Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Reestructuración, críticas y más: La Red en su momento más político

Reestructuración, críticas y más: La Red en su momento más político

En los últimos meses la estación televisiva se ha hecho presente en la pauta noticiosa cobrando mayor relevancia política. Este giro editorial coincide con la llegada del periodista Víctor Gutiérrez al canal en julio pasado, afirman algunos de sus protagonistas.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 26 de marzo de 2021 a las 16:30
  • T+
  • T-

Víctor Gutiérrez. Es lo primero que mencionan al interior del canal todos los consultados por el actual momento de La Red. Programas como Mentiras Verdaderas, Pauta Libre, y ahora el nuevo espacio Poder y Verdad, donde la periodista Mónica González entrevista a los precandidatos presidenciales, han estado influyendo en la pauta política del país, y él sería el responsable.

Uno de los episodios de las últimas semanas fue la entrevista a Mauricio Hernández Norambuena en el programa Mentiras Verdaderas del pasado 14 de marzo. Desde la cárcel de seguridad el "comandante Ramiro" se comunicó con el conductor Eduardo Fuentes, lo cual generó críticas que cuestionaban el haberle brindado pantalla al ex frentista condenado por el homicidio de Jaime Guzmán y el secuestro del empresario brasileño Washington Olivetto. En redes sociales incluso apareció una campaña en contra de la estación televisiva que usó el hashtag #ApagaLaRed.

Días después, fue la investigación de la periodista Alejandra Matus, panelista de Pauta Libre, donde establecía vínculos entre el presidente Sebastián Piñera y el Casino Enjoy, la que habría generado molestia en La Moneda. Estos dos hitos, según dio a conocer la misma periodista en el espacio televisivo, motivaron que la exjefa de gabinete del mandatario y parte de su actual equipo asesor, Magdalena Díaz, llamara a Miami, donde reside Remigio Ángel González, dueño del conglomerado de comunicaciones Albavisión, que es propietario de La Red, para manifestarle su preocupación por este tipo de contenidos.

Pero fue el propio magnate de los medios y dueño de la compañía que opera 43 estaciones de televisión, 46 emisoras radiales, más de una decena de medios impresos y tres empresas de cines, con presencia en 15 países, quien envió a comienzos del año pasado al periodista chileno Víctor Gutiérrez, hombre de su confianza, a evaluar la situación económica y programática de La Red.

Lo que en principio sería una asesoría se convirtió en la salida José Manuel Larraín y el arribo de Víctor Gutiérrez como director ejecutivo de la estación en julio de 2020. Antes, entre 2010 y 2017 fue Javier Urrutia, también cercano a Remigio Ángel González, quien estuvo a cargo de la estación y luego emigró a Canal 13.

Gutiérrez, que trabajó en medios como La Nación y TVN, y también ligado a contenidos de farándula, vive hace años en Estados Unidos, pero ha mantenido una larga relación con La Red participando como panelista en varios de sus programas.

"Víctor conoce a todo el mundo dentro del canal y eso ha influido en la mística que ha proporcionado estos meses. Además le mejoró el sueldo a parte del personal de planta", cuenta un funcionario de La Red. El director ejecutivo tiene la misión de lograr mayor autonomía económica respecto de Albavisión y para eso se ha propuesto un plazo de dos años. Reestructuraciones que incluyeron remover a parte importante de la plana directiva, despedir a rostros emblemáticos como Tomás Cox y destinar la programación matinal a contenido comercial, van en esa dirección.

Los últimos estados financieros de La Red, publicados en septiembre de 2020, hablan de una empresa con pérdidas menores a los ejercicios anteriores, de la mano de menor deuda y gastos de administración que pasaron de $865 millones a $526 millones, además de mayores ingresos por ventas de espacios. La firma, también ha sido afectada por el alza del dólar ya que parte importante de sus contenidos son importados: estos gastos crecieron casi 10 veces entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020.

En esos estados financieros la firma dice que pese a las pérdidas por $4.721 millones, "conforme a las proyecciones efectuadas por la Administración se espera revertir la situación patrimonial a futuro, objetivo que se basa en el logro y aumento en las metas de ventas fijadas por la administración de la Sociedad en el área Comercial".

 Imagen foto_00000006

La llegada del periodista también se ha traducido en la intención de marcar la agenda noticiosa e influir a través de contenidos periodísticos. Gutiérrez no está dando entrevistas. Al ser contactado responde que prefiere que la atención se ponga en la pantalla y sus contenidos, más que en su persona. Bajo la misma lógica funciona Verónica Mendoza, gerente de producción de La Red, y mano derecha de Gutiérrez, que lleva más de una década trabajando en el canal. Algunos rostros y periodistas sí comentan que el canal está atravesando un buen momento editorial y se lo adjudican en gran medida a su director.

"Víctor supo leer muy bien a la audiencia. Tuvo la valentía, asertividad y astucia editorial de ir más allá del diagnóstico y traducirlo a la realidad", asevera José Antonio Neme, quien al cierre de esta edición se desempeñaba como conductor de Pauta Libre, y este lunes dio a conocer su retorno a Mega. 

La Red no pretende superar en rating a toda la competencia pero sí ser influyente en la opinión pública, afirman dentro del canal y sienten que lo están consiguiendo. "No tenemos departamento de prensa y así todo marcamos la pauta noticiosa", señalan.

Agregan que la línea editorial del canal también está marcada por contenido de servicio público, como es el caso del programa Hola Chile que conduce Julia Vial y Eduardo de la Iglesia. Destacan además nuevos espacios como Ojo con el Proceso Constituyente, ciclo de videos explicativos que se emiten tras la franja oficial y que según el horario ha llegado a marcar 3 puntos de audiencia.

Sobre las críticas que han recibido y la acusación de ciertos sectores que consideran que la estación está realizando periodismo de trinchera desde la vereda izquierda, sus conductores lo desmienten categóricamente.

"Estamos haciendo lo que cualquier producto periodístico está llamado a hacer: develar lo que pasa con sentido de interés público. Yo no he aparecido con polera del Che Guevara en un programa. La entrevista a Norambuena por supuesto que tenía interés periodístico. Nadie lo ensalzó ni lo trató como justiciero. El tipo es un asesino y está cumpliendo su condena en prisión, no así otros criminales. No veo ningún problema ético y creo que las reacciones que surgieron responden a histeria de cierto sector", afirma Neme.

"Somos un canal pluralista y no nos sentiremos aludidos por presiones ni del Gobierno, el Partido Comunista o la UDI. De hecho, la campaña #ApagaLaRed tuvo el efecto contrario y subió la sintonía con peaks de 5 a 6 puntos", señala un integrante del canal. Agrega: "Aquí hay espacio para todos".

Un ejemplo que salta a la vista es Checho Hirane y su programa Café cargado, que ahora es emitido los domingos por la tarde. El conductor, que también tiene un programa en radio Agricultura, reconoce que sus cercanos le preguntan todo el tiempo qué hace en La Red, refiriéndose a su conocida posición política de derecha: "Uno puede estar de acuerdo o no con los contenidos o la tendencia, pero la estrategia de Víctor Gutiérrez está dando resultados. El canal ahora es trascendente y tiene liderazgo de opinión. Y si hay algo que yo defiendo es la libertad de expresión".

Hirane asegura que se siente libre y cómodo en su espacio, y aunque estima que el horario no es el mejor, Café cargado cuenta con miles de reproducciones en YouTube y ha subido de 0,7 a 1,6 puntos de audiencia. Sobre campañas de redes sociales como #FueraHirane o #FueraNeme, dice: "Son tonteras, humores del momento. Finalmente, la gente ve lo que le interesa y punto".

Imagen foto_00000003

Desde Nueva York, donde estudia un magíster en escritura creativa, la periodista Alejandra Matus se ha sumado al programa Pauta Libre. Hace cuatro años había participado en Mentiras Verdaderas como panelista de una sección de investigación que se llamó Destapando la olla.

"Duró tres capítulos porque la línea editorial no aguantó y el productor a cargo salió del canal. Por eso ahora cuando me llamaron pensé que sería algo pasajero. Acepté con el interés de llevar la información periodística a la mayor cantidad de personas y he constatado que la mano de Víctor Gutiérrez ha sido fundamental para abrir y sostener el espacio. La llamada telefónica a Miami me parece sintomática de que se está logrando impacto a la agenda pública", dice la periodista.

Se refiere a las repercusiones de la investigación denominada #Enjoygate. Matus asegura que cuando comienzan las presiones externas se pone a prueba la fortaleza editorial y que ella siente que hay un equipo que se la está jugando. Al igual que su colega José Antonio Neme no considera que periodísticamente hablando estén realizando una labor extraordinaria, si no que es lo que le corresponde al oficio.

Respecto de la supuesta "izquierdización" del medio, también lo descarta: "La única postura válida que puede tomar el periodismo es en favor de la democracia. Algunos presumen cierta militancia política de mi parte, que no tengo. Pero ese tipo de agresiones no las tomo en términos personales, entiendo que la gente pelea con sus propios prejuicios. Algunos insultos me causan risas y otros los comprendo como parte de la incapacidad de debatir con argumentos". Afirma que hay estudios que confirman que las periodistas mujeres son más atacadas en redes sociales a razón de su género y apariencia.

En ese sentido destaca la decisión del actual director ejecutivo de poner en pantalla también a Mónica González, Mirna Schindler y Paula Molina, entre otras periodistas mujeres del canal. "Es un gesto de marca mayor sobre todo porque en Chile hay áreas temáticas donde el aporte de la mujer es menospreciado, como por ejemplo debate político o económico. Entonces es una señal potente", enfatiza Matus.

Tanto ella como Neme defienden que los periodistas y los medios de comunicación puedan tomar posición editorial frente a ciertos temas. "Es lo que hacen los medios en Estados Unidos, transparentan una postura. Salen del closet político, dicen: "Este soy yo". Y la gente verá si sigue sintonizando. La Red está en un camino de periodismo serio que toca la fibra de parte de la ciudadanía. Y por último, disentir tampoco es pecado", concluye José Antonio Neme.

La travesía de Roberto Alvo en Latam: "Las crisis te abren la cabeza"

Asumió en abril del año pasado en medio de la crisis más grave de la aviación mundial. Una pandemia, miles de aviones en tierra y vuelos suspendidos no han agotado al CEO de la compañía. A semanas de ingresar su plan de reestructuración en el Chapter 11, Alvo se da el tiempo de soñar la Latam del futuro.

Uber: “Más que nunca, nuestros ojos están puestos en Chile”

Es la primera entrevista de representantes de la empresa tecnológica tras anunciar la compra de Cornershop, en mayo. Aquí, las cabezas del área Eats y Rides para países del Cono Sur hablan de las oportunidades que se aceleraron con la pandemia, y de por qué “Chile tiene una oportunidad única” en este proceso.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR