Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Los emprendedores que crearon la primera carnicería en base a plantas

Los emprendedores que crearon la primera carnicería en base a plantas

La idea nació cuando dos amigos y compañeros de una banda de metal, decidieron incursionar en la venta de productos de base vegetal. En conjunto -y con inspiración en negocios europeos y norteamericanos-, levantaron Machete, la primera carnicería vegana de Chile que busca romper esquemas y que saca cuentas positivas a dos meses de inaugurar. “Queremos que este formato haga ruido”, sentencia uno de sus dueños.

Por: Carla Salinas | Publicado: Sábado 1 de octubre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
En un boulevard en barrio Lastarria se ve una carnicería. El espacio es pequeño, todo muy blanco, y detrás del mesón de atención, dos vendedores vestidos con camisas escocesas y delantales negros, ofrecen jamón, queso, pichanga, salame y mortadela a granel. La vitrina sobresale por su gama de colores: destacan los rojos de las lonjas de jamón, mortadela y salame que se exponen.

También resaltan los amarillos del queso cheddar, mozzarella y gouda. Sus dueños inauguraron el local hace dos meses y lo bautizaron como “Machete”, aludiendo al cuchillo clásico de este tipo de espacios. Eso sí, lo que ahí se vende no es realmente carne ni queso. Se trata de la primera carnicería plant based que ofrece productos a granel.
Todo ahí se vende por peso. “Comprar a granel emula la experiencia de una carnicería común y corriente. Este es un formato con el que la gente está familiarizada y que permite adquirir en cantidades específicas”, explica Antonio García (34), uno de los dueños de Machete, negocio que levantó junto a su socio, el publicista Ángelo Flores (34). 

 

De metaleros veganos a emprendedores

Llevan diez años siendo amigos, pero todavía no cumplen uno entero siendo socios. Ángelo y Antonio se conocieron en Cenizas, una banda de metal santiaguina inspirada en temáticas de veganismo y liberación animal. De hecho, su canción más escuchada en Spotify -con casi 30 mil reproducciones- se llama así mismo: “Animal Liberation”. 

Mientras Ángelo lleva 20 años sin comer carne, Antonio es vegano desde hace 15. “Partimos nuestra idea queriendo masificar este negocio de los alimentos sustentables, pero en un formato que hiciera ruido”, comenta García. Para hacerlo, a fines de 2021 comenzaron a buscar referencias e investigar modelos similares en otros países como inspiración: la Rudy’s Vegan Butcher en Londres, un par de carnicerías veganas en Estados Unidos y Bélgica.

Analizaron la industria chilena y vieron que, si bien ya existen productos que emulan cárnicos y que son a base de vegetales, no había ningún negocio que apostara por reducir la cantidad de plástico de estos envases a la hora de comprar en mayor volumen.

“En el mercado solamente había productos empaquetados de, por ejemplo, 250 gramos. Entonces si uno quería comprar un kilo porque quería hacer un carrete con amigos, terminaba con cuatro de estos plásticos. Como el veganismo tiene un trasfondo de consciencia con el daño ambiental al planeta, pensamos que usar toda esta cantidad de plástico era un mal que se podía minimizar”, relata Antonio.

Con Machete también pretendían armar un espacio seguro para que la comunidad vegana pueda abastecerse de insumos y con la tranquilidad de que todos los productos del local iban a ser completamente de origen vegetal.

Con todo esto en mente, en enero de 2022 comenzaron a echar a andar el proyecto y contactar a los proveedores que elaboran sus productos, ya que ellos no fabrican nada en el local. 

Durante todo el primer semestre de este año acondicionaron el local que arrendaron en el Boulevard Alameda y -luego de varios meses de trámite con la Seremi de Salud y las ganas de comenzar a vender a tope-, inauguraron el 2 de julio lo que sería la primera carnicería vegana del país. 
  

Las costillitas de pebre

“Creímos que hoy nos iba a ir bien, pero jamás imaginamos que nos dejarían sin stock!!”, publicaron desde la cuenta de Instagram de Machete el mismo día de la inauguración. Antonio recuerda la ansiedad previa a abrir. Se cuestionaron si es que la gente iba a entender el concepto.

A muchas personas les choca esto, y nos preguntan por qué usamos el color rojo y el concepto carnicería. Piensan que hay una contradicción. Pero a nosotros nos gusta generar ese ruido y que la gente vea que esto es una carnicería y que es vegana”, argumentan. A pesar de los temores, ese día el boulevard se llenó.
Hasta el momento el producto estrella ha sido las costillitas a la chilena, que tienen un baño de pebre y que fueron parte de una línea que sacaron a comienzos de septiembre previo a las Fiestas Patrias. También lanzaron la versión sabor BBQ, palitos de queso y unas salchichas XL. “Apenas las probamos sabíamos que iban a ser la sensación. Era un sabor distinto y que incluso algunos extrañaban”, cuenta uno de los dueños del local.

El otro producto exitoso es la pichanga, que al igual que los embutidos y el queso, se puede comprar a granel. 
 

El futuro es vegano

Desde Machete planean seguir innovando en productos veganos. Opinan que es importante que la industria de alimentos plant-based crezca porque “es el alimento del futuro, debido a sus ventajas en sustentabilidad”.

“Con Machete sentimos que estamos siendo un impulso para el rubro y el desarrollo de la industria vegana, que tiene un trasfondo súper potente para nosotros porque, más allá de los ingresos y el capital, hay un ideal detrás”, finaliza García. 

Un mal alumno de matemáticas inspiró un emprendimiento que hoy factura $ 600 millones

Gabriel Vera y Paz González partieron el 2012 con un blog para que su hijo de cuarto básico retomara el gusto por aprender. Sin darse cuenta empezaron a crecer, y a los siete meses tenían 600 mil visitas. Sin un modelo de negocio, en 2018 los contrató el Ministerio de Educación para que cerraran el año en Quintero, y acaban de levantar US$ 1 millón para escalar en México y crear un metaverso educativo.

Grupo Córpora se suma legaltech argentina que busca digitalizar archivos

Brevity partió como un servicio para centralizar documentos y facilitar el trabajo de estudios de abogados. Al llegar a Chile pivotearon hacia empresas grandes y sus fiscalías, fueron acelerados por Start-Up Chile y tienen clientes como Copec, Transelec, AB InBev, y las filiales argentinas de Santander, EY y DLA Piper

Vendió su startup a OLX y ahora quiere simplificar el acceso a la web3: el nuevo emprendimiento de Ignacio Detmer

Ignacio Detmer y Guillermo Acuña dieron un paso al costado de sus compañías para armar una plataforma que reduce las barreras para comprar activos tokenizados. Ya recibieron US$ 1,1 millones (entre sus inversionistas se encuentra el fondo VC de Cristóbal Piñera) y esta semana lanzaron el proyecto: aterrizarán en Chile, Colombia, México y Perú y en los próximos 18 meses llegarán a 10 países de la región. Todo esto, en medio de una ola de incertidumbre que sacude al rubro de los activos digitales.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR