Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

La nueva misión de Xu Bu, el polémico ex embajador de China

La nueva misión de Xu Bu, el polémico ex embajador de China

El diplomático dejó atrás Santiago y regresó a su país el mes pasado. Está en Beijing y tiene un nuevo cargo en la Cancillería.

Publicado: Viernes 13 de noviembre de 2020 a las 21:00
  • T+
  • T-

Concéntrese en la tarea central de la diplomacia, haga un buen trabajo, lidere un buen equipo, esté a la altura de la confianza y haga las debidas contribuciones a la promoción de la diplomacia china”. Esa fue la orden que a mediados de octubre recibió Xu Bu, el polémico ex embajador chino en Chile, durante su nombramiento como nuevo presidente del Instituto de Estudios Internacionales de China (CIIS), dependiente de la Cancillería de ese país.

Fue el vicecanciller Zheng Zeguang, quien a nombre del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Partido Comunista chino pronunció en Beijing el discurso con que Xu Bu se convirtió en el líder de esa entidad, cuya importancia ha crecido en los últimos años de la mano de la modernización de la diplomacia china. Su rol es estudiar temas de importancia estratégica de mediano y largo plazo y alimentar con esos insumos a la enorme red de embajadas del gigante asiático.

Según fuentes diplomáticas, la calidad analítica y formación del CIIS es bastante alta, ya que allí trabajan varios doctorados de universidades estadounidenses y es donde van a parar los mejores estudiantes de la Facultad de Asuntos Internacionales de la Universidad de Beijing.

El 6 de noviembre, en la ciudad china de Haikou, el exembajador debutó como orador en el “Foro de Cooperación y Gobernanza Marítima”, donde se reunieron expertos y académicos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Asia. Allí se reencontró con varios conocidos: “Solía desempeñarme como embajador de China en la ASEAN y me alegra especialmente encontrarme con viejos amigos de los países de la ASEAN”, comentó en su discurso, quien en Chile se convirtió en una controvertida figura diplomática por su activo rol en la defensa de los intereses de su país.

En los casi tres años que estuvo en Santiago, el doctorado en Derecho (59 años) protagonizó varias polémicas: intervino en las negociaciones por la venta del 24% de SQM a la minera china Tianqi, hizo gestiones ante el Ministerio de Salud para que la constructora estatal china Qingjian Group pudiera participar en una licitación y acusó al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo de hipócrita.

Medios de todo el globo replicaron sus expresiones. “No me puedo quedar con las manos cruzadas cuando atacan a China. Esas críticas no tienen fundamento”, fue lo que señaló al ser consultado por las razones de sus declaraciones.

Nunca antes un embajador chino en Chile había tenido un protagonismo de ese tipo. Y de inmediato se le comparó con los representantes diplomáticos de otras potencias que en décadas pasadas solían marcar presencia en el país y América Latina.

En los 33 meses que Xu Bu estuvo en Chile dio entrevistas, publicó columnas, recorrió el país de norte a sur, armó una red de “amigos de China” y antes de irse estuvo concentrado en gestionar la llegada de ayuda para la emergencia por el coronavirus. En una columna en Diario Financiero contó que había conocido los campos de arándanos de Curicó, las procesadoras de cerezas cerca de Rancagua, las viñas del Maule y las pesqueras del Bío-Bío.

Vio y conoció el origen de casi todo lo que Chile exporta a su país y entre sus “logros” en Chile destacó el aumento del comercio y la profundización de las relaciones entre ambos países.

A sus cercanos en Santiago les dijo que una de sus obsesiones es conocer y entender los lugares donde habita.

Originario del sur de China, casado y con una hija, Xu Bu ha trabajado en diversas misiones diplomáticas fuera de su país, pero su “fuerte” es la planificación y estrategia. Ha sido consejero en la misión china ante la Organización de las Naciones Unidas, ministro consejero en la embajada china en Canadá, representante adjunto para los asuntos de Corea del Sur en su propio país y embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, Asean, una gigantesca área de libre comercio e influencia china.

Cuando se fue en octubre, dijo a sus cercanos que lamentaba no haber podido celebrar los 50 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Chile y China, como lo había programado, producto de la pandemia y todas sus restricciones.

La semana pasada en el foro de Cooperación y Gobernanza Marítima, el exembajador en Chile dio a conocer el interés chino por regular los océanos, destacando las contribuciones monetarias de su país para la investigación y ciencia marina, así como la protección de las rutas comerciales. “El océano es el hogar común de la humanidad”, sostuvo concentrado en la promoción de la diplomacia de su país.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR