Click acá para ir directamente al contenido

Bandeja de salida

J.J.Jinks: "El éxito y el poderío económico pueden ser muy frágiles si uno no cumple lo básico"

J.J.Jinks: "El éxito y el poderío económico pueden ser muy frágiles si uno no cumple lo básico"

La visión de la Fiscalía Nacional Económica no parece para nada descabellada, sin embargo si hay algo de lo que uno puede quejarse es de la oportunidad. Si la información estaba públicamente disponible hace tanto tiempo, cuesta entender qué gatilla el cambio de criterio.

Por: J.J. Jinks | Publicado: Sábado 8 de enero de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Hace algunos años era habitual ver en la prensa financiera local los anuncios de compras y ventas de universidades en Chile. Grandes grupos económicos locales, fondos de inversión, empresas multinacionales que transaban en bolsa fueron solo algunos de los agentes económicos que participaron del auge de la educación privada superior.

Los montos invertidos y pagados eran públicos y toda la sociedad parecía cómoda con ello. Hasta que un día alguien se atrevió a decir que el rey iba desnudo y preguntó en voz alta: ¿cómo pueden ser vendidas estas instituciones en cifras millonarias si de acuerdo a la ley no tienen fines de lucro? y todos nos ruborizamos un poco.

Ahí quedaron acachados con sus inversiones los que habían optado por cerrar los ojos frente a lo evidente. Y con una rapidez relampagueante pasamos de hacernos los lesos con las maniobras que se realizaban para eludir la legislación a condenar con furia todo lo que oliera a lucro. Somos así, pendulares.

Me acordé de esto cuando vi las sanciones por interlocking a Hernán Büchi y Juan Hurtado por sus participaciones en directorios de empresas competidoras.

En el caso de Büchi, que es una persona de alta notoriedad por haber sido uno de los artífices del milagro económico chileno y luego candidato presidencial, todos sabemos desde hace muchos años en la gran cantidad de directorios a los que es invitado a participar dada su gran capacidad e inteligencia, pero al parecer nadie reparaba en lo evidente.

Ser parte de la junta directiva de Falabella y Consorcio, ambas empresas que tienen bancos como filiales, y a la vez ser parte del directorio del Banco de Chile, no parece lo más prudente ni para él ni para las instituciones. Creo que nadie informado duda que ejerce estos cargos con total honestidad, pero en estas materias sensibles no basta con ser sino que hay que parecer.

La visión de la Fiscalía Nacional Económica no parece para nada descabellada; sin embargo, si hay algo de lo que uno puede quejarse es de la oportunidad. Si la información estaba públicamente disponible hace tanto tiempo, cuesta entender qué gatilla el cambio de criterio. Es cierto que más vale tarde que nunca, pero es razonable aspirar a cierto nivel de consistencia por parte de la autoridad para saber a qué atenerse.

Para las empresas es un campanazo importante, muestra que hacer las cosas como siempre se han hecho ya no es un estándar suficiente. El tener un comportamiento impecable en términos de competencia es fundamental para poder defender el modelo de libre mercado que ha traído tanta prosperidad al país y que, sin duda, vivirá momentos difíciles de marzo en adelante.

Hasta ahora ha habido una actitud más bien reactiva frente a las sanciones de la autoridad, pero el entorno en el cual se mueve la empresa privada en la actualidad requiere de una actitud distinta. El éxito y el poderío económico pueden ser muy frágiles si uno no cumple lo básico que se le exige para poder participar en una competencia sin perjudicar a otros; y no, no estamos hablando de Novak Djokovic.

Columna de J.J.Jinks: Expertos

Después de todo, pasamos de la antigua PAA a la PSU bajo la tesis de los expertos de la época que consideraban que acotando el contenido a un conjunto de conocimientos podrían disminuir la brecha de resultados entre ricos y pobres.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR