Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Funcionario de Cerro Castillo: “Aquí se conoce el otro lado del Presidente, se conoce a la persona”

Funcionario de Cerro Castillo: “Aquí se conoce el otro lado del Presidente, se conoce a la persona”

El Palacio Presidencial de Cerro Castillo, ubicado en Viña del Mar, abrió sus puertas al público este Día de los Patrimonios. La residencia, que ha sido utilizada como lugar de descanso por presidentes chilenos, guarda historias y secretos que, según revelan quienes ahí trabajan, “quedan para el libro”.

Por: Equipo DF MAS | Publicado: Miércoles 1 de junio de 2022 a las 10:30
  • T+
  • T-

El Palacio Presidencial Cerro Castillo abrió sus puertas al público este 29 de mayo con motivo del Día de los Patrimonios. Cientos de personas se agruparon temprano a las afueras de la propiedad emplazada en Viña del Mar expectantes ante la posibilidad de poder recorrer la residencia donde ayer alojó el Presidente de la República, Gabriel Boric.

A las 10:00 am del domingo -hora de la apertura- ya había una fila de visitantes que se extendía por varias cuadras, y que, según quienes trabajan ahí, bordeaba las 100 personas. Producto de los rigurosos puntos de control existentes -custodiados por carabineros y funcionarios de Presidencia -la espera para ingresar a la propiedad- se prolongaba por más de una hora.

Cuatro visitas de Boric

Una vez al interior de Cerro Castillo propiedad –a la que se entra por calle Callao y que colinda con Iberia-, se observa una bifurcación que rodea una cancha de césped y que conecta nuevamente en la entrada del palacio. Fue en el área circular donde aterrizó el presidente Gabriel Boric por primera vez el jueves 10 de marzo a las 7:59 de la tarde, horas antes de asumir la presidencia.

Posterior a aquella primera visita, el mandatario ha visitado la propiedad otras tres veces. Estuvo en el inmueble para un consejo de gabinete ampliado, recorrió brevemente las dependencias del palacio el 21 de mayo -día de las glorias navales- y ayer martes 31 de mayo, previo a su primera Cuenta Pública.  

Funcionarios de Presidencia revelan que las veces que se ha hospedado en el inmueble ha solicitado comer platos “comunes y corrientes”. “El presidente Boric comió un pescado y hamburguesas. Nada muy sofisticado”, revela uno de ellos.

 Sobre el inmueble

El palacio presidencial fue construido durante el gobierno del presidente Carlos Ibáñez del Campo entre los años 1929 y 1930. El levantamiento de la obra fue requerimiento de la primera dama Graciela Letelier Velasco quien solicitó para su edificación los terrenos del Fuerte Callao. Los cañones de la construcción original nunca fueron removidos y hoy son parte de la decoración de los jardines del palacio.

Tiene 3 pisos de altura sumándole un subterráneo, con un primer nivel que cuenta con espaciosos salones que observan el mar. La decoración de esta planta es totalmente clásica, con sitiales de madera, lámparas colgantes y cuadros del español José Mongrell. En el ala izquierda se ubica el salón presidencial que cuenta con una chimenea, sillones cafés a tono con los acabados en madera y un escritorio de madera nativa sobre el cual se posa una pequeña bandera chilena.

En el ala derecha se ubica el comedor. Cuenta con una extensa mesa de madera con espacio para catorce comensales. La alfombra es roja, al igual que las sillas y las cortinas. Tal como ocurre en el ala izquierda sobresalen los acabados en madera y los ventanales con una vista infinita al Océano Pacífico.

En la parte superior se ubican los dormitorios. Son ocho en total, pero para el Día de los Patrimonio el acceso estaba prohibido. Funcionarios del lugar revelan que cada administración renueva la ropa de cama de las habitaciones: el ex mandatario Sebastián Piñera se llevó sus sábanas, mientras que el Presidente Boric instaló nuevas.

 “Aquí se conoce a la persona”

En la residencia trabajan diariamente 35 funcionarios que se dividen entre personal de la Armada, de Carabineros, jardineros dependientes de la Municipalidad de Viña del Mar y funcionarios de Presidencia.

Las labores diarias consisten en el resguardo de la propiedad y la mantención de los jardines y dependencias del palacio. Enrique Sepúlveda, jefe de los funcionarios de la presidencia, es la persona encargada de velar por el correcto cumplimiento de las tareas.

Sepúlveda, quien lleva 42 años trabajando en el lugar, explica que cada administración tiene la facultad de cambiar a todo el personal, pero que ninguna lo ha hecho debido a la vasta experiencia de los trabajadores y la confianza que esto significa para los mandatarios.

Enrique Sepúlveda cuenta que llegó a Cerro Castillo cuando tenía 20 años. Su primer jefe fue el exgeneral Augusto Pinochet y sigue trabajando ahí hasta ahora. Él, como ningún otro, revela, ha sido espectador en primera fila de errores y aciertos, de los mandatarios que por Cerro Castillo han transitado.

“Aquí se conoce el otro lado del Presidente, la parte más de casa. No se conoce al Mandatario como tal, sino que se conoce a la persona. Una de las reglas podríamos decir es el hermetismo, guardarse para sí cualquier actitud de la que uno sea testigo. Lo que escuches, lo que veas, no lo puedes difundir. Anécdotas hay muchas, pero lamentablemente, quedan para uno”, comparte el funcionario de Presidencia.

“Esta no es como mi casa, sino que esta también es mi casa”, explica Sepúlveda quien adelanta que este será el último Presidente para el cual trabaje. Planea jubilarse tras este periodo, después de haber colaborado con siete presidentes de la República en 42 años de servicio.

 

 

 

 

Los terrenos de la Patagonia chilena que se venden en Nueva York

La firma local The Real Eco State ha vendido más de 6 mil hectáreas y acaban de abrir una oficina en Nueva York para captar clientes extranjeros. Además, están trabajando con la NASA para validar datos de captación de CO2. “Mi propósito fue conservar la naturaleza y terminó siendo el negocio más próspero que he hecho en mi vida. Me han invitado a juntarme con actores de Hollywood que quieren aportar al proyecto”, comenta su fundador, Felipe Escalona.

Manuel José Vial, el hombre al frente de La Polar en medio de la crisis

Es el hijo del controlador de la multitienda, Leonidas Vial, tiene 38 años y aunque es abogado tiene mentalidad financiera, dicen en su entorno. Es él, junto con Manuel Severín, el gerente general, quienes están liderando el control de daños de denuncias de venta de ropa falsificada, que se suma el embargo que pidió AFP Capital.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR