiente, entró al directorio del Parque Fundación La Tapera, un espacio de conservación, vinculado a su familia, ubicado en la costa de la Patagonia chilena, a aproximadamente 60 kilómetros al suroeste de Caleta Tortel.

En enero de 2021 ingresó a la empresa de anteojos renovables Karün. En ese tiempo, se fue a vivir a Puerto Varas -donde están instaladas las oficinas centrales de la firma- junto a otros dos amigos programadores. “Me tocaba ir a los procesos de recolección en Cochamó, en Reloncaví. Antes no veía el impacto que existía sobre esas personas que les cambia la vida limpiar su sector”, recuerda.

Cuando llevaba 10 meses en Karün leyó el reporte del IPCC que determinaba que el cambio climático era un fenómeno generalizado, rápido y que se estaba intensificando. Eso lo llevó a reflexionar sobre qué hacer para contribuir a mitigar los efectos del calentamiento global. “Me pregunté cómo maximizar el impacto, (y al final) era moviendo el capital del family office hacia este rubro”, dice Lería. Se acercó a sus papás, les propuso un proyecto y entró a WildSur a principios de 2022 como director de sustentabilidad. Ese mismo año debutó como trustee (fideicomisario) de The Nature Conservancy, una ONG líder en conservación de la biodiversidad y el medio natural.

Ya dentro de WildSur, en 2022, propuso el desarrollo de un vehículo de inversión en startups, profesional y centrado en climatech. “Sentía que teníamos la necesidad de ordenar el VC directo. En el family office invertimos en startups desde 2018. Pero era muy caso a caso, desde series Seed a C. Y yo en un minuto dije: ‘si no lo hacemos bien, mis papás se van a desencantar’. Entonces decidí que profesionalizaramos el VC directo y que nos enfocáramos en climatech”.

La idea, dice Lería, era armarlo bien y con un managing partner de clase mundial. Se puso a trabajar directamente con José Antonio Pérez, gerente de Activos Alternativos de WildSur.

La búsqueda del partner

Una de las primeras cosas que definieron fue el “alma” del VC. Lería dice que hay dos grandes formas de armar un fondo de capital de riesgo familiar: la vía Amarena (de Patricia Angelini), que es un estilo in-house, familiar y profesional; y la vía Kayyak (de los hermanos Ibáñez-Atkinson), caracterizada por ser independiente y full externalizada.

En medio de esto está 30N, oficina vinculada a Salvador Said Amunátegui, y Daedalus, de Cristóbal Piñera Morel. A Óscar Lería le interesó la vía intermedia: “Donde la persona de la familia está involucrada, pero también apoyada con equipo externo”.

En el proceso de desarrollo de sunna ventures, Óscar Lería conversó con Antonia Rojas, fundadora de Attom Capital; Salvador Said Amunátegui, socio de 30N; Andrés Pesce, CEO de Kayyak; Juan Turner, managing partner de Daedalus; y Franco Mellafe Angelini y Max Valdés de Amarena.

Justamente por esto conversó en reiteradas oportunidades con personas vinculadas a la industria: Antonia Rojas, fundadora de Attom Capital; Salvador Said Amunátegui, socio de 30N; Andrés Pesce, CEO de Kayyak; Juan Turner, managing partner de Daedalus; y Franco Mellafe Angelini y Max Valdés de Amarena.

También se reunió con la familia Simons, fundadores de Prelude Ventures, un fondo enfocado en clima y que ha invertido en decenas de startups (siete de ellas con IPO). Asimismo, se juntó con los miembros de la familia Walton (de Walmart) que desarrollaron S2G Ventures, vehículo con activos sobre los US$ 2.000 millones.

En ese intertanto se unieron a CREO, una organización que reúne a unas 170 familias empresarias que abogan por la protección al medioambiente. Desde 2019, los clanes miembros han invertido más de US$ 5.000 millones en sustentabilidad.

Con todo eso listo, en septiembre de 2022 WildSur aprobó un fondo de venture capital con las siguientes características: US$ 40 millones, single LP (único aportante) y enfocado en clima. A partir de ahí, Lería y Pérez se pusieron a buscar equipo. En paralelo -y para asegurarse de conseguir los mejores candidatos- contrataron a la compañía de headhunting Egon Zehnder (oficina de Miami).

Así llegaron a Luis Arbulú, peruano, ingeniero mecánico de la Universidad de Kansas y MBA en Wharton. Entre 2005 y 2011 trabajó en Google.org, que en ese entonces funcionaba como el brazo de corporate venture capital de la compañía. Después estuvo en el departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. En 2016 fundó Xertica, una compañía de consultoría de transformación digital, y dos años más tarde creó Salkantay Ventures, un fondo que levantó US$ 26 millones y que invirtió en 18 compañías, entre ellas Galgo, Minu.mx, Slang y Aerialoop.

Lo conocieron en julio de 2023 y a finales de agosto Lería y Pérez viajaron a Miami para verlo en persona. Fueron dos días de intensas reuniones y conversaciones. Tomaron la decisión de contratarlo, eso sí, en un contexto muy distinto, lejos de las presentaciones y los números: fue viendo uno de los primeros partidos de Lionel Messi en el Inter de Miami. “En el estadio, dije: ‘Ya, yo puedo trabajar con él’”, recuerda Óscar Lería Luksic entre risas.

Posteriormente Arbulú visitó Chile para conocer a los gerentes de WildSur y, también, a Óscar Lería Chateau y Paola Luksic.

A fines de octubre -luego de definir los números y los detalles del fondo, entre otros elementos- cerraron el trato. Clave en este proceso fue Pedro Escobari, CIO de WildSur y exgerente de inversiones de Odisea, el family office de los Piñera-Morel. “A él le tocó estar en la formación de Daedalus. Nos ayudó un montón en la parte legal”. También contrataron al estudio legal norteamericano Gunderson Dettmer, que los asesoró en la constitución del fondo en EEUU.

Lería y Pérez estarán en el comité de inversión de Sunna Ventures, más un miembro experto independiente. Y en el comité de asesoría estará Óscar Lería Luksic, Paola Luksic Fontbona y Pedro Escobari.

La idea es que, con esto, Óscar Lería Luksic se desligue de la administración diaria del fondo. En ese rol estará Luis Arbulú y otro ejecutivo que todavía no se define, además de un equipo de distintos analistas. “Yo siempre le dije a Luis que yo feliz de ayudar en todo lo que él quiera. ‘Pero tú ponme los límites’, le comenté”.

El encargado

Óscar Lería Luksic es el menor de cinco hermanos, cuatro de ellas mujeres (Claudia, periodista; Catalina, actriz; Ignacia, abogada; Camila, diseñadora). Todas están desvinculadas del día a día de los negocios familiares y él es el que se asoma como el miembro que tomará -en un futuro- las riendas del grupo. Por eso está en el directorio de Patio Comercial y la inmobiliaria Exxacon. A principios de este año, también, asumió como principal de WildSur y comenzó su rol de consejero de la Fundación Luksic, junto a Andrónico Luksic, Katharina Jenny, Macario Valdés, Edmundo Eluchans y Ena von Baer (presidenta).

También le motiva Maratué, el proyecto inmobiliario de su familia en Puchuncaví. “Es una ciudad de cero. Son 14.000 viviendas, 45 años y si lo haces bien, es la oportunidad de hacer un desarrollo urbano sustentable y la posibilidad de armar un precedente en Chile de cómo un proyecto bien hecho, enfocado en ingresos medio bajos, intenta mitigar el déficit habitacional en Valparaíso. Estuvimos ahora en San Francisco, California, con Luis (Arbulú) en las oficinas de Google. Les presenté Maratué y quedaron alucinados”.

Y agrega: “Estoy súper convencido de que si llegamos a hacer el proyecto, vamos a estar orgullosos. Pero también entiendo que hay gente que simplemente prefiere que no se haga nada. Y también creo que nadie va a hacer algo de mejor calidad, más sustentable que nosotros”.

“Mi papá tiene 72 años, ya es mayor, lleva como seis años diciendo que en dos más se retira. Más allá de desarrollar una estrategia de inversión en descarbonización, también (mi trabajo) es para que él esté más tranquilo, que sepa que las cosas van a ir bien. Por eso le dije: ‘Me meto en los temas inmobiliarios, ayudo en todo, pero también quiero desarrollar este portafolio enfocado en la descarbonización’”.

“Mi abuelo era un emprendedor”

La rutina de Óscar Lería Luksic es intensa, con muchos viajes. El jueves 18 de abril aterrizó temprano en Santiago luego de pasar por tres destinos. Primero fue a Suiza a un curso de la Universidad de Zurich sobre inversiones para miembros de nuevas generaciones de familias empresarias. “Fue súper cool, éramos como 30 personas, todos jóvenes, en situaciones similares”, dice. Luego, se trasladó a Nueva York a acompañar a Thomas Kimber, fundador de Karün, a unas reuniones. Y posteriormente, estuvo un par de días en Miami para participar del evento VC Latam Summit (ver páginas 22-23). En dos semanas de nuevo tomará un avión para Europa.

“Le dedico harto tiempo al trabajo. Siento mucho propósito por lo que estamos intentando armar. Y mucha responsabilidad por esta confianza de mis papás y hermanas. Ha sido muy hablado y hoy tenemos reuniones entre todos dos veces al año para que sepan lo que está pasando”.

Óscar es muy cercano a Tomás Luksic (hijo de Jean Paul Luksic y Belinda James), quien también está muy interesado en asuntos de cambio climático. Trabajó en el área de descarbonización de Antofagasta Minerals y luego pasó por Goldman Sachs, McKinsey y, ahora, está en Sandbrook, en Londres. “Con él filosofamos sobre el futuro”, dice.

- ¿Son cercanos entre los primos Luksic?
- Sí. Somos muy cercanos. Obviamente, los que viven afuera los vemos menos. Pero si llega un hijo de Andrónico o Gabriela, alguien escribe en el grupo de WhatsApp de los primos y se arma una comida sí o sí. Las Navidades pasamos una por medio.

Su próximo objetivo es estudiar para el GMAT (examen para postular a un MBA en EEUU). “Si no es este año, el próximo. Me gustaría ir a Stanford, que tiene una titulación doble entre el MBA y un master en el Doerr School of Sustainability (ver recuadro).

- ¿Te gustaría emprender?
- Te diría que sí, siempre lo he encontrado interesante. Y al final, no es por glorificar a mi abuelo (Andrónico Luksic Abaroa), pero él era un emprendedor. Hoy mi abuelo sería un Eduardo della Maggiora, o como estos compadres que se comen el mundo. Eso fue lo que hizo: partió en Antofagasta, armó una empresa de cero, diversificó y se fue al extranjero. (Si llego a emprender) me gustaría hacerlo acá, para que tenga un efecto en la calidad de vida de los chilenos.



Sunna ventures
Durante meses estuvieron eligiendo un nombre para el fondo. Primero, pensaron en WildSur Ventures, pero no querían que estuviera 100% asociado al family office. Su objetivo era algo que estuviera ligado al sur de Chile, al menos fonéticamente. Así fue como llegaron a Sunna Ventures. “Quiero que la gente vea este logo y que piense en nosotros”, dice Óscar Lería Luksic.


Los recomendados de Óscar Lería Luksic

El ingeniero civil dice que lee menos de lo que le gustaría, pero que igual trata de hacerlo. También consume biografías de emprendedores y políticos (ahora está escuchando en Audible Una tierra prometida, de Barack Obama). Acá, una selección de Óscar Lería Luksic de libros y podcasts sobre clima y negocios:

  • (Libro) Speed & Scale, de John Doerr: “El autor es el ex partner de Kleiner Perkins, uno de los fondos grandes de Silicon Valley, y en 2022, dio un endowment a Stanford para armar el Doerr School of Sustainability por US$ 1.000 millones.
  • (Libro) Cómo evitar un desastre climático, de Bill Gates: “Es clima 101. Es más introductorio. Te explican todo, pero no es un plan de acción”.
  • (Libro) How the World Really Works, de Vaclav Smil: “Es el autor preferido de Bill Gates. Está muy vinculado al clima, pero asociado a elementos físicos”.
  • (Podcast) All-in: un podcast sobre economía, venture capital, tecnología y política.
  • (Podcast) My Climate Journey: un podcast con la información, ideas y el capital necesarios para acelerar los viajes individuales hacia la transformación del clima.

 

De bonistas a rivales: la batalla de Odisea y Moneda en NY y Brasil contra firma de centros comerciales

Desde 2021 el family office de los Piñera Morel, junto a Moneda, han liderado una ofensiva judicial en contra de la gigante brasileña General Shopping en la Corte Suprema de Nueva York y en la justicia carioca. La parte chilena -que son tenedores de bonos perpetuos- acusa que su contraparte los perjudicó con la distribución de pagos desde 2019 y que existirían perjuicios superiores a los US$ 70 millones. Mientras, los brasileños niegan los cargos y establecen que algunos documentos que usaron los demandantes para basar su acción judicial fueron sacados de contexto.

La sofisticada industria de las falsificaciones que toma fuerza en Chile

El trozo de género en el suelo con un sinfín de productos de contrabando ya quedó en el pasado. Ahora, organizaciones especializadas montan verdaderas cadenas de producción: importan a granel algodón, zapatillas, poleras e incluso arroz y en Chile fabrican los empaques, buscan clientes y tienen una red de logística para su distribución.

El sinceramiento que viene para Chiloé en medio de la dilatada construcción del puente Chacao

Con un avance que alcanza el 47,3% del puente sobre el Canal de Chacao, el Gobierno asumió que no va a inaugurar esta mega obra estatal que está a cargo de la coreana Hyundai. En la isla esperan que se sincere el sobrecosto y el nuevo horizonte de término de la obra. Sin precisar fechas ni montos, la ministra del MOP, Jessica López, dice: “Estamos revisando con ellos el nuevo plan de obras para tener una nueva fecha y un ajuste presupuestario”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR