Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

La startup de recursos humanos que quiere simplificar la vida a los jefes

La startup de recursos humanos que quiere simplificar la vida a los jefes

Recién cerraron una ronda de financiamiento de US$ 200 mil. Trabajan con más de 100 colegios y 15 empresas, Estos ingenieros pretenden con inteligencia artificial y big data mejorar la forma en que se mide la cultura organizacional.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 6 de agosto de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

En las oficinas de Pipoll hay olor a café tostado. Abundan las tazas en las mesas y las cafeteras no paran de sonar. Todos son fanáticos de esta bebida y hay una explicación. El año 2006 el CEO de la firma, Diego Vallejos (40), se fue a mochilear a Nueva Zelanda. Para vivir, empezó a limpiar mesas en un local de especialidad de la zona. Con el tiempo lo ascendieron a mozo, pero miraba con cierta envidia cómo el barista armaba las preparaciones.

Un día, su jefe le pidió que le sirviera un flat white (café con leche). Lo hizo bien. Y se hizo costumbre. Después de 10 degustaciones, su superior le dijo: “estás listo para ser barista”. Vallejos, entonces recién egresado de ingeniería civil de la Universidad de Chile, estuvo cerca de ocho meses trabajando en esto. Se convirtió en un fanático.

Y ha esparcido este hábito en su actual oficina. A tal nivel, que el CTO, Joaquín Jarufe, desarrolló un bot de Slack en el que todos los empleados pueden solicitar un café, y éste dice automáticamente quién es el encargado de hacerlo. “Los asados de fin de año son con baristas especializados y cada evento importante es alrededor de esta bebida”, afirman.

La startup de recursos humanos Pipoll (juego de palabras entre personas y encuestas en inglés) no tiene nada que ver con el grano de origen africano, pero sí está relacionada con bots, datos e inteligencia artificial.

“Es una plataforma que nació para que las empresas puedan sacar lo mejor de cada persona y generar ambientes productivos y de alto rendimiento. Mide clima organizacional o la cultura de las empresas y a través de métricas que va levantando desde las mismas personas, permite ir teniendo noción de aquellos asuntos, y levantar alertas sobre aspectos a los que hay que poner atención”, afirma el CEO.

En marzo entraron al programa de Platanus Ventures y recién levantaron una serie de US$ 200 mil. Algunos de sus inversionistas son: el fundador de Colegium, Ariel Gringaus, de Solarity, Horacio Melo, de Recorrido, Julián Deutschle, y de la tienda de ropa Pippa, Joaquin Benavente.

Además entraron dos managers de empresas tecnológicas globales, Sebastián Carmona y Gonzalo Bernstein. Ya trabajan con 100 colegios. Entre ellos el Villa María Academy, Cumbres, los San Ignacio, San Benito, San Anselmo y la red de colegios SIP. Además, entre sus clientes tienen tres startups aceleradas por YCombinator y la consultora Bain.

El primer exit

Diego Vallejos y Alberto Garrido (CMO) se conocieron en Aptus, la fundación educacional de Reinaldo Solari y la SIP. El 2009 desarrollaron un producto escalable para tomar pruebas que les permitió pasar de 20 colegios a trabajar con 400. En 2011 Vallejos se fue a hacer un máster en educación a Harvard y Garrido, también ingeniero, partió el 2013 a estudiar un máster en políticas públicas en Chicago. Sin embargo, quedaron de armar algo a la vuelta.

Hicieron consultorías educacionales junto al hoy rector de la facultad de educación de la Universidad de Los Andes, Ignacio Yáñez, y el 2015 fundaron Radar Escolar. Una plataforma de big data con encuestas para gestionar la cultura escolar de los colegios. Llegaron a trabajar con 230 instituciones educacionales y el 2021 se lo vendieron a Colegium.

Al mismo tiempo, se reunieron en el café Green Roaster con dos de sus mejores desarrolladores de software y les ofrecieron ser socios y fundar Pipoll. Sebastián Jarufe (30) pasaría a ser CTO e Ignacio Acevedo (27) COO. Junto a casi todo el equipo de Radar postularon a Platanus Ventures y quedaron. A pesar de tener experiencia en startups, creían necesario entrar a este ecosistema y generar nuevas redes. Además de recibir los US$ 100 mil por el 7% al entrar al programa.

“Siempre tuvimos la mirada de que el factor que nosotros queríamos lograr con Pipoll, que es sacar lo mejor de cada persona y lograr un ambiente ultra estimulante de trabajo, se refleja muy bien en todas las startups que están acá. Entonces para nosotros no era solamente vamos a hacer esto a partir de lo que nosotros sabíamos, sino que además vamos a ir polinizando esta información, esta capacidad con todos los demás para hacer este un producto que sea de clase mundial”, destaca Garrido.

¿Cómo funciona?

“Es un doble click de los recursos humanos”, afirman. “Si las áreas de RRHH se preocupan de las partes más administrativas, nosotros estamos en el mundo del desarrollo organizacional. Y dentro de esto hay un paso más, que es el futuro del trabajo. Y queremos estar ahí”, agrega el CEO.

Gracias a sus bot de Slack, que constantemente están haciendo preguntas a los colaboradores de las empresas, se puede saber si hay un grupo de personas que piensa en irse y cómo está la colaboración, la diversidad, equidad e inclusión. Entre otras cosas. A este se le puede hablar de manera anónima o con nombre.

Todos estos datos se sistematizan para que las áreas encargadas puedan utilizarlas. “La idea es simplificar el trabajo a los jefes y mejorar la cultura laboral”, destaca el CMO.

Además, tienen un instrumento de 12 preguntas que -dicen- logra predecir cómo se comportaría la organización entera en ciertos temas. “Por lo tanto terminamos diciéndole a la gente, dada la información que hasta el momento podemos recopilar, ‘nos dimos cuenta que a lo mejor en estos tres temas te conviene profundizar’”.

Creen que muchas empresas logran tener mapeadas las necesidades de sus colaboradores, pero de manera análoga, a un costo muy alto y con un desgaste enorme. Con su tecnología pretenden hacerlo más fácil. Las empresas o colegios (que funcionan con la misma tecnología, pero recopilan información de otras formas) pagan una suscripción mensual por colaborador, que disminuye a medida que aumente el número de suscritos.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR