Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

Los protagonistas del matrimonio que terminó en comisaría

Los protagonistas del matrimonio que terminó en comisaría

El jueves 22 se detuvo a las 12 personas que estaban al interior de la parroquia Santa María de Las Condes. y fueron trasladadas hasta la 17° Comisaría de Las Condes para declarar.

Publicado: Domingo 2 de mayo de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

El jueves 22 de abril a mediodía el sacerdote Javier Ibáñez celebró el matrimonio de Julián Iturrieta y Catalina Latorre. Siguiendo el protocolo sanitario que el Arzobispado de Santiago les indicaba, solo diez personas asistieron a la ceremonia efectuada en la parroquia Santa María de Las Condes.

El sacerdote Ibáñez con su acólito, el fotógrafo, los cuatro padrinos y un coro. Sumando a los novios, daban 12. Pero no creyeron que 2 personas adicionales fuera grave, reconocen hoy.

El problema, según cuenta una de las personas involucradas que prefiere guardar reserva, es que la información del Arzobispado no estaba actualizada. Desde el pasado 5 de abril, para el caso de los matrimonios religiosos, la autoridad solo aprobaba la presencia de cinco personas, mientras que se mantenía la norma de 10 personas para matrimonios civiles y acuerdos de unión civil.

Esta ceremonia -por un malentendido- se estaba realizando, por lo tanto, de manera ilegal: había siete personas adicionales a lo permitido. Luego de que vecinos del sector denunciaran lo que estaba ocurriendo, funcionarios de la Seremi de Salud y Carabineros llegaron a fiscalizar el lugar.

Se detuvo a las 12 personas que estaban al interior del recinto y fueron trasladadas hasta la 17° Comisaría de Las Condes para declarar. Ahí estuvieron más de 10 horas. Durante esa tarde el fiscal Jorge Vitar de la Fiscalía Oriente constató que ninguno de los acusados mantenía causas previas por este ilícito, por ende se decidió dejarlos en libertad.

Ahora sigue adelante una investigación por infracción al artículo 318 del Código Penal. En cuanto a los “12”, uno de los involucrados advierte que están estudiando los alcances legales de toda la situación y que abogados relacionados al Arzobispado están a cargo de ello.

De todos modos, la entidad religiosa reconoció su falta el mismo día del suceso: “Queremos aclarar que el error se debió a que nuestro protocolo, publicado en la web institucional, no estaba actualizado en lo que refiere a celebración de matrimonios (mencionaba la asistencia de 10 personas, cuando solo podían ser cinco). La información ya fue rectificada”. Finalmente, señaló que “lamentamos la situación, pedimos disculpas a la comunidad y renovamos nuestro compromiso con el respeto y promoción de las medidas sanitarias vigentes durante la pandemia”.

Tras la polémica, las autoridades informaron este lunes que para eliminar la confusión que ha existido en muchas parejas y recintos religiosos respecto a los aforos permitidos, se uniformaron los permisos para quienes contraen nupcias tanto por el Registro Civil, como por ceremonia religiosa.

Los nuevos lineamientos permiten ahora un aforo de 10 personas, teniendo un permiso de desplazamiento por cuatro horas para quienes queden inscritos previamente.

Por estos días el matrimonio Iturrieta Latorre, quienes están de luna de miel, intenta descansar de la controversia que generó su ceremonia religiosa. Por su parte el vocero del arzobispado de Santiago, Andrés Moro, agradece a las autoridades del gobierno que se haya llegado rápidamente a una solución que aplica un criterio equitativo a todos quienes quieran una ceremonia de matrimonio ya sea religiosa o civil.

"El tema de los aforos producía una confusión entre aforos de matrimonio civil, acuerdo de unión civil y matrimonios religiosos. Y no solo católicos, sino que cualquiera", explica a DF MAS.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR