Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

7 consejos para armar tu portafolio de inversiones

7 consejos para armar tu portafolio de inversiones

Es un elemento clave para mantener el orden, diversificación y control de las inversiones. Pero ¿cómo armarlo, qué activos considerar y qué herramientas utilizar? Acá te explicamos todo.

Por: Mateo Navas | Publicado: Jueves 10 de febrero de 2022 a las 15:00
  • T+
  • T-

1. ¿Por qué tener un portafolio de inversiones?

Orden, diversificación y control de las operaciones, responden los expertos ante la pregunta de por qué armar un portafolio. La idea, señala Jorge Tolosa, operador de renta variable de Vector Capital, es que éste se transforme en un vehículo de inversión, donde puedan coexistir distintos instrumentos (con un riesgo y retorno determinado) y fijar distintas ponderaciones a cada instrumento elegido.

“Mientras ahorrar te permite guardar una parte de tus ingresos, con un portafolio de inversiones puedes hacer crecer estos ahorros en el tiempo, incorporando incluso inversiones que te representen, como tecnológicas y sustentables”, agrega Boris Garafulic, CEO de Racional.

2. Conocer el riesgo

Uno de los objetivos del portafolio de inversiones es que el dueño conozca, de forma resumida, los activos en los que está invirtiendo.

Para esto debe tener claro su “perfil de riesgo”, que, en palabras de Jorge Tolosa, “será el horizonte de inversión de esos recursos”. “La finalidad es encontrar una ecuación perfecta de instrumentos que permitan cubrir las necesidades del inversionista. Lo importante es tener inversiones en instrumentos de baja volatilidad y en la medida de lo posible tener inversiones en UF, dado que con eso se cubre el riesgo de inflación”, asegura.

3. Metas claras

“No es lo mismo invertir pensando en nuestra jubilación que hacerlo para las vacaciones del próximo verano”, señala Hugo Aravena, presidente de CFA Society Chile. Para lo primero es importante tener una perspectiva de la necesidad de los fondos invertidos. A mayor tiempo, más posibilidad de tomar riesgos y tener éxito en el largo plazo, explica.

Y agrega: “Si bien no es totalmente necesario tener una idea fija del uso específico que se dará al dinero, sí es importante tener claridad de los períodos en que se materializará dicha inversión, lo que servirá para la selección de la estrategia y selección de activos”.

4. Diversificar

Para obtener buenas rentabilidades a largo plazo, es importante la diversificación: tener activos de renta variable y fija en distintas proporciones, dependiendo del perfil de riesgo. 

“Invertir a largo plazo debe considerar crear una cartera bien diversificada, diseñada para proporcionar los niveles apropiados de riesgo y retorno bajo diferentes escenarios de mercado. Algunos inversionistas piensan que pueden maximizar retornos al tomar una gran exposición en un solo activo, sector o fuente de riesgo. Por desgracia, las posiciones concentradas no siempre son bien compensadas”, dice Aravena.

5. Ojo con los ETF

Uno de los instrumentos más usados para diversificar inversiones son los ETF. “Uno invierte en canastas que contienen muchísimas empresas, de distintos sectores y las mantienen en el tiempo. De lo contrario, y como suele pasar con fondos mutuos, los huevos son pocos, y uno no tiene mucha claridad de cuáles son”, dice Garafulic.

Y agrega: “Al combinar activos que se comportan de distinta manera en el tiempo -e incluso si fueran igual de riesgosos-, uno disminuye el riesgo de la inversión. Por lo tanto, al diversificar evitas las variaciones individuales más grandes, ‘suavizando’ los cambios del valor de tus inversiones en el tiempo, e incluso, en algunos casos, sin afectar los retornos esperados para el futuro”. 

6. Controlar emociones y no ganarle al mercado

El objetivo de un portafolio de inversiones, dicen desde CFA, es obtener una buena rentabilidad sin “ganarle” al mercado: “Tratar de anticiparse a los movimientos de mercado es posible, pero es muy difícil hacerlo consistentemente, en especial para inversionistas no entrenados”.

Para esto es fundamental controlar las emociones, especialmente cuando existen períodos a la baja o de ajuste. “El hecho de concretar un plan de inversión plantea importantes desafíos emocionales que pueden obstaculizar la toma de decisiones. Por ejemplo, vender luego de una caída o comprar luego de un alza, pueden ser estrategias tranquilizadoras en el corto plazo, pero pueden dañar el desempeño de la cartera en el largo”, indica Aravena.

7. Herramientas

Mantener un portafolio no es algo simple, especialmente cuando hay una alta diversificación. Es por eso que existen una serie de herramientas que permiten administrar las carteras. Una de ellas es Personal Capital, un gestor de patrimonio personal que administra más de US$ 23.000 millones. También está Mint, una app que permite revisar presupuestos. Es gratis y está disponible para Apple y Android.

 

SIGUIENTE »
« ANTERIOR