Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

Un árbitro recusado y los argumentos de ambas partes: en qué está el conflicto entre Claudio Lizana y Carey

Un árbitro recusado y los argumentos de ambas partes: en qué está el conflicto entre Claudio Lizana y Carey

Se trata del conflicto que se desencadenó hace ya tiempo entre el abogado Lizana y sociedades relacionadas al estudio Carey, donde el jurista trabajó por más de 30 años, pero del que salió en noviembre de 2022. En el marco de dicha salida se gatilló un impasse entre ambas partes, que versa sobre la cuantía de las compensaciones a las que tendría derecho el abogado, en virtud de las razones de su alejamiento del mayor bufete de Chile.

Por: Equipo DF MAS | Publicado: Viernes 23 de febrero de 2024 a las 09:00
  • T+
  • T-

Fue el 1 de febrero cuando el 20 Juzgado Civil de Santiago evacuó una sentencia. Y aunque esta causa está reservada y no disponible públicamente, la apelación que gatilló dicho fallo ante la Corte de Apelaciones de Santiago permite ver qué sucedió. Estamos hablando del conflicto que se desencadenó hace ya tiempo entre el abogado Claudio Lizana Anguita y sociedades relacionadas al estudio Carey, donde el jurista trabajó por más de 30 años, pero del que salió en noviembre de 2022. Un reportaje publicado por DF MAS en julio de 2023 develó que en el marco de dicha salida se había gatillado un impasse entre ambas partes, que versa sobre la cuantía de las compensaciones a las que tendría derecho Lizana, en virtud de las razones de su alejamiento del mayor bufete de Chile.

Este conflicto está radicado en un arbitraje privado, pero ha seguido ventilándose en la justicia civil en la medida en que ocurre una apelación respecto de algún movimiento o episodio de esta causa. Ahora fueron los abogados que representan a Carey en este litigio, Aldo Molinari y Ricardo Reveco, quienes interpusieron un recurso de queja en la Corte de Apelaciones de Santiago, luego de que un juez de primera instancia acogiera la recusación del juez árbitro del mencionado caso, Ricardo Peña Vial, dándole la razón en este punto a Claudio Lizana, cuya defensa la comanda el penalista Ciro Colombara, quien había pedido esta inhabilidad.

En el detalle, el recurso de queja de los abogados de Carey se dirige contra el secretario del 21 Juzgado Civil de Santiago, Roberto Soto Bustamante, a quien acusan de “falta o abuso grave”, al dictar la sentencia en su calidad de juez subrogante no inhabilitado en la causa que se ventiló en el 20° Juzgado Civil, que fue donde se acogió la recusación de Peña Vial. La defensa de Carey busca que la Corte de Apelaciones invalide o enmiende esa sentencia. La alegación es que el juez que dictó la sentencia de la recusación no ponderó ni analizó adecuadamente las pruebas rendidas y que no hubo un estándar analítico mínimo de la evidencia, porque si lo hubiera habido, forzosamente el juez del tribunal civil habría concluido que no había causales de recusación del juez árbitro.

Para este caso eran dos los hechos controvertidos. Si el juez árbitro había emitido opiniones acerca del fondo de la controversia previamente -dado que a ojos de Lizana había ejercido de mediador o amigable componedor-, y si es cierto que el juez árbitro mantuvo una relación de amistad con Jaime o Jorge Carey Tagle, o cualquiera de las otras partes, lo que le restaría suficientes garantías de imparcialidad. Ambos temas son negados por Carey -y también fueron desestimados por el juez árbitro en su testificación en una audiencia en el tribunal-, pero afirmados por Lizana.

Entre los muchos argumentos expresados en la queja, los abogados de Carey también estipularon que Lizana había ratificado la designación del árbitro en un “protocolo de salida” celebrado el 30 de noviembre de 2023, y más aún antes, en un correo electrónico del 13 de julio de 2011, cuyo asunto versó sobre “cláusula arbitral de nuestro pacto”. Allí -dicen los abogados de Carey-, “Lizana votó expresamente” para designar como árbitro del Pacto de Socios a Peña Vial.

Luego de presentarse el recurso de queja, Ciro Colombara contraatacó en la Corte. Y entre los varios argumentos que planteó para que ese recurso fuera declarado inadmisible, insistió en que buscan que el caso se desarrolle ante un juez que ofrezca garantías de imparcialidad, “cuestión que no ocurre con el señor Ricardo Peña”, planteó. Dijo que el propio juez árbitro afectado no había apelado -“renunció a continuar conociendo del asunto”, interpretó Colombara-; y añadió que esto no afecta a que el proceso arbitral continúe, pues conforme al mismo Pacto de Socios de Carey hay un orden de prelación de otros árbitros. A Peña Vial le siguen: Ricardo Escobar; Pedro Pablo Gutiérrez; Felipe Bulnes; y José Luis Prieto, e incluso una alternativa ante la CAM, expuso.

Consultado Carey por DF MAS, declinaron hacer comentarios. Misma posición tuvo el abogado Ciro Colombara, quien dijo: “No haremos declaraciones sobre el caso. Confiamos en los tribunales de justicia”.

La “última oferta”

En medio de los argumentos, esta causa develó que hubo intentos de acercamiento, pero que las posiciones respecto de la cuantía de las compensaciones para Lizana eran distantes. Por ejemplo, se adjuntó un mensaje de WhatsApp enviado por Ricardo Peña a Ciro Colombara, fechado el 5 de mayo de 2023, en el que se alude a la última oferta de Carey. En la cadena del mensaje se ve que Peña le dice a Colombara: “La pena es que estuvimos muy cerca; la última oferta de Carey fue de $ 400m (millones). Mi opinión personal es que cualquiera sea el monto que en juicio gane, doble, triple, lo que sea, será muy caro para Claudio, porque arrastrará este problema cuatro años a lo menos y se incoará más odio y resentimiento. Demasiado caro el remedio”, dice parte del mensaje, el que continúa diciendo que le había dicho a Lizana que mejor pusiera su talento en su oficina, su estudio, en “su futuro y no en su pasado”. Y que era mucha plata. “No estoy seguro q (sic) con una demanda presentada se llegue a un acuerdo”, dijo el abogado.

Startup de logística Amplifica absorbe a Go-ex

Sumaron al CEO Emiliano Loza al equipo y con esto, esperan duplicar sus ventas y alcanzar los US$ 15 millones de GMV (suma total del valor bruto de sus ventas). Go-ex, fundada en 2022, era una plataforma omnicanal para las ventas y envíos de e-commerce.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR