Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

De bonistas a rivales: la batalla de Odisea y Moneda en NY y Brasil contra firma de centros comerciales

De bonistas a rivales: la batalla de Odisea y Moneda en NY y Brasil contra firma de centros comerciales

Desde 2021 el family office de los Piñera Morel, junto a Moneda, han liderado una ofensiva judicial en contra de la gigante brasileña General Shopping en la Corte Suprema de Nueva York y en la justicia carioca. La parte chilena -que son tenedores de bonos perpetuos- acusa que su contraparte los perjudicó con la distribución de pagos desde 2019 y que existirían perjuicios superiores a los US$ 70 millones. Mientras, los brasileños niegan los cargos y establecen que algunos documentos que usaron los demandantes para basar su acción judicial fueron sacados de contexto.

Por: Mateo Navas | Publicado: Sábado 18 de mayo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-
Más de 12 años, decenas de abogados, cientos de páginas de antecedentes, dos jurisdicciones y unos US$ 70 millones en juego.

Todo eso y más tiene una disputa que enfrenta a Inversiones Odisea, family office de los Piñera-Morel, y Moneda Asset Management, con General Shopping, empresa brasileña de gestión de centros comerciales (ver recuadro). Esta pelea está alojada en la Corte Suprema de Nueva York, además de otros procedimientos judiciales en Brasil.

A pesar de llevar más de tres años en el máximo tribunal neoyorquino, las empresas todavía no se ven las caras en Manhattan. De hecho, tenían agendada una sesión preparatoria para el 2 de mayo, pero ambas partes aplazaron el proceso porque tienen activa otra disputa judicial en Brasil. Por eso, una nueva fecha ya está pactada: sería el 4 de noviembre a las 10 am. 

Eso sí, entendidos comentan que este proceso está “en pausa” y que los esfuerzos están en una disputa paralela en Brasil. 

A pesar de eso, las cartas ya se presentaron ante la autoridad norteamericana: hay cientos de páginas de acciones judiciales y de evidencia sobre un caso que todavía está sin respuesta. Estos son los detalles. 
 

El roadshow de Goldman Sachs

Todo comienza en 2012, cuando GS Investments, subsidiaria de General Shopping, recaudó, a través de la emisión de bonos perpetuos (un instrumento de deuda que no tiene fecha de vencimiento), la suma de US$ 150 millones sujetos a un interés anual de 12%. En noviembre de ese año se cerró el deal y, con eso -posteriormente, y en distintas épocas-, entraron cuatro sociedades vinculadas a Chile: Moneda Deuda Latinoamericana Fondo de Inversión, Moneda Latin American Corporate Debt (basado en Islas Caimán), Inversiones Odisea y el Fondo LarrainVial Renta Fija Latinoamericana FI. Este último fue comprado por Moneda en 2021.

Meses antes habían venido a Chile delegaciones de Goldman Sachs y Bank of America -emisores del bono- ofreciendo este producto. Ellos se reunieron con una serie de oficinas, entre ellas Moneda. 

El vínculo entre las firmas chilenas y General Shopping marchó bien hasta 2015. Según los demandantes, ese año GS Investments empezó a diferir los pagos de intereses a los tenedores de bonos. Esto es relevante, ya que, según el contrato original, GS Investments podía diferir los pagos de intereses, siempre y cuando la filial GS Brasil no distribuyera dividendos a sus accionistas.

“GS Brasil sólo puede distribuir ciertos dividendos mínimos a los accionistas que la legislación brasileña y los estatutos de GS Brasil exigen -en este caso el 25% de los beneficios netos ajustados- sin pagar a los tenedores todos los intereses diferidos”, se lee de la demanda ingresada por Inversiones Odisea y Moneda en 2021 ante la Corte Suprema de Nueva York en contra de más de 30 sociedades vinculadas a General Shopping. 

Este proceso sigue abierto, además de las gestiones legales paralelas en Brasil. En Estados Unidos, los demandantes son representados por Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, uno de los bufetes de abogados más prestigiosos del mundo, con oficinas en 11 países y más de 1.200 profesionales. Por otro lado, General Shopping está con el estudio Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom, especialista en derecho corporativo. En la causa brasileña, ambas partes tienen bufetes locales. 

Tanto Odisea como Moneda contrataron a los mismos abogados para eficientar los costos. 
 

Revés en Brasil

Hasta 2015 no existía ninguna infracción específica. Sin embargo, el 26 de marzo de 2019, se lee de la demanda, los accionistas de GS Brasil aprobaron una distribución de 829 millones de reales (unos US$ 213 millones) a través de un dividendo a los accionistas, a pesar de que GS Brasil -según la acción- acumulara 357 millones de reales en pérdidas para el año fiscal 2018.
“Durante más de dos años, los demandados han retenido indebidamente al menos
US$ 73 millones de intereses diferidos, que siguen devengando intereses”, se lee de la demanda en la corte suprema de NY ingresada en 2021.
“Incluso suponiendo que las maniobras contables de GS Brasil por las que ‘realizó’  829 millones de reales en ‘utilidades’ cumplieran realmente con la legislación brasileña y las normas contables (no lo hicieron), el dividendo superó el 25% de los beneficios netos ajustados y, por lo tanto, todos los intereses diferidos se hicieron exigibles el 26 de marzo de 2019”, estipula la acción judicial. 

Odisea y Moneda agregan que “en violación de la escritura de trust, los demandados no pagaron a los tenedores las cantidades adeudadas, desencadenando un incumplimiento de pago. Los demandados también continúan aplazando los pagos de intereses, a pesar de que no cumplieron con las condiciones del aplazamiento”. 

Antes de que ocurriera la repartición de dividendos, Moneda y Odisea presentaron una petición de medida cautelar contra GS Brasil en el Tribunal de Justicia del Estado de São Paulo. En dicho trámite solicitaron que la autoridad judicial “suspendiera las resoluciones de diciembre (de 2018) del Consejo de Administración y cualquier medida para implementar las resoluciones, ordenara a GS Brasil que se abstuviera de emitir el dividendo y prohibiera la implementación de lo que los peticionarios (es decir, Moneda y Odisea) argumentaron que equivalía a una liquidación de los activos de GS Brasil”.


Incluso, presentaron un informe pericial en apoyo de los argumentos presentados. A pesar de eso, el 7 de febrero de 2019, el tribunal denegó la solicitud de medida cautelar. Luego, interpusieron un recurso de reconsideración, que también se desestimó. A continuación, apelaron la decisión ante la Segunda Sala Reservada de Derecho Mercantil del Tribunal de Apelación del Estado de São Paulo, que confirmó la resolución de la instancia anterior y estipuló que el fondo del asunto debía analizarse en el extranjero en “un procedimiento principal que debería presentarse ante un juez de Nueva York”. 

Fue ahí cuando tomaron la decisión de acudir a los tribunales de la Gran Manzana. 
 

Los US$ 73 millones

En específico, la acción judicial en NY alega incumplimiento de contrato por retener al menos US$ 73 millones de intereses diferidos. Esta acción, se lee de los documentos, pretende hacer valer los presuntos derechos de los demandantes al pago de intereses como tenedores de los bonos perpetuos. 

Es decir, explican conocedores, el libelo estipula que los demandados aplazaron erróneamente los pagos de intereses y no pagaron los intereses después de distribuir dividendos por encima del mínimo permitido por la legislación brasileña, violando así los términos del contrato del bono.

Además, se les acusa de optar por aplazar los pagos de intereses a partir de septiembre de 2015 y, a pesar de acumular pérdidas significativas, aprobaron una distribución de un dividendo sustancial en marzo de 2019, lo que desencadenó un incumplimiento de pago en virtud del contrato de garantía, ya que todos los intereses diferidos y los intereses adicionales correspondientes se hicieron inmediatamente exigibles.

El documento describe varios procedimientos legales y acciones tomadas por los demandantes y otros para impugnar las acciones de los demandados. Aparte de la búsqueda de medidas cautelares en Brasil, realizaron una petición de liquidación en las Islas Caimán y el inicio de una investigación formal por parte de la Comisión de Valores Mobiliarios de Brasil.

En 2021 los demandantes solicitaron a la Corte Suprema de Nueva York una sentencia declaratoria, daños y perjuicios, y la ejecución de sus derechos a cobrar los intereses diferidos más cualquier pago de intereses que haya vencido desde la supuesta fecha de liquidación obligatoria, junto con las costas judiciales y cualquier otra reparación que el tribunal considere justa y adecuada.

“Durante más de dos años, los demandados han retenido indebidamente a los demandantes al menos aproximadamente US$ 73 millones de intereses diferidos, que siguen devengando intereses a un tipo incrementado, y no han efectuado los pagos de intereses que han vencido desde entonces”, aparece en la demanda.


Y agrega: “Esta acción es necesaria para reparar los importantes daños sufridos por los titulares, a quienes, de no intervenir este tribunal, se les seguirán negando los beneficios legítimos de su inversión”.
 

Respuesta de General Shopping

En agosto de 2021 General Shopping respondió oficialmente a las acusaciones de Odisea y Moneda. En su contestación, salvo elementos específicos, negaron todas las acusaciones. Además, estipularon que algunos documentos que usaron los demandantes chilenos para basar su acción judicial fueron sacados de contexto.

Asimismo, señalan que el libelo “no ofrece declaraciones claras y concisas en las que cada párrafo contenga una única alegación. Más bien, la demanda incluye alegaciones compuestas y enrevesadas, que a menudo pretenden describir conceptos, eventos y transacciones altamente complejos de manera incompleta, inexacta y engañosa”. 

En su respuesta confirman la acusación de Odisea y Moneda, sobre el reparto de dividendos de marzo de 2019. No obstante, niegan que GS Brasil, durante 2018, no haya generado utilidades reales. 

El mismo mes de su respuesta General Shopping interpuso una demanda contra Moneda y Odisea en Brasil ante el Segundo Tribunal de Conflictos Comerciales y Arbitrales del Foro Central de São Paulo, solicitando medidas declaratorias.

Por eso, en septiembre, ambas partes solicitaron poner en pausa el trámite en Nueva York, lo que fue aceptado por el tribunal. De ahí en adelante, las firmas involucradas han manifestado que siguen litigando “activamente” en Brasil. La última vez fue el 5 de abril de 2024, cuando solicitaron correr -por otros seis meses- su audiencia preliminar del 2 de mayo de 2024. 

Por ahora, la causa sigue en suspenso, pero todos los ojos están puestos en Brasil: a pesar de que en primera instancia tuvieron un revés en la justicia de São Paulo, Moneda y Odisea -explican entendidos- están esperando una resolución favorable de su apelación.


UNA RELACIÓN ESTRECHA
La relación entre Inversiones Odisea y Moneda siempre ha sido estrecha: Moneda administró parte de los fideicomisos ciegos del exmandatario en sus dos gobiernos. Primero, con Celfin, LarrainVial y Bice; y luego, junto a Altis y BTG. También han compartido altos ejecutivos: por ejemplo, Juan Luis Rivera, actual socio de Moneda, fue gerente general de Bancard, el antiguo nombre del FO de los Piñera Morel.

General Shopping, ¿quiénes son?
Fundada en 1989, se trata de una empresa brasileña de gestión de centros comerciales que tiene más de 300 mil metros cuadrados de área bruta alquilable. Mantiene su sede en São Paulo. Manejan activos en una serie de regiones de Brasil, como Brasília, São Paulo, Río de Janeiro, Fortaleza y Salvador. Se dedican a la búsqueda de ubicaciones, planificación, desarrollo y construcción de centros comerciales.

La empresa posee, alquila y gestiona distintos activos; presta servicios de gestión de estacionamientos; y gestiona el suministro de electricidad y agua a sus centros comerciales.

La empresa fue fundada por Antônio Veronezi en 1989, tras la apertura del Poli Shopping en el centro de Guarulhos, que antes de convertirse en centro comercial era apenas una tienda de herramientas y electrodomésticos. En julio de 2007 salió a bolsa en Bovespa (ahora B3) y consiguió recaudar 286,7 millones de reales, dinero que utilizó para ampliar sus operaciones.

Sergio Jadue demanda a Amazon en EEUU por difamación en serie “El Presidente”

En una recién ingresada acción civil ante la corte distrital sur de Florida, el otrora timonel de la ANFP acusa que el gigante norteamericano, junto con productoras, directores cinematográficos y actores, incurrieron en difamación e invasión de la privacidad en la realización y distribución de la serie El Presidente, que retrata a Jadue como el líder de una banda criminal para defraudar el fútbol regional.

Mallplaza tiene hambre: la hoja de ruta para liderar la región andina

Además de terminar con la sequía de operaciones en bolsa, la OPA que la operadora de centros comerciales lanzará entre julio y septiembre la termina de posicionar como el líder en la región andina de centros comerciales, con foco en Perú y Colombia, donde todavía les queda espacio para crecer. Fondos locales y extranjeros ya han contactado a los bancos asesores.

La pugna patrimonial que sacude a la ex Colonia Dignidad

En una acción legal de abril pasado quedó expuesto un profundo desacuerdo entre accionistas. Los reclamantes alegan por la falta de acceso a la información contable de las sociedades y afectación a su derecho de propiedad. La contraparte desestimó los reclamos y exhibió como sí definieron repartos de utilidades. Esta es la historia de este conflicto por los negocios y bienes en el enclave alemán.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR