Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

"Lo hizo caer a la playa misma": los detalles de la querella de Jonás Gómez contra Felipe Bulnes por pelea en Zapallar

"Lo hizo caer a la playa misma": los detalles de la querella de Jonás Gómez contra Felipe Bulnes por pelea en Zapallar

Tras el bullado conflicto ocurrido en enero, el empresario está siendo asesorado por los abogados Miguel Schürmann y Alejandro Awadel, mientras que el ex ministro nombró a un equipo de penalistas liderados por Cristián Muga. La Fiscalía y la PDI están investigando.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Jueves 23 de marzo de 2023 a las 15:00
  • T+
  • T-

Puñetazos en la cara, una caída desde la altura a la playa, un dedo fracturado y numerosas llamadas para excusarse por el pleito. Eso contiene la querella por el delito de lesiones graves que el empresario Jonás Gómez Pacheco interpuso contra el abogado y exministro Felipe Bulnes, tras una bullada riña en Zapallar en enero pasado. 

Según el relato de los abogados de Gómez, Miguel Schürmann y Alejandro Awad, el contexto del conflicto se desencadena de una serie de disputas personales entre los hermanos Gómez Pacheco, que dieron lugar a una división del grupo empresarial en dos bloques: por un lado los hermanos Segundo, Teresa y Magdalena con sus respectivos hijos, y Jonás sus hijos, por el otro. Cada grupo familiar ha tenido sus abogados de confianza.

“El equipo legal del primer grupo de hermanos era liderado por Felipe Bulnes. Nuestro representado conoció a Felipe Bulnes con ocasión de los conflictos patrimoniales que el primero mantenía (y mantiene) con sus hermanos Segundo, Teresa y Magdalena Gómez Pacheco por el manejo de las empresas de la familia. En el marco de estas desavenencias, el señor Bulnes operó primeramente como mediador del conflicto, aunque al poco andar asumió la representación de los hermanos de don Jonás”, recalca la querella de 10 páginas ingresada el 16 de febrero y acogida a trámite por el Juzgado de Garantía de La Ligua el 20 del mes pasado.

Sigue el relato de la acción penal diciendo que hasta la fecha de los hechos denunciados en esta querella, Felipe Bulnes sólo había batallado judicialmente. En efecto, ambos grupos familiares interpusieron a lo largo del tiempo una seguidilla de acciones judiciales cruzadas, tanto de naturaleza civil como penal. Incluso, Jonás Gómez había denunciado a Bulnes por administración desleal y negociación incompatible, pero dicha querella terminó en un acuerdo.

“Y aunque durante este período las aproximaciones del señor Bulnes hacia nuestro representado fueron muchas veces desagradables y confrontacionales —sobran testigos de los insultos y amenazas del querellado en contra de nuestro representado, las que usualmente sucedían en reuniones de directorio, y que probablemente surgían de la frustración de las estrategias legales del querellado Bulnes en este conflicto—, nunca había ejercido violencia física sobre éste”, se lee.

A finales de 2021 Bulnes fue sustituido como asesor legal. Luego de ello, no existieron interacciones entre Jonás Gómez y Bulnes. 

“Pero los hechos que se narrarán a continuación dan cuenta de que el querellado guardaba intactos por todo este tiempo el rencor y animadversión que había incubado hacia don Jonás. A más de un año de dejar su rol como asesor legal de la contraparte de nuestro representado, y a varios meses de que se terminara la causa penal en su contra, el abogado, por poco más que unas palabras intercambiadas a la orilla del mar, desataría, esta vez físicamente, su ira contra el hermano de sus ex clientes, atacándolo con violencia hasta el punto de causarle graves lesiones”.

El día de la pelea

Así, fue el 13 de enero pasado, en horas de la tarde, cuando Jonás -69 años- fue a comer con su amigo, el ex senador Ignacio Pérez Walker al restaurante “César”, en la playa de Zapallar.

Tras pagar la cuenta, y mientras se retiraban del local, Pérez Walker se acercó a una de las mesas contiguas a saludar a una persona que resultó ser Felipe Bulnes y que se encontraba acompañado de un hombre de mediana edad cuya identidad se desconoce, agrega la querella.

Walker entonces presentó a Gómez. “Ante ello, Felipe Bulnes levanta la voz diciendo de forma grosera ‘yo a este hueón no lo saludo’. Nuestro representado, sin perder la calma le dijo que nada había en ello que lamentar porque él ‘no trataba con bandidos’”, agrega el texto legal.

Y sigue el relato: “Ante esto, Felipe Bulnes perdió súbita y bruscamente el control, abalanzándose sobre Jonás y dándole una embestida de tal magnitud que lo hizo caer en la playa misma, la que está al menos a un metro y medio bajo la pasarela. Si bien don Jonás se fracturó la mano en ese acto, procuró incorporarse rápidamente. Sin embargo, al subir a la terraza de la cual fue arrojado, fue atacado por el segundo integrante de la mesa, quien lo derribó y le dio varios puñetazos en la cara y la cabeza”. 

Luego de esas agresiones, Jonas Gómez se retiró del lugar junto a Ignacio Pérez, “sin agredir a nadie”, aseguran en el escrito. Es ahí cuando se percata de que tiene un dedo de su mano derecha desencajado y torcido hacia un lado, logrando ajustarlo con la ayuda de su acompañante. Entonces se dirigió a su hogar.

Al día siguiente consultó a un médico, quien le instruyó tomarse una radiografía para hacer un diagnóstico preciso. Previo a dicho examen, Gómez había acudido a la Comisaría de Zapallar para hacer la denuncia y la constatación de lesiones de rigor. 

“Posteriormente, siguiendo los consejos de su médico, nuestro representado fue a la sede de la Clínica Alemana de Maitencillo donde se tomó una radiografía y fue diagnosticado por dos médicos distintos —uno especialista en traumatología— con una luxación y fractura ‘de la falange distal, avulsiva con desplazamiento’ del dedo mayor de la mano derecha. También certificaron los médicos las lesiones que sufrió en la cara y cabeza, quedando con un hematoma en el ojo”.

Luego de eso, Gómez, según la querella, indica que “numerosos y desesperados fueron los recados enviados por Felipe Bulnes a don Jonás al día siguiente de la agresión para ofrecer sus excusas”.

Hasta ahora, la querella fue enviada al Ministerio Público y existe una orden de investigar de la PDI. El 20 de febrero, Bulnes nombró abogados defensores: Cristián Muga, Leonardo Battaglia, Rodrigo Avila, Alejandro Godoy y Cristián Diaz. 

Contactado el equipo legal del exministro, declinaron hacer comentarios. 

La confesión de Agüero, advertencia sobre IA y reflexión acerca de Elon Musk: la “otra” charla de Benjamín Labatut en BTG Pactual

Entre los asistentes estaban Ignacio Guerrero, empresario; Andrés Benítez; conductor de "Money Talks"; Gonzalo Blumel, ex ministro del Interior; Jorge Carey, controlador de CNN Chile; y Eduardo Aninat, exministro de Hacienda, muchos de los cuales estaban con un libro de Labatut en mano, con la esperanza de que, terminada la presentación, el escritor chileno les firmara sus ejemplares.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR