Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Kayyak, Amarena y Chile Ventures apuestan por startup de salud: cierran ronda de US$ 10 millones

Kayyak, Amarena y Chile Ventures apuestan por startup de salud: cierran ronda de US$ 10 millones

“¿Cuándo van a buscar trabajo?”, le preguntó la madre de uno de los tres fundadores de HealthAtom en 2012, cuando los entonces jóvenes diseñaban los primeros bosquejos de su software de salud. No sospechaban que aquella idea terminaría convirtiéndose en un holding -de la firma nacieron Dentalink y Medilink, para dentistas y clínicas pequeñas-, con 42 millones de pacientes y 20 países de cobertura.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Viernes 13 de enero de 2023 a las 07:00
  • T+
  • T-

El 2012, antes de que el mercado de capital de riesgo en Chile fuera una tendencia, tres exalumnos recién egresados de ingeniería civil de la Universidad Federico Santa María decidieron emprender en tecnología. Buscaban hacer un Saas (software as a service) pero no tenían muy claro con qué foco, solo sabían que debía ser algo de salud: crearon HealthAtom.

Dos de ellos, Daniel Guajardo y Guillermo Medel, programaban en su tiempo libre, y Roberto León sería el encargado de vender. Por ese tiempo, el padre de uno de sus amigos -dueño de una clínica dental- les pidió ayuda para digitalizar el negocio. Así nació Dentalink, uno de los negocios de HealthAtom.

Ese mismo año conocieron a Ignacio Canals (fundador de Lemontech y Migrante), y se sumó como socio. La idea -dicen ellos- no era de otro mundo, “hacer sencilla y eficiente la administración de las clínicas de salud dental. Una industria muy atrasada en tecnología”.

Arrendaron una oficina de 4 m2 y a los seis meses, la madre de uno aún les decía, “¿cuándo van a buscar trabajo?” Emprender no era la moda, y “si era en tecnología, todos buscaban crear una red social”, recuerda Guajardo. Un Saas odontológico no era sexy.

Conocían a Pedro Pineda (CEO de Fintual), y juntos arrendaron oficina. Eran tan pocas manos que se turnaban para ir a almorzar por si sonaba el teléfono con algún cliente. Al pasar los meses, todos juntos se cambiaron a una oficina más grande, (un departamento antiguo en Pedro de Valdivia) y, recuerdan entre risas, que a Pineda le empezó a ir bien más rápido de lo esperado, y necesitaba crecer en equipo, por lo que Healthatom tuvo que volver a su sala de 4x4.

Al principio les costó la venta. “Fue difícil vender un Saas en una industria tan atrasada, nadie creía y nos decían que estábamos locos. Hasta que empezaron a llegar los primeros clientes y nos pusimos a crear el producto con ellos, porque ninguno de nosotros sabía de esa industria”, recuerda León. Así, crearon un software cuyo propósito es ver todo el recorrido del paciente, desde la agenda de hora, pasando por la ficha médica hasta las remuneraciones y pagos a proveedores del prestador.

Nace Medilink

Empezaron a recibir contactos de clientes fuera de Chile, y con eso se dieron cuenta de que podían escalar más lejos. El 2013 decidieron formar equipo en México y entrar a ese mercado. El 100% de lo que ganaban era reinvertido en la empresa, y recién a los dos años se pagaron sus primeros sueldos, equivalentes al sueldo mínimo. Al mismo tiempo, viendo las cartolas de clientes notaron que había clínicas no dentales.

Y esto se transformó en un producto. “El 2015 decidimos hacer un spin off y lanzamos Medilink. Este servicio es para kinesiólogos, psicólogos, psiquiatras, etc”, dice Medel. Con esto, HealthAtom ya ofrecía Dentalink y Medilink. Apuntaba a todo tipo de clínicas dentales y a clínicas de salud pequeñas y medianas.

Cambio de propósito

“Con el pasar del tiempo nos empezamos a dar cuenta del impacto que teníamos y los problemas de la industria. Estábamos procesando mucha información, hoy procesamos  $ 1,3 mil millones en gastos de salud y atendemos alrededor de 42 millones de pacientes al año”, asegura el CEO. Están presentes en 20 países, entre ellos Colombia, México, Guatemala, Ecuador, República Dominicana y España.

Y agrega, “con esto, nuestro propósito cambió, nos dimos cuenta de que era más que hacer software, pasamos a mejorar la salud de las personas”.

Con este nuevo propósito, se transformaron también los objetivos y sueños, afirman. Advirtieron que si realmente querían impactar en que los prestadores de salud sean más eficientes, los pacientes no tengan que pagar sobreprecios y el financiador pueda seguir cubriendo pacientes de forma sana, debían escalar más rápido.

El 2019 se sentaron y dijeron, “ya no estamos tan jóvenes. Si queremos que nuestro sueño de cambiar la salud en la región ocurra de la forma más rápida posible, debemos apurarnos. A este ritmo, lo vamos a lograr cuando tengamos 60 años”.

Estaban ad portas de salir a levantar capital y llegó el estallido social y la pandemia. “Los clientes, como sucursales, nos llamaban diciendo ‘estamos cerrando, no podemos atenderte ni pagarte’. Con una lágrima en el ojo dijimos ‘o la surfeamos muy bien o vamos a quebrar en un mes y medio’’’, recuerda Guajardo. Cuentan que dieron vuelta la empresa, trabajaron de 8 am hasta la medianoche todo el equipo y terminaron la pandemia duplicando en personas e ingresos.

Reuniones con 52 fondos

Con las cifras en la mano y un modelo que seguía creciendo, en junio de 2022 salieron a buscar socios diciendo que son el software integral para administrar el negocio y administración de los pacientes de una clínica dental.

Se juntaron con 52 fondos de todo el mundo -incluso uno japonés-, contactaron a CMS Carey y Allende y cerraron una ronda de US$ 10 millones con Kayyak Ventures como líder de la ronda. También se sumaron Amarena, Chile Ventures, Taram Capital, Soma Capital, FJ Labs, Amador, Gaingels y varios inversionistas ángeles, entre ellos el fundador de Examedi, Ian Lee. En la ronda, dicen que fueron fundamentales las asesorías de Lee, Canals y Pineda.

Según los socios, entre las razones por las que lograron cerrar esta inversión en momentos difíciles como estos, es porque se conocen y llevan trabajando hace más de diez años, “no corren el riesgo de que no nos conozcamos y peleemos en el camino”, dicen. Además, el hecho de haber hecho bootstrapping (reinversión) constante. Ya trabajan 130 personas en la empresa y con este capital buscan seguir creciendo en el mercado mexicano y colombiano y avanzar en el desarrollo de las verticales insuretech y fintech.

Arauco Ventures entra a la propiedad de Lemu con US$ 8 millones

En marzo abrirán al público su aplicación, que ya tiene 3 mil usuarios y 15 mil en lista de espera. Buscan conectar inversionistas con proyectos de conservación. En la plataforma ya hay 74 proyectos en 37 países, y hace unas semanas generaron el primer “match”: una persona en Estados Unidos adoptó un parque en Tanzania.

Auto.cl levanta US$ 1 millón y cierra alianza con Enel X

Su negocio es reunir 65 marcas de autos nuevos en Chile para facilitar el proceso de análisis, cotización y venta. “Existía una asimetría entre el comprador y la industria automotriz muy grande”, explica su cofundador Nicholas Parkes. En 2024 planean aterrizar en Colombia y México.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR