Click acá para ir directamente al contenido

Bandeja de salida

La columna de J.J.Jinks: La grandeza de la Teletón y el Banco Central

La columna de J.J.Jinks: La grandeza de la Teletón y el Banco Central

Los logros de Chile en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 han sido simplemente descollantes, transformándose en el mejor registro histórico del team Para Chile.

Por: J.J. Jinks | Publicado: Sábado 4 de septiembre de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

Francisca Mardones se transformó en la primera mujer chilena en alcanzar el podio en unos Juegos Paralímpicos, y de qué forma: obtuvo medalla de oro y alcanzó la hazaña de batir el récord mundial de lanzamiento de bala. Por su parte, el nadador Alberto Abarza sorprendió a todos con una actuación consagratoria obteniendo oro en 100 metros espaldas y plata en 200 metros libres y 50 metros espaldas.

Aún con signos de emoción por sus triunfos Abarza declaró a los medios: “Teletón es lo más grande que me ha pasado”. Fue en uno de los centros de rehabilitación donde Abarza aprendió a nadar, y en sus propias palabras aprender a correr los límites de lo posible. Sin duda detrás de los éxitos de los atletas paralímpicos chilenos hay historias personales de superación y convicción que nos dejan boquiabiertos, pero a la vez cuesta pensar que esas historias existirían sin lo que ha significado la Teletón para el país.

No solo ha tenido influencia directa en la rehabilitación de cientos de miles de chilenos como en el caso de Alberto Abarza, sino que ha visibilizado y generado respeto por quienes tienen algún tipo de discapacidad.

En la misma semana en que nuestros atletas se colgaban las medallas, un grupo de convencionales constituyentes anunciaba su deseo de poner fin a la Teletón. Por supuesto en su fértil imaginario nuestro Estado omnipotente debiera reemplazar a la sociedad civil organizada en el financiamiento de la rehabilitación de la discapacidad.

Al parecer no sería tolerable que esta virtuosa conjunción entre medios de comunicación, empresa privada y la solidaridad nacional resolviera un problema de buena forma. Esta vez el timing elegido para el embate contra la Teletón fue risiblemente malo, pero seguro persistirán.

La pulsión que recorre a nuestros representantes no quedó ahí. Un grupo importante de parlamentarios decidió denostar al presidente del Banco Central, el socialista Mario Marcel, en la semana que el órgano emisor salió a poner freno a la peligrosa tendencia al alza de la inflación mediante una fuerte subida de la tasa de interés.

En medio de la polémica por el cuarto retiro (hemos perdido la capacidad de asombro), los parlamentarios han decidido que es buena idea llevar al barro a la institución que nos ha permitido mantener controlada la inflación desde hace muchos años.

El Banco Central pasa a ser cuestionado y ahí nos tienen a todos en capilla rezando para que la convención constituyente no termine agarrando papa en este tema. Parafraseando a nuestro héroe paralímpico, en materia económica la independencia del Central es lo más grande que nos ha pasado. Ojalá nos concentráramos en arreglar lo que funciona mal o más o menos en el país, en vez de destruir aquellas instituciones que son un orgullo nacional. No parece mucho pedir.

La columna de J.J.Jinks: La semana de los fraudes

Más que un método refinado de engaño, las estafas suelen estar ancladas en personalidades atractivas que crean un halo a su alrededor que los protege del escrutinio normal que sufrimos los humanos con menos gracias. Esta semana conocimos varias de ellas.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR