Click acá para ir directamente al contenido

Opinión

J.J. Jinks: "El cóctel delincuencia al alza e inflación desbocada está haciendo estragos entre los más pobres del país"

J.J. Jinks: "El cóctel delincuencia al alza e inflación desbocada está haciendo estragos entre los más pobres del país"

Las expectativas con respecto al nuevo gobierno eran enormes, alimentadas en buena parte por los actuales gobernantes, y los chilenos en estos tiempos no se caracterizan por su paciencia precisamente.

Por: J.J. Jinks | Publicado: Sábado 23 de abril de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Un querido amigo que sabe que me gustan los dramas y miserias del mundo corporativo me recomendó las series The Dropout (basada en Elizabeth Holmes y el fraude de Theranos) y WeCrashed (basada en el desastre financiero de WeWork).

Se lo agradecí mucho, las anoté, pero cuando me puse a investigar me di cuenta de que están en dos plataformas de las cuales no soy suscriptor. Esto provocó la lucha interna sobre si sumar nuevos gastos mensuales o no (noticia en desarrollo) cuando ya pago tres servicios distintos de streaming para ver series y películas. Hasta hace poco tiempo atrás habría jurado de guata que nunca iba a necesitar más que Netflix.

Con ese nivel de competencia no me extrañó leer que Netflix había perdido suscriptores por primera vez en una década, doscientos mil en el trimestre que recién pasó y dos millones proyectados en el que viene. Estos son números muy pequeños en el contexto de la gran cantidad de suscriptores que tiene Netflix, pero fueron suficientes para que el mercado reaccionara con la crueldad a la que hacía alusión don Patricio.

Netflix estaba valorada como una growth stock, acciones que tienen puesta buena parte de su valor en flujos de caja bien lejos en el horizonte. Por tanto, si la historia de crecimiento se pone en entredicho, el castigo en valoración es brutal.

En un solo día la acción bajó cerca de 40%, completando con ello una caída de 70% desde su máximo de pocos meses atrás, alcanzando el poco honorífico sitial de ser la acción de peor desempeño en el año del S&P 500.

No ha sido Netflix el único que ha perdido suscriptores en estos días. A poco más de un mes de iniciado el gobierno del Presidente Boric, la desaprobación supera por amplio margen a quienes aprueban la gestión del gobierno. Si bien esto es sorprendente dada la gran votación y épica generacional que existía hasta hace algunas semanas atrás, impacta aún más lo que ocurre en los segmentos más vulnerables de la población.

Las encuestas Pulso Ciudadano y Cadem muestran una inusitada debilidad del gobierno en el segmento más desfavorecido de la población, con una adhesión en el rango del 20-30%. Muy poco si uno lo compara con el masivo apoyo con que contó el Presidente en las comunas populares en la segunda vuelta electoral.

El cóctel delincuencia al alza e inflación desbocada está haciendo estragos entre los más pobres del país. Las expectativas con respecto al nuevo gobierno eran enormes, alimentadas en buena parte por los actuales gobernantes, y los chilenos en estos tiempos no se caracterizan por su paciencia precisamente.

Hay una serie de reacciones muy lamentables y preocupantes que comienzan a aparecer, pobladoras hablando de traición cuando el matinal de turno le pone un micrófono al frente o el gravísimo piedrazo que recibió el Presidente en su visita a la Cuarta Región.

El desfonde del gobierno en las clases populares no es buena noticia para nadie, pues puede terminar en que se vean tentados a recurrir al populismo del cual hasta aquí han dado señales importantes de querer evitar. El mercado es cruel, la política no lo es menos.

J. J. Jinks: "La recesión global es inminente"

Mientras el Presidente Boric hacía una oda al pasado conmemorando el 50 aniversario del discurso de Allende en la ONU, el ministro Marcel se juntaba con el CEO de BlackRock Larry Fink en sus oficinas buscando atraer inversiones a Chile. De cuál de esas dos miradas termine primando dependerá el bienestar de los chilenos en los años que vienen.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR