Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Yaktal: Navegando al “Oscar” de los documentales

Yaktal: Navegando al “Oscar” de los documentales

Yaktal, el segundo documental de Taitao Producciones, es uno de los cuatro finalistas del Jackson Wild Life Film Festival, considerado el Oscar de este género. Detrás de este proyecto están los hermanos Francisco y Benjamín Molina y Andrés Pérez, quienes quieren convertir a la zona del Golfo de Penas en un santuario de diversidad marina.

Por: Josefina Ríos | Publicado: Domingo 23 de agosto de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

El punto de partida fue el amor por el océano, los deportes acuáticos y la vida al aire libre. Luego, vino el sueño de encontrar olas perdidas, nunca antes surfeadas y ser los primeros en dominar esas crestas de agua vírgenes en el confín del planeta. 

Este deseo primario de Andrés Pérez y los hermanos Francisco y Benjamín Molina no sólo cuajó y se hizo realidad en xxx, sino que hoy los tiene convertidos en los dueños de Taitao Producciones, empresa que ya tiene dos documentales a su haber. En ambas películas han quedado registradas las expediciones de este trío y sus equipos en la Patagonia chilena. Yaktal, el último de ellos, se convirtió el 10 de agosto pasado, en uno de los cuatro finalistas del Jackson Wild Life Film Festival -en la categoría Global Voices-, considerado el “Oscar” de los documentales de naturaleza. Se realiza en la ciudad de Missoula, en el estado de Montana, y el resultado se conocerá el 30 de septiembre.

Pero el desafío va más allá. Desde su productora, los socios buscan levantar información científica y crear conciencia sobre la riqueza y diversidad de la zona oceánica que circunda la Península del Taitao y el Golfo de Penas. El objetivo final es que se declare el lugar como área marina protegida. Para ello, ya comenzaron una ronda de conversaciones con la Conaf y el ministerio del Medio Ambiente.

Imagen foto_00000003

La ruta

Acostumbrados a largos veraneos familiares en lugares recónditos, Benjamín (33) y Francisco (30) Molina siempre han sido fanáticos de la naturaleza y la vida outdoors. Andrés Pérez (34) amigo de ambos hermanos de toda una vida, se unió a esos viajes desde que era un niño. 

Juntos, además, han “recorrido” el planeta a través de Google Earth varias miles de veces buscando las mejores olas para surfear. Así descubrieron la Península del Taitao, recuerda Benjamín, quien agrega: “A través de internet localizamos este lugar maravilloso que tiene tres bahías increíbles con olas que nunca nadie había surfeado antes, además era una zona poco explorada, llena de biodiversidad y leyendas centenarias. El lugar ideal para una expedición inolvidable que debíamos registrar a través de un documental”. 

La primera vez que lo intentaron fue en 2012 cuando eran todavía universitarios. Recorrieron varias empresas buscando auspicios, pero no hubo interés. Tuvieron que desistir del plan, pero la idea quedó revoloteando en sus cabezas para siempre. Tanto que en 2017 volvieron a la carga. 

Con más años y experiencia, crearon Taitao Producciones y desde ahí elaboraron una propuesta más sólida con presupuestos claros e itinerario de viaje establecido. Carpeta en mano buscaron auspicios: esa vez sí llegaron. 

La estrategia de financiamiento se trata básicamente de crear alianzas con marcas, las que a cambio del dinero que entregan para llevar a cabo la expedición reciben contenidos de calidad -y no tan caros- que pueden luego usar en sus redes sociales, notas de prensa y publicidad. “Un comercial de 30 segundos cuesta cerca de $ 200 millones, nosotros entregamos un material mucho más valioso por muchísimo menos”, dice Benjamín Molina.

En 2017, la cerveza Royal Guard y la etiqueta de ropa outdoor Haka Honu fueron los principales sponsors del proyecto que luego se convirtió en “Taitao”, el primer documental de la productora. “Ese trabajo es el registro de un viaje de amigos a un lugar mágico en busca de olas vírgenes para surfear y las ganas de recorrer el extremo sur de Chile. Fue un proyecto muy bonito, aunque no tuvimos tanto control sobre la producción y no tiene la profundidad de Yaktal. Pero nos sirvió para analizar y fijar los criterios para nuestros próximos proyectos”, reflexiona Andrés Pérez. 

Imagen foto_00000004

Punto de inflexión

Yaktal, el segundo documental, se grabó en mayo de 2019 y se estrenó el 5 de marzo de este año en el Teatro C. Su financiamiento siguió el mismo esquema. Sus creadores recuerdan que se pasearon por más de 20 empresas presentando el proyecto. Finalmente, Casillero del Diablo y la marca de ropa Aussie se transformaron en sus auspiciadores principales, pero también recibieron el apoyo de otras empresas, como Latam que les regaló los pasajes y el “sobre peso” para embarcar todo el equipamiento, que sumó cerca de 800 kg. 

El presupuesto total del proyecto alcanzó los $ 30 millones, éste incluía el equipamiento (cinco cámaras, dos drones, tablas de surf, equipos de amnea, trajes de agua, etc), la embarcación, comida y el grupo humano de tripulación, además del director, los camarógrafos y un total de 12 personas en el barco y cinco más en tierra, quienes estuvieron a cargo del guión, la música hecha especialmente para el documental, y su dirección creativa a cargo de Pica Films.  

Yaktal narra la historia de una expedición para encontrar la Caverna Infernal, mítico lugar del cual se habla en innumerables escritos que datan desde el viaje de Hernando de Magallanes por el Golfo de Penas. También incluye la visita al lugar donde en 2015 se produjo una masiva varazón de ballenas. Además de registrar el viaje que duró 19 días y sus vicisitudes, la producción incluyó un importante contenido científico. 

“Para el viaje sumamos al biólogo Bernardo Segura quien registró más de 150 especies chilenas que habitan en los lugares visitados. El último trabajo de este tipo en esa zona data de la expedición de Darwin en 1840, quien registró seis especies. Hoy tenemos todos esos hallazgos georreferenciados y entregamos la información a la comunidad científica”, comenta Molina. 

Hoy, el documental está siendo exhibido en diferentes festivales internacionales y a la espera de conocer los resultados del Jackson Wild Film Festival, en Taitao Producciones saben que este paso podría marcar un punto de inflexión: “Entre los directores y colaboradores de este certamen hay mucha gente muy importante que podría interesarse por comprar nuestro trabajo, entre ellos el director de documentales de Netflix y ejecutivos de Discovery Channel”, comenta Pérez. 

  Imagen foto_00000005

Amor al arte

Taitao Producciones aún está lejos de generar utilidades. Sus socios (todos ingenieros comerciales), por lo tanto, deben trabajar en otras empresas: Andrés Pérez es dueño de la marca de cerveza La Montaña; Francisco Molina dirige una bodega de espumantes en el valle del Limarí, de Rafael Guilisasti y Stefano Rossi, donde se producen dos etiquetas: Gemma y Azur; en tanto que su hermano Benjamín está a cargo del marketing de ABInBev, distribuidora de importantes marcas de cervezas, como Corona, Stella Artois y Budweiser, entre otras. 

“A la productora le dedicamos mucho tiempo, pero por el momento es puro amor al arte. Ahora, eso no quiere decir que no sea un trabajo serio. Por el contrario, es un proyecto con visión de futuro. Queremos generar contenidos de calidad, hacer buenos documentales, promover la investigación científica y aportar”, explica Francisco, quien agrega que también buscan con persistencia que zona sea declarada área marina protegida. 

Para eso, el próximo paso es generar recursos para poder contratar a una persona que desde la productora trabaje con ese objetivo en mente y busque soluciones creativas para resolver problemáticas de conservación. En la misma línea, los Molina y Pérez han mantenido una serie de reuniones con la Conaf y el ministerio del Medio Ambiente. “Es importante que el Estado se involucre en esta conversación para ir sumando. Hemos ido avanzando en esta línea, pero las decisiones en el sector público siempre son más lentas. Es un poco más burocrático, pero estamos seguro que prosperaremos”, concluye Pérez. 

Quillay chileno en los ojos de Palo Alto

Gastón Salinas y Gustavo Zúñiga fabrican un biopesticida a partir de quillay que cultivan en un laboratorio en Macul. Por azar, se cruzaron con un ejecutivo de una farmacéutica estadounidense, quien les preguntó si esas mismas plantas podían servir para producir vacunas recombinantes. Aquí su historia.

Tercera generación de grupo Hites debuta en el negocio fintech

Se llama Mento y fue creada por el nieto de Isaac Hites, fundador de la empresa de retail. Es una app que entrega créditos de consumo de entre $ 50 mil a $ 300 mil. “Buscamos llegar a un público que históricamente ha sido rechazado por la banca tradicional”, dice su CEO. El objetivo para este año es llegar a 100 mil clientes y organizar un plan de internacionalización.

App chilena quiere ser el LinkedIn del deporte femenino

Women4Sports (W4S) salió hace tres semanas al mercado, y busca democratizar el deporte femenino a través de conexiones entre deportistas y reclutadores o auspiciadores. Christiane Endler, Luciana Aymar, Fernando Gónzalez y Jenni Hermoso, goleadora del FC Barcelona, son algunos de los deportistas que se unieron a los fundadores Sebastián Sánchez, Pablo Ramírez y Benjamín Moreno.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR