Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

¿Dónde está el piloto? La pugna que se desató entre ENAP y La Moneda por el gas licuado

¿Dónde está el piloto? La pugna que se desató entre ENAP y La Moneda por el gas licuado

Bajo la marca Gas de Chile, la petrolera estatal liderada por la ingeniera química Gloria Maldonado lanzó un proyecto piloto que beneficia a 3.000 familias. El Presidente Boric quiere más: pidió llegar a 100 mil hogares este año. La estatal ya respondió que no.

Por: Valeria Ibarra | Publicado: Sábado 30 de julio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
La semana pasada, en Chiguayante, se lanzó el plan piloto de ENAP de vender gas licuado. Este viernes se puso en marcha a San Fernando, con la venta del cilindro a $15.000. Son en total 6.000 balones que permiten cubrir a 3 mil familias en tres comunas -Chiguayante, San Fernando y Quintero-, que se entregarán hasta el 31 de diciembre de este año.

El valor por unidad variará cada semana y considera el costo de producir este hidrocarburo, que es un subproducto del petróleo, más su envasado y sellado. La marca Gas de Chile es de ENAP desde hace varias décadas, el logo fue creado por el diseñador interno de la compañía y el color -rosado fuerte- fue el único disponible de la paleta cromática corporativa.

El ensayo ha sido un gran dolor de cabeza para ENAP, que produce cerca del 15% del gas licuado de petróleo que consume Chile. Porque el Presidente Gabriel Boric quiere más: no 3 mil familias, sino 100 mil hogares este año, y así lo prometió a todo el país. Y ENAP ya respondió: No.
 

Boric: gas a 100.000 familias

“Vamos a promover un rol más activo de la ENAP en el mercado del gas, el cual se traducirá en precios más justos para todas las chilenas y chilenos. Avanzaremos, inicialmente, en un proyecto liderado por ENAP que distribuirá cilindros de gas a 100.000 familias a precios justos durante este año. Y, a la vez, hemos iniciado una mesa de trabajo a iniciativa de alcaldes para enviar un proyecto de ley que fortalecerá el mercado del gas licuado y con ello el rol de la empresa pública en el mismo”, señaló el mandatario el 1º de junio de 2022 en la Cuenta Pública ante el Congreso.

Un mes y medio después, el 14 de julio pasado, el Ministerio de Energía le envió un oficio a ENAP para solicitar, en el contexto del Plan Piloto de GLP para suministrar gas licuado a 3 mil familias, “analizar e implementar a partir del presente año una extensión de cobertura a 100 mil familias en 35 comunas, para seguir expandiéndose en años posteriores a todo el territorio nacional”.

Esa intención la reafirmó este viernes el ministro de Energía, Claudio Huepe, al entregar balones de gas de ENAP en San Fernando. “Este es un comienzo de un camino, queremos llegar al menor precio posible a todos los lugares”, dijo. “Queremos llegar a 100.000 familias de aquí a fin de año y luego a muchas más”, enfatizó Huepe.

En ENAP hay molestia con el ministro y su staff -donde destaca la abogada experta en regulación, Gabriela Manríquez- por su insistencia en las 100.000 familias. 

¿Qué hará la estatal? “Será materia de análisis y revisión de parte del directorio, una vez concluido el plan piloto, en diciembre de 2022”. Con ello, la promesa del mandatario no podrá cumplirse. La compañía explica por qué. “La decisión del Directorio de ENAP será adoptada considerando lo dispuesto en su Ley de Gobierno Corporativo, una vez analizados todos los riesgos asociados, incluyendo aquellos relacionados con materias de libre competencia”, sostiene la empresa.

Marcelo Tokman, exgerente general de la compañía estatal y exministro de Energía, señala que “ENAP no tiene impedimento legal para entrar a la comercialización de gas licuado”. Agrega que la ley señala expresamente que ENAP puede, “ya sea directamente o a través de sociedades en que tenga participación, almacenar, transportar, transformar, tratar, procesar, refinar, vender y, en general, comercializar petróleo o gas”.

Fuentes del sector energético enfatizan que el problema es el subsidio que podría implicar. De hecho, hacen ver que el precio ofrecido por el cilindro de $ 15.100 a las familias vulnerables, que es al menos 40% más barato que el valor de mercado, es un precio subsidiado. ENAP señala que es el valor de producir, envasar y sellar, y que la logística de la distribución la ponen el Ministerio de Energía y los municipios, pero no ENAP.

Ejecutivos de las compañías de gas señalan que los 15 kilos de GLP cuestan    $14.100 con IVA, un valor que solo incluye el gas en el puerto. Tampoco considera el costo de un cilindro de acero donde se envasa el energético. Este balón tiene un valor comercial de $ 70.000 por unidad y hay lista de espera de un año porque no se produce en Chile, dicen en la industria.
Además, hacen ver que en el segmento de la distribución minorista de última milla -la venta en el barrio- operan mayoritariamente pymes, no las compañías de gas licuado como Gasco (Pérez Cruz), Lipigas (Santa Cruz y otros socios) y Abastible (Angelini).
 

Medida política

En el sector critican el carácter político de la iniciativa. Dicen que el interés del gobierno se nutrió de la presión de los alcaldes, que tomaron vuelo después de darse a conocer el estudio del mercado del gas de la Fiscalía Nacional Económica a mediados del año pasado. Incluso, varios consultados sostienen que se ha implementado en Chiguayante porque su alcalde Antonio Rivas (PS) ha impulsado la iniciativa “Alcaldes por Gas a Precio Justo” y en Quintero, como un gesto a esta histórica “zona de sacrificio” ambiental. La única comuna donde hay razones técnicas para distribuir los cilindros es San Fernando, donde ENAP tiene una planta de envasado de gas. 

El sello político incluso molesta a quienes son poco amigos de la industria gasífera. “Pareciera que se está haciendo política social pensando en el 4 de septiembre (la fecha del plebiscito)”, dice un profesional ligado al oficialismo.

Además, el gobierno enfrenta una fuerte presión del mundo sindical. Nolberto “Cachorro” Díaz, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos del Petróleo, señaló que la compañía puede concretar un programa para producir gas licuado en plantas de ENAP en Arica, Concón, Hualpén, Maipú, La Serena, Temuco y Puerto Montt, además de las ya operativas de San Fernando y Linares, a un ritmo de 55.000 cilindros diarios en total, lo que se podría lograr en los años 2023 y 2024. 
 

La reacción de la competencia

Las “gaseras” han optado por el bajo perfil en esta pelea. Pero muchas de ellas han realizado acciones para afrontar la ola alcista de precios. Como el incremento del gas se inició en noviembre de 2020 y la guerra de Ucrania exacerbó el aumento, algunas como Lipigas hicieron alianzas. Esta empresa de las familias Santa Cruz, Noguera y Vinagre, tiene convenios con 123 municipios, el 36% de las comunas, beneficiando a 7 millones de personas que pueden acceder a descuentos con venta directa de entre $ 2.000 y $ 7.000 por cilindro.

Además, la firma cuenta con 96 locales de venta directa denominada Lipivecinos, en que van los usuarios a recoger su propio gas, con lo cual se genera un ahorro de unos 3.000 por galón de gas y se pueden acumular a los descuentos de los municipios, El alcance de esta promoción supera las 8 millones de personas.

Abastible, del grupo Angelini, que participa en este mercado desde hace más de 65 años, dice que “como cualquier iniciativa, sea del sector público o privado, ésta debe sujetarse siempre al marco normativo vigente, y desarrollarse bajo las mismas reglas, estándares y exigencias que debemos cumplir todos los actores del mercado, en particular, las que dicen relación con la sana, leal y libre competencia que debe producirse entre quienes participan en este mercado”. 


Gloria Maldonado, presidenta de Enap: "Apostamos a un futuro multienergético" 

Asumió la presidencia de ENAP el 21 de mayo pasado, en medio del conflicto con los trabajadores subcontratistas y con el mandato de convertir a la petrolera estatal en “un ejemplo de eficiencia y modernidad, con fuerte foco en sustentabilidad económica, social y ambiental”.

Gloria Maldonado Figueroa, la ingeniera civil química chilena-canadiense que por estos días visita San Fernando entregando cilindros de gas a familias de menores ingresos, explica en esta entrevista los ejes estratégicos de su gestión y cómo transformará a la petrolera, que por definición está en una industria contaminante, en una empresa limpia, pero que siga “asegurando el suministro energético del país”. 

-¿Qué responde a las críticas del Gas a Precio Justo? ¿Por qué esta iniciativa se hace a través de ENAP y no participan actores del sector privado?
-Como empresa pública, consciente de nuestro rol social con las personas y sus necesidades, cuando fuimos convocados por el gobierno a ser parte de este proyecto piloto, mostramos inmediatamente nuestra disposición a colaborar en la búsqueda de soluciones que fueran en beneficio para las chilenas y chilenos más vulnerables. 

Este piloto ha significado hacer diversos estudios, planificaciones, ver temas logísticos y levantar procesos; pero sin duda que ha sido una iniciativa reconfortante, que nos recuerda nuestro rol de empresa del Estado y de lo estratégico de nuestra función para el país.

Tenemos que también cuidar el patrimonio de la empresa, por su rol fundamental en la seguridad energética del país. Por ello los proyectos que desarrollaremos para las personas, como lo puede ser la venta de gas, tendrán el mismo cuidado por la rentabilidad que tiene el desempeño de la compañía en otras áreas.

En lo personal me llena de orgullo la gran cantidad de felicitaciones que hemos recibido y en especial la buena acogida que hemos tenido en las comunidades donde partimos.

-¿Cuál es la visión de ENAP en el mercado gasífero?
-ENAP es una empresa muy importante en la industria nacional de petróleo y gas de Chile: poseemos extensos activos e infraestructura logística y de distribución, y desempeñamos un rol clave en garantizar el suministro de combustible para el país, y por cierto para las personas.

Estamos desarrollando un proyecto piloto, no comercial, acotado a 3 mil familias dentro del grupo más vulnerable del país, no hemos ingresado al mercado de la distribución minorista. El gobierno ha anunciado un proyecto de ley al respecto, y será en el Congreso donde se discutirán esos términos. 

-¿Qué tan clave es hoy ENAP, con un mundo en guerra, donde los combustibles energéticos son cada vez más escasos?
-Sabemos la inestabilidad de los mercados de hidrocarburos en el mundo, además de las externalidades negativas, por ello apostamos a un futuro multienergético. No obstante, tenemos una misión clara de asegurar el suministro energético del país, más en tiempos convulsos como los que vivimos. Para ello, en nuestro Plan de Desarrollo y Negocios priorizaremos inversiones en ese sentido. 

-¿Qué inversiones hará ENAP para posicionarse como un actor fuerte en energías limpias?
-Chile se ha trazado una “Ruta Energética”, que busca acelerar los planes de descarbonización de la matriz para lograr el objetivo país de carbono neutralidad al 2050. Como somos una empresa con un rol social importante, vamos a ser parte de ese esfuerzo, apostando al hidrógeno verde. 

Tenemos una ventaja competitiva para el desarrollo del hidrógeno verde en Magallanes, ya que contamos con importantes activos en instalaciones y terrenos, además de servicios portuarios y disponibilidad de muelles en el Estrecho de Magallanes. Aprovechando esas posibilidades, hemos firmado convenios con importantes empresas en materias de energía renovable. 

-Usted asumió en medio de un conflicto con los trabajadores contratistas. ¿Cómo se ha ido desactivando ese conflicto?
-No tenemos la lógica de la desactivación, sino de la construcción de relaciones abiertas, de confianza, de trabajo mutuo.  Dice el sociólogo Ulrich Beck que parte de la modernidad es que los conflictos no terminan, sino solo se detienen mediante acuerdos temporales. Nuestra apuesta es construir acuerdos a largo plazo. 

Para ello, seguiremos con la política de Acuerdos Marco con los trabajadores de las empresas colaboradoras. Fiscalizaremos el cumplimiento de los acuerdos laborales que tienen nuestras empresas colaboradoras con sus trabajadores, que seguirán formando parte de los contratos con ENAP.
 

“Seguiremos en Argentina, Ecuador y Egipto”

-¿Qué planes tiene para ENAP de aquí a los próximos cinco años?
-Inversiones que buscarán impulsar la transición energética, asegurar el abastecimiento de combustibles en Chile con inversiones sustantivas en nuestros centros de negocios. Complementariamente, nuestro plan también incluye inversiones para profundizar nuestro estándar medioambiental.

En paralelo, trabajamos para tener una seguridad laboral con estándares internacionales de la industria, y digitalizamos los negocios, para optimizar la toma de decisiones. Dados los buenos resultados financieros obtenidos en las filiales internacionales, ENAP Sipetrol tiene intención de seguir creciendo en los países donde ya tiene presencia: Argentina, Ecuador, Egipto, a través de nuevos bloques y así aumentar sus inversiones. Asimismo, se está en continuo análisis de nuevas oportunidades de negocios en otros países que calcen con el foco estratégico de ENAP.

-¿Qué harán con la refinería de Concón? ¿Aumentó la presión por cerrarla tras la decisión de Codelco de cesar las operaciones en fundición Ventanas?
-Refinería Aconcagua cumple un rol fundamental en el suministro de combustibles para el país. El plan de descontaminación de Concón, Quintero y Puchuncaví considera el funcionamiento de la refinería con medidas adicionales de cuidado del medio ambiente, las que estamos fortaleciendo, y no hemos recibido presión alguna. 

-¿Cuándo retomará las funciones la refinería de Bío Bío?
-ENAP tiene un rol fundamental en asegurar el suministro energético y la refinería Bío Bío, que es muy importante para la zona sur del país. Nos hemos comprometido fuertemente por mejorar su desempeño ambiental, con medidas como la reconversión a gas natural de su cogeneradora, que eliminará el petcoke como combustible.

El lado B del delator tributario: clima hostil, vendettas personales y arma competitiva

El denunciante anónimo logrará un premio del 10% de lo que se recaude con el cobro del SII. Los abogados y expertos en impuestos anticipan una lluvia de cartas de confidencialidad en las empresas, cazas de brujas y tensión interna, pero sí más persecución eficaz de evasión de impuestos. A la fecha, la CMF ha recibido 21 solicitudes de reconocimiento de la calidad de Denunciante Anónimo. Según el organismo, el sistema ha demostrado ser una herramienta adecuada e idónea para acceder a información sobre irregularidades que, de otra forma, habrían sido muy difíciles de detectar por la entidad.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR