Click acá para ir directamente al contenido

Bandeja de salida

La columna de J.J.Jinks: Las encuestas de segunda vuelta se mirarán con otros ojos

La columna de J.J.Jinks: Las encuestas de segunda vuelta se mirarán con otros ojos

El nuevo equilibrio en el Congreso debiera tener un efecto positivo sobre la Convención Constituyente: desaparece la posibilidad de esa cuchufleta para saltarse los dos tercios que eran los plebiscitos dirimentes

Por: J.J. Jinks | Publicado: Sábado 27 de noviembre de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

Alguna vez tuve los conocimientos básicos de estadísticas para desarrollar una buena encuesta, conocimientos que por supuesto se evaporaron hace mucho.

A pesar de haber transitado por el estudio del tema, siempre me pareció un acto cercano a la ciencia ficción el hecho que con una muestra de 1.300 personas adecuadamente estratificadas se pueda representar la opinión de todo un país como el nuestro.

En ese sentido me río, pero a la vez empatizo con quienes dicen “cómo le voy a creer a las encuestas si nunca me han preguntado a mí”.

Las encuestas en general llevan un tiempo en el ojo del huracán, los fracasos estrepitosos en pronosticar el Brexit y el triunfo de Trump sobre Hillary crearon un manto de duda general sobre la industria a nivel global. Las bajas tasas de respuesta junto con una tendencia creciente de las personas de esconder su real preferencia hacían a muchos dudar de si tenía algún sentido seguir dándole tanto peso a sus resultados dentro del ámbito público.

En Chile, el hecho de tener la Cadem disponible todos los lunes desde hace un tiempo largo midiendo la temperatura política del país hace que el tema se mantenga en permanente discusión. Si la aprobación presidencial subía eran unos vendidos, si bajaba eran unos vendidos. Una grata posición.

No fueron pocos ni suaves los ataques e insultos sufridos por Cadem por mostrar el incremento sostenido de José Antonio Kast en su encuesta en las últimas semanas. Por tanto es fácil de imaginar el alivio que tuvieron sus ejecutivos el domingo pasado cuando con una precisión asombrosa le apuntaron al orden y porcentaje de preferencias de los siete candidatos.

Es una reivindicación importante de la seriedad profesional de quienes trabajan en la confección de la encuesta y por sobre todo una valorización del instrumento. Las encuestas de segunda vuelta se mirarán con otros ojos después del éxito alcanzado en primera.

Si de alivios se trata, la composición del próximo parlamento y en especial el nuevo equilibrio de fuerzas en el Senado han hecho que el mundo empresarial y financiero respire hondamente.

La posibilidad de aprobar proyectos disparatados en la próxima administración ha pasado a ser casi nula, cualquier ley que se quiera impulsar requerirá de una negociación por lo que después de un par de años donde todo era tu maximalismo y dos más pareciera ser que la moderación empieza a recuperar su lugar.

El nuevo equilibrio de fuerzas también debiera tener un efecto positivo sobre la Convención Constituyente, desaparece la posibilidad de esa cuchufleta para saltarse los dos tercios que eran los plebiscitos dirimentes y el dominio sin contrapeso que tiene la izquierda radical en la Convención debiera verse morigerado por la posibilidad de encontrarse con el rechazo en el plebiscito de salida si la nueva Constitución no alcanza consensos mínimos.

Seguramente serán semanas tensas y apasionadas mientras decidimos quién será el próximo Presidente, pero sea cual sea el resultado, el país parece de un momento a otro haber dejado de colgar de un hilo. No sé si da para celebrar, pero lo que es seguro es que no está mal.

Columna de J.J.Jinks: Expertos

Después de todo, pasamos de la antigua PAA a la PSU bajo la tesis de los expertos de la época que consideraban que acotando el contenido a un conjunto de conocimientos podrían disminuir la brecha de resultados entre ricos y pobres.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR