Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Alejandra Neumann, productora ejecutiva de Aplaplac, sobre Museo 31: “Esto superó totalmente nuestras expectativas”

Alejandra Neumann, productora ejecutiva de Aplaplac, sobre Museo 31: “Esto superó totalmente nuestras expectativas”

1.200 personas por día (de martes a domingo) ingresan a la sala Andes del Centro Cultural La Moneda bajo un inmenso Tulio Triviño inflable. Ahí se encuentran con un museo vivo lleno de personajes, aventuras, recuerdos, música y sorpresas. La idea de cerrar la celebración de los 20 años con una gran exhibición fue de la productora ejecutiva: “qué mejor regalo que decir ‘este es nuestro universo y así se hace’”. Aquí cuenta cómo se logró y comparte lo que viene este 2024: una colección de libros con editorial Planeta y una película con Amazon Prime Video.

Por: Por Sofía García-Huidobro - Fotos: Jonathan Durán | Publicado: Jueves 25 de enero de 2024 a las 14:41
  • T+
  • T-

Museo 31 ha sido un éxito rotundo este verano, y así lo delata una larga fila de personas esperando su turno para entrar. Son las 15.30 horas, afuera la temperatura se empina por sobre los 30° grados, y el Centro Cultural La Moneda, bastante más fresco, parece un oasis de diversión.

Hay niños, jóvenes, adultos y también representantes de la tercera edad, sacando fotos y comentando, una por una, las piezas de este particular museo. Entran 150 personas por hora, a partir de las 11 y hasta las 19 horas. Los martes la entrada es gratis pero esos cupos se agotaron apenas se abrió la venta de entradas. La exposición duraba inicialmente hasta el 29 de febrero pero dada la demanda, acaban de anunciar que se extenderá hasta el 31 de marzo.


Parada en el umbral de entrada, está Alejandra Neumann, la encargada de que el mundo creado por Álvaro Díaz y Pedro Peirano se haga realidad. Productora de grandes eventos musicales como la Yein Fonda, exmanager de Makiza y Javiera Parra
, se integró al equipo de Aplaplac en 2012, cuando preparaban el show que los pondría sobre el escenario del Festival de Viña del Mar. 12 años después, le tocó pensar el aniversario de las dos décadas.

“Hacer un concierto para celebrar está bien, pero como asidua asistente a espectáculos y recitales, no me dice mucho. Es una herramienta de marketing medio barata”, sostiene.

Existían en el equipo las ganas de presentar Yo nunca vi televisión -el show que se alcanzó a estrenar el 14 de marzo de 2020 en el festival Vive Latino en México, pero que la pandemia frustró en Chile-, y así se hizo con dos funciones el pasado 9 de julio en el Movistar Arena. “Pero yo sentía que era más de lo que hemos hecho siempre. Para celebrar un aniversario importante había que pasarse a otro formato, hacer algo que nos resultara más desafiante”.

Entonces habló con José Délano -artista chileno radicado en Berlín que realizó la escenografía de Yo nunca vi televisión-, y le propuso la idea de hacer un museo. “Pensábamos ‘cómo lo vamos a hacer’, ‘qué autoreferentes’, todos los peros del planeta, pero decidimos confiar en su mirada de curador y de artista visual para que él nos interpretara desde afuera.

Para uno todo es importante y no quiere dejar nada afuera, pero tampoco se trataba de caer en el mal de Diógenes. Esto sería como tres veces más”, dice apuntando al muro inmenso cargado de títeres. A un costado se lee: “68 episodios, dos especiales televisivos, una película, seis montajes en vivo, dos obras teatrales, 31 Minutos ha reunido a más de 500 personajes. En este muro encontrarás una ‘pequeña’ muestra de ellos”.

 

Viste, viste cómo se hace

Las conversaciones con José Délano comenzaron en abril del año pasado, pero él tenía otros trabajos y era difícil calzar los tiempos dentro de 2023. Fue después del show de aniversario que se decidieron: “Fue un momento tan lleno. Si teníamos dudas, ahí dijimos: ‘hay suficiente furor y fanatismo. Hagámoslo’”.

Comenzaron a reunirse por Zoom y finalmente se les ocurrió integrarse a la programación del Festival Santiago a Mil. En conjunto con Carmen Romero, directora de FITAM, consiguieron que el montaje se instalara durante el verano en el Centro Cultural La Moneda. Les importaba estar en un lugar central y relevante, bajo el palacio de gobierno. “Esto es lo que necesitamos como país, algo de diversión. Si nadie es capaz ni de entretenerse, nada tiene sentido. Es alimento para el alma”, comenta Alejandra.

Los muñecos y objetos, cuenta, salieron de las bodegas de Aplaplac en el barrio Matta, donde albergan aún más utilería. “Hay elementos originales que limpiamos y restauramos, otros que se hicieron especialmente y también réplicas”, explica. Destaca el rol de Pedro Peirano, quien tiene un completo archivo con material del programa a lo largo de su historia.

El muro que da inicio a la exposición, titulado “Los primeros”, arranca con una reproducción ampliada del guion con que 31 minutos debutó en TVN el 15 de marzo de 2003, sigue con un Tulio Triviño originario y un retrato del Señor Invisible y mudo, entre otros clásicos.

Francisco Schultz, parte de la dirección creativa y coordinador general de Museo 31, asumió el rol de director de las distintas áreas, porque se armó un equipo de arte, de edición, de comunicación, de coordinación con el Centro Cultural, con la Agencia Felicidad, etcétera.

Otra decisión importante fue cómo mostrarse: “En los espectáculos el público siempre está tratando de mirar qué hay atrás del escenario. Es como una pulsión que uno tiene. Aquí decidimos abrirnos y mostrar cómo se hacen los títeres, los videos, los shows, los mecanismos, todos los trucos. Dijimos: ‘Este es el momento’. Me sentí satisfecha de pensar qué mejor regalo que a los 20 años decir ‘este es nuestro universo, y así se hace’”.

 

Montaje y sensación

En la muestra hay un rincón que imita el taller de producción de los títeres, con los géneros, botones, rellenos y adornos que dan vida a los tan queridos personajes; también una línea de tiempo construida con noticias del diario El alarmista de Titirilquén; reproductores para escuchar distintas versiones de los grandes éxitos interpretados por otros artistas; graciosas piezas museográficas que han formado parte de los programas y los shows en vivo, como el inmenso dragón rojo que acompañó a los monos en el Festival de Viña, ahora volando sobre la sala; una escena de La última cena donde están los principales personajes a escala real; videos que muestran el backstage de las grabaciones; maquetas de las escenografías de los shows; una réplica del set de noticias que conduce Tulio Triviño; una sección donde despliegan los fan stuff: miles de dibujos, comics y creaciones que les mandan los fans; un mesón con guiones donde grandes y chicos se instalan a leer; un muro con una actividad de mediación, y más.

Alejandra va contando cómo se resolvió la forma más entretenida de mostrar los procesos al público. El montaje tomó un mes y el trabajo fue arduo. Los últimos días parte del equipo se quedó hasta la madrugada viendo detalles. “Hasta las tres, cuatro de la mañana, o más. A Álvaro (Díaz) le faltó poco para traerse un saco de dormir. Hay tecnología involucrada, entonces son muchas las cosas que pueden fallar. De hecho, los lunes, que cierra la exposición, entramos a revisar y reparar”.

Comenta que después de las primeras dos semanas de apertura debieron reforzar medidas de seguridad y de mantención porque la gente -niños y adultos- se llevaban algún objeto o tocaban los títeres y las instalaciones provocando daños.

“Esta es una exposición que está viva, no puede ser como un museo de cera. Los asistentes vibran. En el centro cultural están contentos porque nunca habían tenido gente tan diversa, con público que en general no va a exposiciones. Esto es de un nivel de difusión distinto”, apunta la productora. Recalca que hay personas que viajan especialmente desde regiones e incluso han llegado visitas de México, donde 31 Minutos tiene una fanaticada devota.

De hecho, es muy probable que Museo 31 se instale por esas latitudes en algún momento de los próximos meses. “Uno cree que hay códigos sólo nuestros, pero allá el público es inmenso y goza el contenido. Es como cuando llegó el Chavo del Ocho aquí, nos gustó tanto que aprendimos e incorporamos los mexicanismos. Nunca hay que perder de vista que la entretención de verdad es universal”.

 

“Mi rol es que esto siga vivo”

La inauguración de Museo 31 fue un momento emotivo: esta vez fueron los humanos tras los títeres los que entonaron el himno Yo nunca vi televisión en primer plano. Alejandra Neumann dio la bienvenida e invitó a Pedro Peirano, Jani Dueñas, Patricio y Álvaro Díaz a cantar con sus voces de Tulio Triviño, Patana, Guaripolo y Juan Carlos Bodoque.

Acompañados de la música de Pablo Ilabaca y Camilo Salinas, se fueron sumando los otros miembros del equipo e incluso integrantes del elenco original como Rodrigo Salinas. “Fue homenajearnos y compartir junto a la gente”, relata la productora ejecutiva. Este año las actividades siguen además con un trato que cerraron junto a la editorial Planeta, con los que acaban de lanzar tres libros, y adelanta que vienen más; un título traerá las letras de las canciones ilustradas por Peirano. Y cerrando la exposición harán una nueva película, producida por Amazon Prime Video.

La productora describe su cargo en Aplaplac como una gerencia: “Mi rol es que esto siga vivo de distintas maneras. Son tantos proyectos en diferentes áreas, que lo principal es tomar decisiones: armar equipos, conseguir financiamiento, firmar convenios, buscar nuevas alianzas, tratar con clientes, con proveedores. Jamás hemos pensado en parar. Cada vez que pensamos en pausar llega una nueva propuesta. Y no todo pasa por un interés comercial. Sabemos que si algo es creativamente atractivo para nosotros, se convertirá en algo rentable por añadidura. Obviamente a los títeres a veces no los queremos ver ni en pintura, nos agotamos, llevamos 10 años en gira, pero cuando sale una buena idea, uno se entretiene”.

Sobre la dinámica que tiene con los creadores de 31 Minutos, los roles están claros: “Pedro y Álvaro obviamente son los que han logrado generar esta especie de intervención de cirugía en los cerebros de las personas para que puedan ver las cosas espontáneamente como son. No tengo ningún grado de competencia con lo que ellos hacen, yo gestiono talentos. Somos un equipo súper orgánico, en ese sentido. Como una dupla, pero somos tres. Un triunvirato”.

El mismo ejercicio de montar Museo 31 funcionó como recarga de energía, afirma. “Todos tuvimos que pensar, cada uno buscó material en sus baúles y archivos. Cuando uno se da una vuelta por aquí, se contagia del entusiasmo de la gente y piensa: ‘Oh, esto es grande’”. A su costado, un papá le muestra uno de los videos a su hija de 3 años. “Mira, tenemos para rato”, concluye Alejandra riendo.

CHARLAS VIERNES 26 Y SÁBADO 27. CINETECA NACIONAL

-Álvaro Díaz, viernes 26 a las 11 horas. "31 Minutos de vida"

El co creador de 31 Minutos, hace un viaje por sus 20 años de historia, desde su gestación en la pieza interior de una casa que se caía a pedazos hasta su actual desarrollo en distintos formatos audiovisuales y en vivo. Esta charla relata cómo la idea de 31 Minutos evolucionó y se convirtió en un fenómeno cultural tomando riesgos, asumiendo fracasos, nutriéndose de otras fuentes creativas y adaptándose a los tiempos.

Pedro Peirano, viernes 26 a las 13 horas. "Comedia de personajes"

Peirano nos cuenta la historia de cómo los personajes de 31 Minutos se apoderaron del programa y lo convirtieron en una excéntrica comedia, transformando para siempre la televisión infantil chilena. Cada títere de 31 Minutos tuvo un origen distinto.

El director, guionista y titiritero revela desconocidos secretos, conflictos y anécdotas que llevaron a la creación de Tulio, Bodoque, Juanín, Patana, Mario Hugo, Guaripolo y decenas de otros. ¿En qué persona real se basó Tulio Triviño? ¿Por qué Bodoque es un conejo rojo? Peirano dilucidará estos y muchos otros misterios.

     Matías Iglesis, sábado 27 a las 11 horas. "Dirección de Arte para 31 Minutos"

    Diseño de personajes, escenarios, merchandising y productos asociados . Desde el piloto del primer programa  y el  el desarrollo de la película. Una conversación con apoyo audiovisual para repasar desde los bocetos, primeros diseños, cambios y desafíos para hacer el programa hasta el paso a hacer una película en Chile y Brasil.

    Pablo Ilabaca, sábado 27 a las 13 horas. "El viaje musical de 31 Minutos"

    Charla moderada por Humberto Sichel, dirigida a público de toda las edades, donde se interpretarán algunas obras en guitarra, pero por sobre todo se contará el génesis de la música que ha compuesto y el método ocupado, pasando por la primeras músicas, canciones, logos sónicos y conciertos teatrales.

     

    Un aula en la naturaleza: El proyecto de educación ambiental de la Fundación Parque Tricao

    En 2022 la Fundación Parque Tricao, fundada por el empresario Eduardo Fernández León, ideó un proyecto para generar conciencia sobre el cuidado del medioambiente en escolares. A la fecha, más de 10 mil alumnos han recorrido los distintos rincones del terreno, que cuenta con 60 especies de aves nativas, 350 tipos de plantas y flores, 40 mil árboles plantados y un 65% de eficiencia en el recurso hídrico. Todo mientras se les enseña sobre conservación de agua, suelo, flora y fauna. El plan, dice su coordinadora, Javiera Rojas, es un gran éxito.

    La receta maestra del chef Benjamín Nast

    La promesa de la cocina chilena llegó a la pantalla grande como jurado en Top Chef VIP, junto a Sergi Arola y Fernanda Fuentes. Aquí comparte su experiencia en la gastronomía y sus preparaciones favoritas para este verano.

    SIGUIENTE »
    « ANTERIOR