Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

WIZZ: la startup chilena de alineadores dentales 3D que está creciendo en Latam y mira a EEUU

WIZZ: la startup chilena de alineadores dentales 3D que está creciendo en Latam y mira a EEUU

El emprendimiento partió porque los tratamientos dentales eran imposibles de pagar para uno de los fundadores. Y ahora están levantando US$ 3 millones para, además, crear un scanner dental de bajo costo.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Sábado 30 de julio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Javier Liberman estaba en la universidad terminando de estudiar Ingeniería Civil en Informática cuando quiso tomar una terapia que corrigiera sus dientes, pero sin usar frenillos.

Fue en 2017 a un ortodoncista, quien tras el diagnóstico le dijo que su tratamiento con un alineador invisible (como una placa de plástico que no se ve y que endereza los dientes) traído desde EEUU costaría $ 3 millones. Lo pagó con tarjeta de crédito en 24 cuotas. Pero no quedó conforme.

“Es un plástico, no puede costar esto, me estafaron”, dijo entonces, y empezó a investigar. Y descubrió que había un solo proveedor de dicho alineador invisible y que le vendía directo a todos los ortodoncistas en Chile.

En 2018, justo cuando tenía que hacer su tesis, la dedicó a investigar la creación de alineadores invisibles, y con un computador y una impresora 3D logró una solución low cost. Así nació WIZZ, cuyo nombre se debe a que para pronunciarlo hay que sí o sí sonreír al pronunciar la “i” y las “zz”.

A fines de ese año logró una solución: un escáner instantáneo que mostraba de inmediato cuál era el estado de los dientes y qué forma debía tener el alineador. Con resina fabricada y patentada por ellos mismos en Chile, en una impresora tridimensional se crea el producto y se entrega al cliente, quien cada cierto tiempo va teniendo consultas de teleodontología para revisar el avance.

Y todo, promete David Caro, co-fundador y CEO de WIZZ, por $ 600 mil a pagar una sola vez.

“Logramos crear nuestro propio modelo y eficientar nuestros costos para hacerlo low cost y de buena calidad”, dice.

De hecho, este mes lograron acreditarse en la exigente norma ISO 13485, que valida a nivel mundial que la tecnología y gestión es de primer nivel. Tanto así, que se parece mucho a la documentación que pide la FDA de EEUU, por lo que ahora están preparando todo para patentar su modelo en el país del norte y entrar lo más pronto posible.

Ese sería su cuarto mercado, porque durante 2019 abrieron en Colombia y México, y en los tres países han logrado vender más de 15 mil alineadores de bajo costo. Si en 2020 vendieron US$ 1 millón, el año pasado fueron US$ 3 millones y este esperan cerrarlo, por lo menos con ventas sobre los US$ 4 millones. La rentabilidad desde el día 1 ha sido tal, que no han necesitado aumento de capital.

Sin embargo, ahora hicieron un spin off de la firma, que sí está levantando capital por entre US$ 2 y 3 millones, pero para otra solución: se trata de una especie de escáner portátil creado por ellos mismos para que los dentistas puedan digitalizar la dentadura de los pacientes en solo minutos y sin costosos exámenes de imágenes. 

La Fintech de microcréditos que se inspiró en un nóbel de la paz y es asesorada por un tech de Netflix

Inspirada en el “padre de los microcréditos” y Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, tres conocedores del mundo financiero -un ex Mach, un ex LarrainVial, ex Xepelin y ex Abstract- crearon en 2020 una fintech para ofrecer préstamos con bajas tasas a los sectores fuera del sistema bancario tradicional. Asesorados con un ingeniero de machine learning de Netflix, identifican a posibles buenos pagadores para sumar a su cartera de clientes.

El nuevo comienzo del negocio familiar de Albertina Cortés en Santa Olga

Donde Tina se llama el negocio en Santa Olga en el que Albertina Cortés vende pan recién horneado, tortas y pasteles a pedido, además de abarrotes. Un sueño familiar que se derrumbó tras el incendio de 2017 cuando perdió todo, pero el que se volvió a levantar gracias a su familia, la ayuda de Fondo Esperanza y su enorme capacidad de trabajo.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR