Click acá para ir directamente al contenido

Ideas

Diálogo entre la experiencia y la pasión de dos constituyentes “con calle”

Diálogo entre la experiencia y la pasión de dos constituyentes “con calle”

Las dos dicen tener “calle”. Una desde el periodismo, otra en la primera línea, en Plaza Baquedano. Ambas son parte de las 77 mujeres constituyentes. Patricia Politzer (69 años) y Valentina Miranda (21), la más joven.

Por: Emilia Palacios | Publicado: Domingo 23 de mayo de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Codo con codo y sin sacarse las mascarillas se saludan por primera vez las constituyentes recién electas Patricia Politzer (69) y Valentina Miranda (21) frente al Palacio Pereira, lugar donde se redactará la Nueva Constitución. Está a punto de llover y la búsqueda de un lugar cómodo y tranquilo -en pleno centro de Santiago- no se hace fácil; más aún con las restricciones sanitarias. Tras un buen rato buscando, en una cafetería techada de la calle Huérfanos empieza la conversación.

Autora de libros sobre Carlos Altamirano, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, Patricia Politzer es una destacada periodista que recibió el premio Lenka Franulic en 2017. Fue directora de prensa de Televisión Nacional y presidenta del Consejo Nacional de Televisión de Chile.

Valentina Miranda es estudiante de Administración Pública en la Universidad de Chile y fue vocera nacional de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios. Milita desde los 13 años en el Partido Comunista.

Politzer, en cambio, militó una vez en el PPD, donde se inscribió para el plebiscito de 1988, aunque confiesa no haber sido muy activa. Hoy es independiente.

-Analistas dicen que las elecciones reflejaron un fuerte rechazo a los partidos tradicionales. ¿Cómo influye eso en la Convención Constituyente?

Patricia Politzer (PP): -El ordenamiento político entre izquierda y derecha ya no da cuenta de la sociedad en la que vivimos. En ese sentido creo que las alianzas dentro de la Convención van a ser mucho más temáticas que ideológicas. Habrá temas como el feminismo donde por ejemplo con Vale estamos completamente de acuerdo, y quizás en estos temas haya incluso mujeres de derecha que estén por aprobar los artículos en esa perspectiva. Hoy nos queda chico este esquema de derechas e izquierdas.

Valentina Miranda (VM): Lo más importante de este proceso es generar un bloque anti neoliberal porque eso dará una transversalidad más allá del partido o sector donde uno milite.

 -Patricia, ¿coincides con que hay que erradicar el modelo?

 -PP: Sin duda. Debemos tener un Estado democrático social con derechos garantizados. Me preocupa mucho el diálogo que habrá en la constituyente. Podemos tratar de convencer de nuestras convicciones al otro, pero al mismo tiempo debemos llegar con los oídos y el corazón muy abierto para escuchar. Y así enriquecer los planteamientos que se vayan dando. Sería muy importante no llevar al debate constitucional el ánimo del parlamento.

-¿En qué sentido?

-PP: El parlamento hoy día es una instancia absolutamente polarizada donde todo el tiempo están en la confrontación. Y yo creo que una nueva Constitución tiene que escribirse a partir del diálogo franco y abierto, como decía Humberto Maturana: “Podemos conversar para pelearnos o conversar para llegar a acuerdos”, y yo creo que nuestra obligación para que de verdad esta constituyente sea legítima, es conversar para llegar a acuerdos. La participación ciudadana durante este proceso es indispensable y fundamental.

De la Primera Línea a la Constituyente

En las elecciones del fin de semana pasado, Patricia Politzer, como independiente por el distrito 10 (Providencia, Ñuñoa, La Granja, Macul, San Joaquín y Santiago), sacó 31.695 votos, mientras que Valentina Miranda (PC). fue en la lista “Apruebo Dignidad” por el distrito 8 (Cerrillos, Colina, Estación Central, Pudahuel, Maipú, Quilicura y Tiltil). Obtuvo 10.922 votos.

“Podemos decir que somos dos extremos de la Convención pero no ideológicamente, sino que por la edad que tenemos”, ríe Patricia Politzer. “No importan los años, somos dos mujeres empoderadas igual”, le responde Valentina Miranda, la más joven de la Convención.

-¿La diferencia de edad puede incidir en el diálogo que tendrá la convención?

-VM: Patricia y yo somos el claro ejemplo de que hay una diversidad al interior de la constituyente que pretende representar todos los ámbitos de la sociedad; en rango etario, clases, visiones de mundo. Esa mezcla nos va a permitir construir un Chile mucho más plural, diverso y también tolerante. Llevamos 30 años gobernados por hombres heterosexuales, blancos y mayores de 40. Con esta convención podremos construir un proyecto que represente verdaderamente al Chile de hoy. Uno de los focos de mi campaña fue la niñez y la adolescencia. Me duele mucho que ese grupo etario no se haya incluído en esta discusión constitucional, entendiendo que son el futuro, y por eso busco ser defensora de ellos.

-PP: A mí me entusiasma mucho esta conjunción como decía la Vale, de miradas distintas desde los más diversos ángulos. Desde el feminismo, desde la protección del medio ambiente, desde las distintas edades, en fin, toda la diversidad que hay. Creo que por primera vez en el país tenemos un organismo elegido democráticamente que representa fielmente la sociedad chilena del siglo XXI. Me entusiasma la mirada de los jóvenes y creo que tenemos que hacer una buena complementación entre los que hemos vivido más y tenemos experiencias de otros momentos políticos relevantes y la pasión y el impulso de los jóvenes que están creando el país en el que les va a tocar vivir durante el próximo medio siglo. Esas dos cosas pueden ser muy potentes para un texto constitucional, donde lo más importante es que la inmensa mayoría nos sintamos cómodos y ojalá felices con las nuevas reglas del juego que van a regir al conjunto de nuestra sociedad.

 -Los con más edad pueden aportar lo aprendido con los años, incluyendo los fracasos, mientras que los jóvenes llegan con ideas nuevas y probablemente más calle…

 -PP: No, eso no. Yo sí conozco lo que está pasando en la calle. Son experiencias distintas. Soy periodista y eso fue justamente lo que me impulsó a ser parte de la constituyente. Tener una doble condición. Por un lado como periodista política he sido testigo de cómo funciona el poder, y por otro siendo reportera he conocido muy bien las necesidades de los distintos sectores del país.

-Durante el estallido social, ¿fuiste a protestar a la calle?

-PP: No, no fui a protestar, porque en ese momento mi rol era como periodista, pero sí estuve ahí.

-Por tu lado Valentina, estuviste en Plaza Italia varias veces…

-VM: Las primeras semanas iba a movilizarme, pero ya en diciembre tomé el rol de brigadista de salud. Todos los viernes participaba en la plaza rescatando gente de la represión. Vi un sinfín de cosas que son atroces. Todo el mundo las vio, pero nosotros que éramos primera línea las vivímos con mucha más crudeza.

-¿Eras de la primera línea?

-De brigada de salud, sí. Estábamos ahí en la primera línea.

Politzer interviene: “Yo creo que el tema de la primera línea está muy distorsionado. No puede entenderse como alguien que iba a tirar bombas molotov y a destruir el centro de Santiago. Había gente protestando pacíficamente, donde se producía desgraciadamente un enfrentamiento con Carabineros que ojalá nunca hubiera ocurrido. Me parece sano que en la Convención haya desde primera línea como Valentina a alguien como Teresa Marinovic".

-Ustedes forman parte de las 77 mujeres constituyentes, un hecho inédito en la historia del país. Patricia, ¿cómo ves que ha sido la evolución del feminismo en Chile, considerando que hoy es el primer país que escribirá una Constitución paritaria?

-PP: Es una evolución espectacular. Yo diría que, en los últimos 20 años, el avance en términos del empoderamiento de las mujeres es un salto gigantesco. Recuerdo que hace unos 20 años, se hacían spots para combatir la violencia intrafamiliar. Había mucha gente que se quejaba, porque decía que este era un tema privado y que nadie se podía meter en la casa ajena. Es decir, pasamos de esa aberración a que hoy día tenemos la primera constituyente paritaria del mundo. Creo que eso hay que aplaudirlo y festejarlo todo lo que podamos. Sin perjuicio de que aún nos queda mucho por avanzar.

-Valentina, ¿qué cosas crees que deberían ser intransables en la convención para avanzar desde una perspectiva de género?

-VM: Creo que esta Constitución tiene que estar escrita de principio a fin con perspectiva de género. Hay que crear una nueva institucionalidad. Y no solamente desde el punto de vista del feminismo, también es importante que sea desde las disidencias sexuales. Hoy día uno de los artículos más conflictivos dentro de la Constitución de 1980 es que reconoce como núcleo de la sociedad a la familia. Siento que eso le ha hecho mucho daño a nuestro país. Hay leyes que han llegado muy tarde, como por ejemplo la ley de divorcio y de la pastilla del día después.

"El derecho de propiedad no es el dios de una Constitución”

-Hay quienes han expresado temor a que se altere de alguna forma el derecho a la propiedad que establece de manera categórica la actual Constitución. ¿Creen que necesita modificaciones?

-PP: No he escuchado a nadie de los constituyentes que quiera abolir el derecho a propiedad, no he escuchado a nadie que quiera ponerlo en riesgo. Sin embargo, el derecho a la propiedad no puede ser el derecho prioritario. Es decir, primero están los derechos de las personas y la protección del ambiente; esos son los límites que tiene que tener la propiedad privada.

-¿Y tú, Valentina? Porque a veces se piensa que el PC puede intentar limitarlo… pensando en Marx.

-VM: Creen que vamos a abolirlo o que vamos a expropiar. La gente tiene esa idea de que viene el cuco y que el Estado va a controlarlo todo. Y no es así. Estoy súper de acuerdo con la Patricia, tenemos que entrar en la discusión de que hoy día el derecho a la propiedad no es el dios de una Constitución, sino que se tiene que priorizar el buen vivir y la dignidad de las personas por sobre el derecho a propiedad. Eso primero. Después vamos a empezar a discutir qué significa y cuál es el límite de la propiedad.

-Pese a venir de listas que compitieron entre sí, están de acuerdo en varias cosas.

-VM: Esa es la idea: estar de acuerdo.

La Convención según dos abogadas constituyentes electas

Constanza Hube (UDI) y Bárbara Sepúlveda (PC) son dos de los seis abogados constitucionalistas que redactarán la Nueva Carta Magna. Aquí hablan sobre cómo la paridad de género y la protección del medio ambiente se plasmarán en el papel.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR