Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Carlos García, de Kavak: “El reto que tienen los emprendedores es no dejarse llevar por las noticias positivas ni por las negativas”

Carlos García, de Kavak: “El reto que tienen los emprendedores es no dejarse llevar por las noticias positivas ni por las negativas”

El venezolano, fundador del primer unicornio mexicano, fue uno de los invitados del MAS Pitch 2023. Tras concluir su presentación en el escenario, conversamos con él en privado sobre sus inicios como emprendedor. “Al principio, no tienes absolutamente nada. Hay mucha incertidumbre. Estás esperando que algo funcione. Estás apostando absolutamente todo allí. Tienes un montón de gente mirándote y apostando a esa idea con la cual saliste a reclutarlos... un montón de gente que está absolutamente loca, que se vino por una idea”, dice García.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 9 de diciembre de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-

Traer a Chile a Carlos García, fundador y CEO de Kavak, no fue fácil. Desde que el venezolano fundó la compañía mexicana -startup dedicada a la compra y venta de autos- en 2016 no había pisado territorio nacional. Antes, tuvo un negocio de alcoholes. Es uno de los referentes del ecosistema tech, el creador del primer unicornio del país azteca y fue parte del equipo fundador de Linio, uno de los principales operadores del comercio electrónico que compró Falabella en 2018.

Traerlo era uno de los objetivos para el MAS Pitch 2023, y si no fuera por la ayuda de los fundadores de 30N ventures, Tomás Denecken y Salvador Said, y por la recomendación que le hizo su amigo, el fundador y CEO de Xepelin, Sebastián Kreis, probablemente no se hubiera logrado. Fue el 18 de octubre que recibimos un mail de su jefe de gabinete, el español Saúl Crespo: “Disculpad el retraso en la respuesta; hemos estado haciendo varios movimientos en la agenda de Carlos para que pueda asistir a Santiago el día 5 de diciembre. Aún no sabemos dónde estará los días anteriores ni posteriores, pero queda confirmada su participación”.

A las 16:30 del martes de esta semana llegó acompañado de su equipo, liderados por Crespo, lo seguía la argentina Cecilia Lucca, jefa de comunicaciones de la empresa, y los líderes de la firma en Chile. Llevaba chaqueta azul, polera blanca y una boina, relajado y con ganas de ver lo que estaba pasando en el escenario de la Corporación Cultural Las Condes.

“Está prohibido poner algo en mi agenda 10 días en el futuro”
En medio de esta entrevista nos enteramos de que fue recién hace tres días cuando le confirmaron que estarían en Chile. De hecho, confesó que el lunes en la noche conoció por primera vez la agenda del evento. Según cuenta en esta conversación, esto se debe a un motivo: “Aprendí a tratarme como si fuese un atleta profesional. Tengo que llegar todos los días a tomar decisiones, entonces tengo que priorizar qué poner en mi agenda para no tomar tantas decisiones, para asegurarme de que esté tomando decisiones bien priorizadas de impacto”.

Y agrega: “Tengo que estar divirtiéndome, tengo que sentirme que estoy libre, tengo que sentirme que mañana puede ocurrir algo espectacular. Mi equipo y mi familia creo que me ayudan a pensar que tengo una vía espontánea, seguramente no la tengo, ellos agendan un montón de cosas, pero yo necesito sentir que no sé qué va a pasar mañana, no me estreso con ver las cosas que tengo al frente, y eso me ayuda un montón”.

El CEO confiesa que “está prohibido poner algo en mi agenda 10 días en el futuro. Estoy seguro de que lo hacen, pero no me dicen. Tengo que sentirme que estoy libre de realmente poner mi tiempo donde más impacto sea. Y eso puede ser en algo del trabajo, puede ser en algo de mi familia, puede ser en algo personal. Si tú no reconoces qué es lo más importante para ti esa semana, ese día, y que eso es lo tienes que hacer, te estás privando de libertad. Básicamente te conviertes en un esclavo de todo lo que estás construyendo”.

El tiempo solo
La rutina de García empieza tipo 6:30 de la mañana. “Lo he ido perfeccionando con el tiempo, porque antes no dormía tanto. Me garantizo dormir ocho horas, antes dormía cuatro o cinco”.

Las primeras dos horas de la mañana son para él. Es un rato sólo para él, en el que ejercita, se sienta en el pasto. Solo. “En esas horas no soy papá, empresario, hijo ni amigo, son dos horas muy egoístas. Así, cuando arranco el día a las 8:30, ya tuvo un espacio mi cerebro donde de verdad lo que hizo fue relajarse”.

Aunque esto ha cambiado con el tiempo, “ahorita me paro en la mañana, visto a mis hijos y los llevo al transporte y luego arranco con mi proceso más egoísta de dos horas de estar mindfulness”.

Asegura que para ser emprendedor hay que ser muy disciplinado, porque hay muchas expectativas en ellos, tanto de los equipos, inversionistas, clientes o familia. García revisa su agenda cada mañana en función de qué meta se puso para el viernes.

“Para lograrlo, lo primero que me garantizo es que la agenda que tengo en la semana tenga el tiempo necesario para lograr esa meta. Si no lo tengo, quito cosas, cuando no hacía esto podía trabajar 30 días seguidos, voltearme y no ver resultados contundentes”.

Tiene hábitos alimenticios marcados: hace ayuno intermitente y come por primera vez a las 18:00. “Principalmente por el beneficio que me da, porque cuando estoy sin comer toda mi energía no está en mi sistema digestivo, está en mi cabeza. Estoy mucho más activo, estoy mucho más presente, no estoy distraído, no estoy tumbado por la comida, eso me permite estar muy, muy, muy proactivo”.

Son las 17:45 de este martes 5 de diciembre, la entrevista está por terminar, y él aún no ha comido nada: “Yo asocio la comida con un proceso de relajación. Cuando empiezo a comer es cuando estoy listo para dejar de hablar, dejar de pensar, empezar a escuchar, a disfrutar, a respirar”.

“Si tú estás construyendo una empresa y la valorización es lo que te está motivando, ahí tienes una bandera roja”
Tiene un MBA en Oxford e hizo una practica en Amazon, empresa que admira. Al preguntarle sobre las crisis, la disminución de las valoraciones, el congelamiento de los fondos de capital y los cambios del mercado, García responde: “Soy venezolano y vi mi país destrozarse por completo, me tocó salir del país, desde que tengo 18 años me tocó enfrentarme a eso”.

“Hoy en día la gente dice que estamos en un invierno, (pero) lo que existía hace años era mucho peor, mucho más difícil que lo que hay hoy día. Yo creo que estamos en uno de los mejores mercados para emprender. Entonces lo que hemos hecho nosotros es enfocarnos en lo que estamos construyendo y lo que estamos trabajando. El mundo nunca es tan malo como la gente dice, pero tampoco es tan bueno. Y yo creo que el reto que tenemos y que tienen los emprendedores es entender que la verdad siempre está en el medio, es no dejarse llevar por las noticias positivas ni por las noticias negativas. Esos son los dos mayores impostores que hay en el mundo. Te tienes que mantener centrado y continuar trabajando para lo que saliste a resolver”, afirma.

En cuanto a las valorizaciones, es enfático, y destaca, “son puntos en el tiempo que marcan un score que depende de muchos factores externos y factores internos de la macroeconomía como de tu empresa. Si tú estás construyendo una empresa y la valorización es lo que te está motivando, ahí tienes una bandera roja, porque al final del día las empresas pueden valer hoy X, mañana puede valer X más 10 y eso va a ir cambiando en el tiempo. Lo importante es que tienes que estar midiendo tus métricas internas, cómo está cambiando la vida de tus clientes, cómo está cambiando la vida de tu equipo, cómo está cambiando tu vida, y si tienes una visión de 50 años, todas esas cosas las vas a olvidar muy rápido”.

Cree que el mejor ejemplo de esto es hacerle zoom a un gráfico de Amazon. “En cualquier momento en el tiempo van a conseguir volatilidad en su acción, pero cuando haces zoom out lo que ves es una gran curva de crecimiento. Y lo que hizo Amazon es que construyó una empresa tan hermosa que ellos durante los altos y los bajos que tuvieron, nunca pararon de mirar a su consumidor. Nunca pararon de crear cosas interesantes para sus clientes, nunca pararon de aprender de sus errores. Y yo creo que como emprendedor, eso es lo único que tenemos que hacer: escuchar a nuestros clientes. El camino es difícil cuando construyes algo en mercados complejos como los nuestros, no te pongas un estrés adicional a lo que esté pasando en los mercados financieros”.

Actitud positiva
“Son muchos momentos difíciles todos los días”, declara el fundador de Kavak. Las complejidades de la empresa van cambiando, insiste. “Al principio, no tienes absolutamente nada. Hay mucha incertidumbre. Estás esperando que algo funcione. Estás apostando absolutamente todo allí. Tienes un montón de gente mirándote y apostando a esa idea con la cual saliste a reclutarlos... un montón de gente que está absolutamente loca, que se vino por una idea”, dice García. “Entonces yo te diría que esa es de las partes más emocionantes de emprender, toda esa incertidumbre es divina para el que le encanta estar en un proceso de descubrimiento”, enfatiza.

La actitud es fundamental en este recorrido, señala, “y al final del día mucho también se trata de mantener una actitud positiva, tener pensamientos positivos y mantenerte optimista y buscando la oportunidad en todas las cosas que se te van presentando. Y cada vez que encuentras un reto, un momento difícil, tienes que entender que esa es tu proteína. A los emprendedores lo que nos alimenta son los problemas, las dificultades. Si tú las rechazas, les tienes miedo o las sobrepiensas, pierdes la parte más importante. Porque en el momento en que tú pases por una dificultad y la atravieses y estés del otro lado, en el momento que se te presenta un problema y lo soluciones, ese es el momento que realmente generas defensas para tu empresa. Soy un fiel creyente de que la peor cosa que hacemos los seres humanos es quejarnos”.

El negocio y autodespido
La firma -según su fundador- es una herramienta que le permite a los latinoamericanos tener acceso a un auto “sin los problemas típicos que te enfrentas en la informalidad, fraude, problemas mecánicos y sobre todo de poca accesibilidad al financiamiento. Lo que hemos venido haciendo es construir una financiera que nos permita financiar a una gran cantidad de clientes que hoy en día la banca tradicional no ha financiado, eso nos ha permitido hoy que más de 40% de nuestros clientes están comprando su auto por primera vez en su vida”.

El 90% de las transacciones automotrices ocurren en la informalidad -asegura García-, “seguimos siendo bien chiquitos dentro de un mercado enorme, vemos una oportunidad enorme a continuar creciendo y a continuar formalizando”.

Kavak está en 10 ciudades y siete países, pasaron de dos empleados a tener cerca de cinco mil. A pesar de esto, García asegura, “hoy en día, no representamos en ninguno de nuestros mercados, más del 2% del mercado y vemos una oportunidad enorme para continuar creciendo”.

El recorrido en Latinoamérica es más difícil que en Estados Unidos o Europa, cree, porque “los problemas que sales a resolver en Latinoamérica son estructurales, no son de forma. Cuando nosotros construimos esta primera empresa, que era un comercio electrónico, en el 2012 que arrancamos no podías hacer un pago en línea, no existía Stripe, no existía MercadoPago. Nosotros, antes de vender en línea, tuvimos que construir nuestra pasarela de pago. Si querías enviar a un cliente un producto a su casa, no existía DHL, no existía FedEx en México”.

Debido a esto, García confiesa que constantemente se despide a sí mismo. “Me siento a pensar, si voy a contratar un CEO que me reemplace, ¿qué le recomendaría que hiciera? Luego tomo la decisión de si me puedo recontratar y si lo puedo hacer yo. Afortunadamente, hasta ahora, todas las veces me he recontratado de vuelta y mis despedidas han durado tres o cuatro días”.

“Todos los que estamos en nuestro puesto de trabajo, que estamos en una empresa que crece tan rápido, más rápido que nosotros, tenemos que pasar por ese proceso de autocrítica. Pero con mucho amor a la misión, poniendo la compañía por arriba de todo, poniendo al equipo por encima de todo, poniendo a tus clientes por encima de todo para que te permita tener la humildad de volver. Y cada vez que vuelvo, que me contrato, para mí es el día uno de mi trabajo y tengo toda la emoción, la expectativa y el miedo que puedas tener con el día uno de un reto como este”.

Próximamente la entrevista completa estará disponible en el canal MAS Pitch de Spotify.

Mystify Radio, la plataforma que musicaliza a los restaurantes del momento

El Toro, Buriana, Brunapolis y Mesa Tropera son algunos de sus clientes. Paulo Larraín trabaja hace 20 años en el mundo inmobiliario, pero a fines del año pasado decidió emprender en paralelo y creó un servicio de musicalización automatizada. Lo que ofrece es una radio online con programación musical diseñada especialmente para cada restaurante.

Horacio Melo: a 10 años de la fundación de Solarity

La empresa de generación distribuida cumplió una década llena de historias y aprendizajes, pero la carrera emprendedora de su cofundador y CEO, Horacio Melo, empezó mucho antes, con los inicios de Start-Up Chile. El ingeniero comercial es considerado un pionero en el ecosistema emprendedor y en el negocio de las energías renovables de la industria chilena.

La ruta de alta velocidad del Shinkansen de Leo Soto

En el quinto episodio de DF MAS Pitch, el CEO de la fintech de pagos -que toma su nombre de los trenes bala de Japón- repasa su historia por el mundo de la programación y la tecnología. Desde su temprano interés por la computación, a sus precoces 10 años, hasta su más reciente proyecto que ya tiene 15 meses de vida.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR