Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Cómo Platanus busca las nuevas startups para Chile

Cómo Platanus busca las nuevas startups para Chile

El 31 de enero cerraron las postulaciones para su aceleradora de emprendimientos: el 19 de febrero anunciarán a los cinco ganadores que serán asesorados durante cuatro meses. Esta es la historia de por qué la empresa de software Platanus puso sus fichas en las startups.

Por: Martín Ayala Vasallo | Publicado: Domingo 14 de febrero de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

"Difícil pregunta...", esa es la respuesta de Jaime Bunzli -ingeniero civil industrial- cuando se le consulta sobre cómo definiría Platanus. Y claro, lleva más de 12 años en este rubro, donde han creado varios proyectos junto a sus socios, pero ninguno se había consolidado tanto como éste.

"Es una empresa donde construimos productos digitales (softwares) en distintas modalidades, que nosotros mismos comercializamos con diferentes socios y que construimos para algunos clientes", responde después de ordenar las ideas en su cabeza.

Todo comenzó en 2008 cuando él junto a Ignacio Baixas, ingeniero informático; Juan Ignacio Donoso, diseñador; Agustín Feuerhake, ingeniero civil industrial; y Cristián Díaz, quien ya no forma parte de la sociedad, decidieron emprender el sueño de convertir un producto digital que le sirviera a las personas, que fuera gratuito y que los llevara a ganar dinero.

Querían estar en Silicon Valley y vender algo grande, tal como lo había hecho YouTube por esos años, cuando fue adquirido por US$ 1,65 billones por Google. Nada de ambiciosos.

El objetivo se empezó a cumplir cuando ganaron el Desafío Intel con su producto Voxound, un reproductor de música que se podía utilizar en Facebook por los usuarios, que competían por tener la lista de música más popular. El premio: viajar a la tierra prometida de los emprendimientos: Silicon Valley.

Pero en California se dieron cuenta de que la idea "era más o menos" y que la habían ejecutado mal. "Volvimos cabizbajos, pero nos sirvió para darnos cuenta de que había mucho mito en torno a Silicon Valley. Eran personas normales que tenían la misma capacidad que nosotros", comenta Bunzli.

El cuarteto archivó Voxound y surgió una nueva idea. Un día Ignacio Baixas comentó que le cargaba llamar por teléfono para pedir comida, que tenía que existir algo sin llamar. Ahí vieron un espacio para diseñar algo que se adecuara a su perfil. Buscaron ideas en internet y copiaron el modelo de una empresa estadounidense, ya que en Chile no existía nada similar.

En 2011 bautizaron su invento como QueHambre.cl, el primer sistema de pedidos a domicilio por internet en Chile. "Comenzamos a aplicar todo lo que habíamos aprendido durante los años anteriores, pero nos dimos cuenta de que el rubro no nos gustaba demasiado", rememora Jaime Bunzli. Por esta razón, se propusieron venderla y PedidosYa se interesó, pagándoles casi US$ 1 millón.

"¿Qué hacemos con la plata?", pensaron. Arrendaron una oficina más grande, contrataron equipos de desarrollo y compraron bitcoins a modo de inversión, algo novedoso para ese tiempo. El siguiente paso: reinventarse.

 Imagen foto_00000003Juan Ignacio Donoso, Jaime Bunzli, Ignacio Baixas y Agustín Feuerhake (de izquierda a derecha).

"Nuestra historia era de 'emperdedores'", dice Bunzli, "porque nos fue mal con Voxound, QueHambre resultó, pero no nos generaba un sueldo", relata el ingeniero.

Hasta que en 2012 apareció Andrés Arellano, quien tenía una historia bastante similar a la de ellos con los emprendimientos. "Asociémonos y armemos una empresa de desarrollos de software", les dijo Arellano. Él ya tenía una sociedad con un nombre: Platanus.

Con el paso de los años vinieron las asociaciones. La primera en 2014, cuando Guillermo Torrealba les comentó -entre cervezas- que quería construir un mercado de criptomonedas, algo que siempre les había gustado. Juntos formaron SurBTC, hoy, Buda.com.

Este modelo les atrajo, así que decidieron mantenerlo. Pedro Pineda los invitó a participar de Fintual y se convirtieron en el cuarto socio, con el 25% de la sociedad. El centro de operaciones de Platanus ahora se compartía con estas dos empresas. "Era un verdadero ecosistema. Cada una aprendía de la otra, se potenciaban, veíamos las debilidades y compartíamos en los almuerzos", expresa Bunzli.

Platanus Ventures
Comenzaron a buscarlos personas que tenían ideas para armar productos digitales, e inversionistas de antiguos proyectos les preguntaban constantemente cuándo lanzarían algo. Entonces, decidieron armar una aceleradora de emprendimientos.

La denominaron Platanus Ventures y se asociaron con Andrés Matte, ex ingeniero de Platanus; Joaquin Stephens, abogado que fue practicante de Buda.com; y Paula Enei, psicóloga proveniente de Start-Up Chile.

El año pasado lanzaron un concurso donde postularon cerca de 160 startups. Este año replicaron la idea y el 31 de enero cerraron las postulaciones con más candidatos que el año anterior. De ellos seleccionarán a cinco, a los que les entregarán un capital de US$ 50 mil a cada una.

Además, durante cuatro meses las ayudarán a tener una buena estrategia de desarrollo de software y armar un buen equipo. Los ganadores podrán participar de un "Demo day" con 100 inversionistas, y serán capacitados para que postulen a la aceleradora más famosa a nivel mundial: Y Combinator.

Una vez que seleccionan los emprendimientos y consiguen el match con los inversionistas, Platanus Ventures entra con el 7% a cada startup para acompañarla en el proceso. "Lo importante es hacer crecer rápido estos productos, que atraigan a los usuarios y sean sostenibles. Queremos que de acá salgan los mejores emprendimientos del país y Latinoamérica", manifiesta el cofundador de la firma.

El 19 de febrero darán a conocer los ganadores. Los requisitos principales para los postulantes son que el emprendimiento sea digital, tener un equipo fundador dedicado totalmente al proyecto y que uno de ellos tome el rol del CTO (Chief Technology Officer, o director de tecnología) para programar.

"Buscamos que todo el equipo se sienta motivado en querer aportar a las startups", dice Bunzli. Por esto, es que el 20% de la propiedad de Platanus Ventures pertenece al equipo de Platanus, que de esta forma va ganando una pequeña parte de la propiedad en las compañías.

Semanas atrás, iniciaron su segundo proceso de entrenamiento para estudiantes, y recibieron cerca de 170 postulaciones de universitarios interesados en hacer prácticas en la marca. De ellas seleccionarán a ocho. "Hemos tratado de ingresar anticipadamente a las universidades para platanizar a estos ingenieros", cierra Jaime Bunzli.

Imagen foto_00000006

Desde septiembre en Platanus comenzaron a enviar un newsletter de forma mensual para todos sus suscriptores, bajo el título de Platanews. Ahí dan cuenta de las últimas novedades y actividades que han realizado como firma, incluso conversan con startups, que fueron aceleradas en el pasado por ellos, para saber en qué están. Con un lenguaje liviano, relajado, como si te lo contara un amigo, aprovechan ese espacio para resumir los hechos más relevantes que sucedieron en el mes y que se relacionan con su rubro: bitcoins, tecnología, softwares, startups a nivel mundial, entre otros; son los temas que allí se informan. 

SIGUIENTE »
« ANTERIOR