Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Conoce la primera incubadora de emprendimiento regenerativo de Chile

Conoce la primera incubadora de emprendimiento regenerativo de Chile

En una nueva edición de Punto de Partida, la periodista Isabel Ovalle conversó con Sebastián Gatica, director de CoLab UC, sobre las nuevas formas de crear negocios bajo una mirada amigable con el Planeta Tierra y “transformar el futuro de la humanidad”.

Por: Isabel Ovalle | Publicado: Domingo 15 de noviembre de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

“Nuestro rol como laboratorio es ir buscando emprendimientos que tengan como propósito ir más allá de la sostenibilidad. Y, dado a que se nos está haciendo muy difícil hacerlo hoy con todas las cosas que están sucediendo en el mundo, debemos darles un impulso a esas ideas para transformar el futuro de la humanidad”, señala Sebastián Gatica, profesor del MBA de la PUC y doctor de la University College de Londres.

El director del Laboratorio de Innovación Social de la universidad Católica, incorporó este año en su incubadora el concepto de emprendimientos regenerativos. Esto es, impulsar ideas y proyectos que tengan como foco devolverle a la tierra aquello que se le extrae al momento de generar un proceso productivo. Gatica acuña esta idea como “economía regenerativa”.

- En concreto, ¿de qué se trata?

-Una mirada regenerativa es la que nos invita a avanzar en la co-construcción de ecosistemas más resilientes y saludables que estén conectados con nuestras raíces. Todos somos parte de la naturaleza, y hoy más que nunca, se requiere que nuestras acciones estén alineadas en la protección y restauración de ésta, es decir, en el desarrollo de nuevas cadenas de valor que restauren el capital natural, mejorando las condiciones de la agricultura, fomentando la captación de carbono, promoviendo la restauración de bosques, el bienestar animal, aumentando la biodiversidad, mejorando la salud y vitalidad de los ecosistema, así también, como promoviendo el buen vivir de las comunidades, la estabilidad económica, fortaleciendo los ecosistemas regionales frente a la inestabilidad climática, entre otros. Este concepto hay que plasmarlo a través de acciones y la quinta versión de Alto Impacto intenta plasmar esto.

-Los programas que pueden postular hasta el 25 de noviembre, ¿qué tipo de soluciones deben proporcionar?

-Deben ofrecer un enfoque integral para renovar oportunidades económicas. Si entras en una dinámica que de verdad te quieres acercar a la circularidad, a la remodelación de la economía del bien común, bienvenido porque esta incubadora busca iluminar este camino para ordenar todos nuestros propósitos.

Alto Impacto

El experimento de Colab busca proyectos con innovación, creatividad y responsabilidad, que contribuyan a la recuperación del valor del patrimonio social y natural. Según Gatica, estos deben lograr el equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, para así, ir en una dirección que restaure y cuide la naturaleza.

Además, quiere generar espacios de innovación para la transformación y la bajada concreta de esto es Alto Impacto, el primer espacio de contribución a la generación de valor, nuevos puestos de trabajo y nuevos productos y servicios. Todo esto bajo la óptica de un modelo que permita mostrar la viabilidad de esta economía emergente.

“El estallido social y la pandemia nos han hecho reflexionar sobre el camino recorrido a la fecha y nos han desafiado a que debemos abordar la innovación y el emprendimiento de forma distinta.  En ese sentido, lo primero que sentimos es que como ecosistema de innovación socioambiental hemos movido poco la aguja y por ello necesitamos acelerar nuestros esfuerzos”, afirmó Gatica en DF Live. Y, para ello, dice, las personas tienen que ser capaces de diseñar acciones que puedan tener un mayor impacto, que considere las voces de los territorios y que sea acorde a los límites plantearlos. “De allí, es que la Agenda 2030 aparece como horizonte, así como la economía de la dona y otras aproximaciones que nos han hecho repensar nuestro foco de acción. Hoy en día nos definimos como un laboratorio de innovación para la regeneración”.

Los anteojos, la carne y las costas

Durante la conversación, el académico de la UC mencionó emprendimientos e iniciativas que ya están llevando a cabo este concepto. La empresa de Karün, que utiliza los restos de madera, de desechos de plásticos y metales para confeccionar anteojos es un ejemplo. Por otra parte, el proyecto Atando Cabos, que restaura las costas y el ecosistema de la Patagonia recogiendo los plásticos del fondo marino cumple con el objetivo de devolver a la tierra aquello que se le extrae.

En tanto, Sebastián Gatica es socio fundador de Manada, una cadena de alimentos regenerativos de carnes que tiene como objetivo la recuperación del suelo ovino, bovino, entre otros.

La productora de TV chilena que sedujo a un gigante canadiense

Partieron en Rusia en 2017 y rápidamente se ganaron un espacio en la producción técnica de eventos en vivo: han estado en copas mundiales, festivales de Viña, la Teletón y la transmisión de la llegada de la vacuna a Chile. Ahora, un conglomerado de América del Norte compró el 70% de la empresa para expandir su negocio a todo el continente.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR