Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Igor Piquet, jefe para Latam del fondo Endeavor Catalyst: “Hace diez años los family offices chilenos nos decían ‘qué tierno lo que hacen’”

Igor Piquet, jefe para Latam del fondo Endeavor Catalyst: “Hace diez años los family offices chilenos nos decían ‘qué tierno lo que hacen’”

El brazo de venture capital de Endeavor tiene más de 300 inversiones, administra US$ 500 millones y ha retornado más de US$ 123 millones a sus LPs. En su portafolio hay 24 exits, 50 compañías valorizadas en más de US$ 1.000 millones y un 94% de tasa de éxito. Una de cada seis startups en que han invertido se convirtió en unicornio.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 21 de octubre de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-

Hace 10 años Endeavor, una de las organizaciones de emprendedores más grandes del mundo -con sede en Nueva York y creada en 1997 en Chile-, decidió crear un fondo que invierta en las empresas de sus socios.

Reid Hoffman, fundador de LinkedIn y mayor accionista de la institución, propuso la idea de esta forma: “Ya que estamos seleccionando a los mejores emprendedores en Chile, Jordania, Sudáfrica y muchos otros, ¿por qué no invertir en sus empresas mientras están creciendo? Y cuando éstas tengan un exit, los ingresos de este fondo volverán a los inversionistas y la comisión irá a Endeavor”. Con ello, lograrían ser autosuficientes y no depender de donaciones, pensó entonces.

Partió como un experimento con un fondo de US$ 10 millones en inversiones en Argentina, Turquía y Brasil. Ese fondo se multiplicó por ocho. Actualmente Endeavor Catalyst tiene más de 300 inversiones, administra US$ 500 millones, ha retornado más de US$ 123 millones a sus LPs, tiene 24 exits, 50 compañías valorizadas en más de US$ 1.000 millones y un 94% de tasa de éxito. No invierte en Estados Unidos.

El comité evaluador de inversiones está constituido por Hoffman, el socio de Venrock, Nick Beim, y el fundador de Mercado Libre y socio de Kaszek, Nicolás Szekasy. Si ellos aprueban la inversión, el fondo invierte un máximo del 5% de la ronda con tickets que no pasan los US$ 2 millones.

Las rondas no las lideran ellos y han coinvertido con los fondos más grandes del mundo: General Atlantic, Kaszek, SoftBank, Sequoia, ALLVP, Wollef, Tiger Global, Accel, entre otros. En Chile, la primera startup por la que apostaron fue Compara Online en 2013 y desde ahí han invertido en Cornershop, NotCo, Betterfly, Zippedi, Ceibo, Xepelin y Miroculus.

Tienen en su portafolio a Mercado Libre, Kavak, Globant, Glovo, Rappi, entre otros. El año pasado Catalyst desplegó la mayor cantidad de capital de su historia: US$ 72,4 millones en 59 empresas. Esto representó un 4% más de capital que en 2021 y un 159% más de capital que en 2020. El fondo IV se cerró en marzo del 2022 y recaudó US$ 292 millones, participaron 432 LPs donde 125 fueron Emprendedores Endeavor.

“Qué tierno lo que hacen”
Justo el año en que se creó este fondo, el brasileño Igor Piquet (32) entró a Endeavor. Hace seis meses asumió como jefe para Latinoamérica de este vehículo de inversión. Esta semana estuvo en Chile en la reunión anual de emprendedores Endeavor, desde Punta Arenas partieron en el barco Stella Australis. Antes de aterrizar en Chile -y de perder la señal-. Piquet conversó con DF MAS.

Destacó el cambio que ha visto en los inversionistas chilenos. “Cuando estuve por primera vez acá hace 10 años los family offices no estaban interesados, nos decían ‘qué tierno lo que hacen, pero nuestras inversiones están en campos, edificios y renta fija’”. Hoy, dice que la mentalidad ha cambiado respecto a esta clase de activos y la participación de chilenos ha crecido drásticamente de fondo a fondo, en total hay cerca de US$ 20 millones.

“Una empresa de alto crecimiento es como un cohete”
Sobre el panorama actual, Piquet afirma que América Latina siempre “ha sido una locura” y que el capital de riesgo pasa por ciclos. Se han visto varias burbujas, “y cada vez que esas burbujas estallan, baja mucho la inversión, pero se mantiene más alta que el ciclo anterior. Esto pasa hace 50 años desde que empezó en Silicon Valley. Y así, el venture capital como clase de activos es uno de los que mejores resultados ha obtenido a largo plazo en el mundo”, señala.

Dice que lo importante es la disciplina a la hora de invertir y que hay que ser coherentes con el largo plazo. “Lo que pasó en Latam es que cuando los fondos de capital turístico (como se le llama a los que no son activos en la región), que ni siquiera saben dónde está Chile pero ven que hay algo pasando, inyectan mucho capital, las valorizaciones se inflan. Pero cuando empieza la recesión, ese capital turista que no está realmente comprometido, se va”.

Se quedan en la región los que llevan décadas apostando, y eso ha ocurrido en cada ciclo, destaca Piquet. “Los que se van nunca van a ganar dinero, porque entran alto y salen apurados. Algunos dicen ‘Latinoamérica es una mierda, no gano dinero’. Pero mira General Atlantic, Riverwood y nosotros, llevamos más de 15 años acá y nos ha ido bien”, ejemplifica.

- Cuando empezaron los despidos, muchos dijeron que era culpa de los CEOs. ¿Eran también los VCs responsables?
- Las empresas de alto crecimiento son un animal diferente a una empresa normal. No es una empresa pequeña. No es una gran empresa. Es una empresa de alto crecimiento. Así que es más como un cohete. No es un avión, utiliza otro tipo de combustible, está diseñado de forma diferente. Una empresa de alto crecimiento es un reflejo de los mercados de capitales. Y cuando los mercados de capitales estén bien, dispondrán de capital para crecer estas compañías. Tú diseñas la empresa para un crecimiento x. Pero si los mercados de capitales pisan el freno, hay que rediseñar el cohete. Creo que eso es lo que pasó. Las empresas están diseñadas para tipos de interés del 0% y mucho dry powder (capital comprometido por los inversionistas, pero que aún no ha sido reclamado por los gestores de inversiones para asignarlo a una inversión concreta). No digo que esté bien o mal. Sólo digo que está diseñado para un planeta que ya no está aquí. Así que hay que ajustarse a eso.

- ¿Cómo cree que va a funcionar el mercado a partir de ahora, sin burbuja?
- Para nosotros ha sido uno de los mejores momentos para invertir en tecnología. Si hubieras invertido en Brasil hace 15 años, habrías obtenido precios bajos, pero te habrías encontrado con un ecosistema muy inmaduro en aquella época. Sin abogados especialistas, medios especializados, venture capital ni aceleradoras.

Los precios eran bajos, pero no había infraestructura ni madurez del ecosistema. Lo que pasó es que el sistema maduró junto con los precios, y llegó a un punto alto el 2021 donde el ecosistema estaba súper maduro pero los precios súper altos, donde no era ideal para estar invirtiendo. Lo que ocurre ahora es que los precios han bajado. Pero el ecosistema nunca había estado tan maduro.

No creo que la situación vaya a cambiar pronto. En términos de precios, la FED no parece que vaya a bajar las tasas de interés aún. Escucho a la gente decir que en seis meses las cosas se corregirán. Eso no es base para esa discusión, no está basado en datos. Son verdaderas ilusiones. Pero creo que lo que está ocurriendo es saludable para el ecosistema, creo que va a llevar más tiempo de lo que la gente espera, pero creo que va a ser más saludable de lo que la gente espera también.

“Hay entre 10 y 20 startups en la región listas para el IPO”
Entre algunas de las situaciones en que se refleja la madurez del ecosistema, comenta Piquet, “la gente ha estado dejando trabajos muy bien pagados para iniciar su propio negocio sólo por la oportunidad”. Además, “cuando se producen los exits, cuando se convierten las ganancias no realizadas en ganancias reales, es una especie de hito para que la gente sepa que la oportunidad existe, ya sea para fundadores o para inversionistas. Esto ya ocurrió en Silicon Valley hace 30 años, está ocurriendo ahora mismo en América Latina”.

Uno de los temas que recientemente conversaron en el encuentro anual de LAVCA (la asociación de inversión privada para Latam), es que hoy “hay entre 10 y 20 empresas de la región listas para hacer un IPO”, y la mayoría están en su cartera. Simplemente están esperando la reactivación de los mercados. “No estoy seguro si va a ser en seis meses o en tres años, pero los IPOs más grandes van a pasar en Latinoamérica, y ese va a ser el segundo hito para la maduración”, destaca el brasileño. “Mi predicción es que cuando se reactiven las aperturas en bolsa, con unos seis meses de retraso, Latinoamérica va a salir con sus compañías, y eso va a atraer la atención de inversionistas internacionales y empezará un nuevo ciclo”, sentencia.

Startup argentina acelerada por Y Combinator compra firma chilena de logística

El pasado 15 de marzo ClicOH, startup de logística argentina acelerada por Y Combinator e invertida por Tiger Global, adquirió a la chilena Rayo. “No es una salida donde nos vamos para la casa con un saco de plata, es una unión para hacer más fuerte al actor que viene con más fuerza en Latinoamérica”, asegura a DF MAS el fundador de la firma local, Martín Arancibia. Esperan llegar a ser rentables en septiembre de este año.

A un año de su creación: Summit Ridge Capital suma transacciones por US$ 120 millones

El canadiense Christopher Park junto a los chilenos Ignacio Guzmán y Gregorio Velasco anunciaron en abril de 2023 la creación de Summit Ridge Capital Partners. Vieron una oportunidad en el mercado de deuda privada -el que afirman que en la región no está bien desarrollado- y se asociaron con XP Asset Management y Polen Capital, como inversionistas ancla y quienes además aportaron capital de trabajo y capacidades de originación y distribución para el lanzamiento de su primera estrategia de crédito privado latinoamericano. Aquí está su historia.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR