Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Galería #420: Arte y comunidad en Recoleta

Galería #420: Arte y comunidad en Recoleta

En la angostura de esta céntrica comuna, entre las ahora floridas laderas de los cerros San Cristóbal y el cerro Blanco, se encuentra la calle Schlack, y en el número 420 la Fundación Mustakis abrió un nuevo espacio de arte que funciona como taller de trabajo para artistas residentes y punto de encuentro creativo para la comunidad.

Por: Por Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 9 de septiembre de 2022 a las 17:11
  • T+
  • T-
Se trata de una especie de spin-off de Blanco Recoleta y está a pocos metros del inmenso espacio de co-work y donde funcionan distintos emprendimientos, las oficinas de la Fundación Mustakis y también su programa de innovación educativa, KAOS Espacio Creativo. 

Quienes usaban el estacionamiento de Blanco, en la calle Puma, siempre se fijaban en el patio de una de las casas colindantes al terreno que se encontraba desocupada. Hasta que la fundación decidió comprarla y transformarla en un nuevo espacio comunitario dedicado al arte y la creatividad.

Esto fue previo a la pandemia. Luego del arduo trabajo de limpiar y restaurar la casona antigua -donde según los mismos vecinos vivió el famoso grabador Santos Chávez- alcanzaron a abrir sus puertas en enero de 2020, pero poco después tuvieron que volver a cerrarlas debido al Covid-19. 

Pero desde marzo la Galería #420 entró en plena actividad, acogiendo a distintos artistas que realizan residencias que se vinculan con la comunidad, los vecinos y también colegios y visitantes externos.

“Este lugar es el encuentro entre el habitar, las personas y la incansable búsqueda de contribuir a la conciencia creativa colectiva”, explica Leonor Merín, directora de Innovación y Territorio de Fundación Mustakis, a cargo de la galería. 
 
Actualmente se encuentran exponiendo los españoles Gastón Lisak, Fran Casado y Francisco Bolivar, tres artistas que, durante un mes, entre el 8 de agosto y el viernes pasado, estuvieron trabajando creativamente con la comunidad. Antes fueron los chilenos Andrés Vio y Felipe Mujica, quien reside en Nueva York.

El trabajo del taller desarrollado en julio por Mujica, y también con la participación de los vecinos del barrio San Cristóbal, son unas obras textiles que estarán expuestas en el MAVI hasta el 6 de noviembre bajo el título ¿En qué estabas pensando, en el pasado o en el futuro? 

Ahora es el turno de Haciendo extraño lo familiar, y familiar lo extraño, ejercicio expositivo que  transforma objetos simples y cotidianos en piezas de arte. En uno de los muros de Schlack 420 se pueden ver distintas figuras creadas con cinta adhesiva roja: un perrito, un collar, un teléfono, son algunos de los elementos plasmados por niños y vecinos que participaron de distintas actividades junto a los artistas. 
Los objetos han acompañado a los seres humanos desde la antigüedad y cargan recuerdos o representan símbolos que forman parte de nuestras historias más personales, incluso llegando a ser verdaderos talismanes. La invitación de los artistas residentes para quienes viven cerca fue a que se acercaran y trajeran algún objeto favorito para ser escaneado y amplificado, transformándose en una imagen de exposición


Una medalla, un jockey, un llavero, una tapita, un collar de conchitas, un rosario, la foto de una abuela, son solo algunas de las muchas pertenencias queridas y representativas que colmaron Galería #420 y que se podrán visitar hasta el 30 de septiembre agendando visita previa al correo contacto@fundacionmustakis.org
 
“Lo bonito de la residencia fue la diversidad de las edades”, asegura el artista español Gastón Lisak (33). Él hace clases en Barcelona y realiza un doctorado sobre Art thinking en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Lisboa, donde se ha dedicado precisamente a trabajar con el objeto cotidiano y sus significancias.

“Llegaron vecinos de 10 a 70 años con sus objetos. La relación con las cosas muchas veces es identitaria; definen quién soy, puede ser un regalo que recibí, el recuerdo de un ser querido, un amuleto. Incluso hay personas que llevaban estos objetos consigo hace años y que por primera vez se separaron de ellos. La gente luego se sorprende mucho cuando los ven amplificados y extraños. Lo que tiene valor para uno, puede ser insignificante para otro”, comenta Lisak.

Pero también desarrolló otra línea de trabajo. En la Región Metropolitana la fundación Mustakis concentra sus focos de acción en Recoleta y en Bajos de Mena en Puente Alto. Durante una reunión de dirigentes sociales y líderes, Gastón conoció a Julio Antón, gerente de proyecto de 1KO, empresa social ubicada en Bajos de Mena.

Éste se interesó en la técnica de encapsulamiento en plástico que ha venido desarrollando el artista español, y esto se tradujo en una serie de visitas a los microbasurales callejeros que se encuentran en este barrio de Puente Alto.

Fuimos varias veces a recopilar basura y a documentar objetos descartados. Uno va a otro país y generalmente registra postales, pero también se puede armar un archivo histórico a través de sus desechos. Se puede aprender de la basura y transformarla en otras cosas”, señala.
Esto fue lo que hicieron, y seis de estas piezas encapsuladas también forman parte de la muestra en Galería #420. A fin de mes, Gastón vuelve a Barcelona, pero ya está pensando regresar prontamente a Chile.

“La idea ahora es trabajar en esa línea con los desechos, quizás en mayor formato. Me interesa el contraste entre objetos queridos y otros que fueron queridos y después desechados. Es un juego constante que parte desde la curiosidad y que se transforma en aprendizaje”.



Otra de las actividades participativas de #420 fue un gran ensayo abierto de la Conchalí Big Band, cuenta Patricio Carvallo, coordinador territorial de Fundación Mustakis desde marzo de este año, cuando se reabrió la galería. Se trató de una instancia en la misma lógica comunitaria y con el propósito de generar un nuevo espacio vivencial en el barrio San Cristóbal.
“Fue un formato plástico y adaptativo, por lo que se dio un cruce entre los músicos y los espectadores, distinto a lo que ocurre en un concierto”, cuenta Carvallo. La banda de Conchalí tocaba y también compartía con los presentes, incluso algunos participaron soplando las trompetas. Fue un evento familiar y, en el patio, los niños podían pintar inspirados por la música.

Cecrea, espacios abiertos a la creatividad

El programa, presente en 13 regiones del país, ofrece acceso gratuito para niños, niñas y jóvenes entre 7 y 19 años. Hablamos con cuatro directores a cargo de los Centros de Creación Artística de Vallenar, La Ligua, Valdivia y Castro, que desde 2019 han inaugurado espacios con infraestructura propia. Ellos nos cuentan sobre su metodología y la misión de generar una ciudadanía creativa.

Dua Lipa: así se fue su primer concierto en Chile

Tania Selaive, editora de Play FM, estuvo en el concierto de Dua Lipa en La Florida la noche del viernes. En primera persona cuenta lo que vio, lo que sintió y cómo frente a sus ojos estuvo la nueva gran diva del pop.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR