Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Director de la PDI: "Los delitos claramente han ido al alza, y esta alza atípica genera mucha preocupación”

Director de la PDI: "Los delitos claramente han ido al alza, y esta alza atípica genera mucha preocupación”

Entre 2021 y 2022, los delitos informáticos crecieron 61%; la detección de material de abuso sexual infantil por internet creció 81%; los fraudes informáticos lo hicieron 31%, revela el mandamás de la PDI, quien alerta que con la inmigración se importaron crímenes y modus operandi nuevos.

Por: Valeria Ibarra | Publicado: Sábado 29 de abril de 2023 a las 21:00
  • T+
  • T-

¿El delito está desbocado? ¿Hay una crisis sin parangón en la seguridad pública? El director de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), Sergio Muñoz, evita emitir juicios, pero entrega cifras: entre 2021 y 2022, los delitos informáticos crecieron 61%; la detección de material de abuso sexual infantil por internet subió 81%; los fraudes informáticos lo hicieron 31%.

El año pasado, la PDI incautó especies producto de robos en cuatro ítemes por $ 114.310 mil millones; de este monto, casi la mitad proviene de la sustracción de cobre y de madera, siendo los cigarrillos el tercer producto más hurtado en el país y los salmones, un producto que va en alza en la economía criminal.

“Yo no podría decir si es la peor crisis de la historia, porque cada época tiene su realidad distinta. Si nos vamos a la década de los ‘80, había una crisis, no se podía salir a la calle porque le iban a robar la gargantilla”, señala. Pero, admite, “los delitos claramente han ido al alza, y esta alza atípica genera mucha preocupación y mucha inquietud en el inconsciente colectivo”.

Por ejemplo, los homicidios. “Antes, en esos casos, había una relación entre la víctima y el victimario; hoy día ya no se produce esta relación a la que estábamos acostumbrados. Entonces, no está siendo fácil la investigación de un homicidio porque se incorporaron nuevas conductas criminales que responden a disputas de territorio, a bandas que quieren instalarse por sobre otras, nos enfrentamos a grupos criminales que culturalmente tienen otro concepto de la violencia, tienen otro concepto incluso del valor de la vida”, reflexiona. 

El delito es un fenómeno de mil caras y, explica Muñoz, cambia tanto como la sociedad. El mandamás de la Policía de Investigaciones dice que el aumento de la inmigración ha traído consigo la incorporación de nuevas conductas y códigos criminales. Y más violencia, admite.

Entre estas importaciones no tradicionales está el Tren de Aragua, una organización que surgió en Venezuela cuando se intentaba construir un ferrocarril en dicha localidad y un sindicato criminal controlaba las contrataciones de personal. La agrupación fue detectada y, destaca Muñoz, desarticulada completamente en Chile, deteniendo a 31 personas por ello.  

Desmiente que en Chile existan células de la temida Mara Salvatrucha, que sí tiene tentáculos en varios países de América Latina e incluso en Estados Unidos. “En Chile no tenemos maras”, reafirma.  Pero la tarea “de poner coto a estas organizaciones criminales es trabajo de todos los días”, enfatiza. Muñoz desclasifica que al país estuvo a punto de entrar el temido Cartel de Sinaloa. “Así como logramos desarticular el Tren de Aragua, evitamos que entrara el Cartel de Sinaloa”, afirma.

Y se explaya: “estas organizaciones colaboran entre ellas a nivel mundial, es decir, el Cartel de Sinaloa opera con la ‘Ndrangheta (mafia calabresa) para hacer operaciones en otra parte del hemisferio. El Tren de Aragua le presta también servicio al Cartel de Sinaloa”. 

-¿Cómo se detiene organizaciones así? 

“Nosotros, como miembros de Interpol, tenemos la posibilidad de conocer estas realidades que están pasando en otro país y anticipar nuestras operaciones para que eso no pase en Chile”, responde. “Tenemos detenidos a las dos personas del Cartel de Sinaloa que quisieron hacer operaciones en nuestro país... se hizo un trabajo conjunto con la Policía Civil de España, hay otros dos que están detenidos en España y dos en Australia”, cuenta. 

Otras prácticas internadas a Chile desde el exterior son el secuestro extorsivo, el sicariato -importado desde Colombia- con la modalidad de mutilar a las víctimas. “Estos crímenes por encargo, el mutilar a las víctimas para cobrar si le cortan un dedo o después de que le amputan algún miembro o después de que los matan, los pican en pedacitos. Y eso era una conducta que estaba instaurada dentro de la cultura colombiana y tiene que ver un poco con una cuestión religiosa: cuando matan a alguien, quedan con la idea de que el alma los va a venir a penar el resto de su vida y la forma de cortar ese vínculo es desmembrando a la víctima”, explica. 

-¿Trajeron los inmigrantes un aumento en el tráfico de drogas?

Sergio Muñoz aclara que hay un fenómeno mundial de incremento de narcóticos, por ejemplo, informa que la producción de cocaína ha subido más de 200% en los últimos años y que al país llega droga de más pureza, que se adultera en Chile para así exportarla al exterior, dado que “si viene de nuestros puertos les genera más seguridad en el envío”.

La inmigración, admite, encontró nichos criminales, como una banda de colombianos dedicada a ofrecer licencias médicas falsas y que generaron un perjuicio que en un momento se cifró en $ 25.000 millones, pero que aún está en análisis por parte de Fonasa y las Isapres y hasta la Contraloría. “Era tan sofisticado que se hacía por internet, donde el usuario rellenaba datos y peticiones de días, de enfermedad, con una tarifa diferenciada según duración de la licencia y patología. Esas conductas fueron propiciadas por la misma gente que post estallido, post pandemia, cambió… eso será análisis de sociólogos, pero es así”. 

“Chile es país perfecto para la marihuana”

En drogas, señala Muñoz, Chile es el paraíso de la marihuana, debido a las condiciones geográficas que propician su cultivo: la variedad de climas y valles colaboran al desarrollo de esta planta. “Está creciendo la marihuana creepy (tiene más THC, o sustancia activa)”, alerta, 

Este tipo de cannabis ha aumentado exponencialmente, quintuplicándose en tres años, en especial en el norte, los valles transversales de la Cuarta Región, donde agricultores tradicionales se han transformado en productores de marihuana. “Chile de por sí es un país perfecto para el cultivo de marihuana, pero en esa zona tenemos un fenómeno muy preocupante”. Advierte: “muchos agricultores que vieron su posibilidad de seguir manteniendo su ganado o sus siembras o por diferentes factores deciden cambiar de rubro y entran en este circuito de de la plantación y cosecha de marihuana. Se empiezan a transformar en clanes familiares dedicados a la cosecha, cultivo y venta de droga y para eso también empiezan a incorporar armas para la custodia de estas siembras”, relata. 

Además, la zona del Norte Chico ha sido escenario de un fenómeno creciente vinculado al tráfico de drogas, actividad que se produce en las rutas por las que se transporta la droga procedente desde Perú y Bolivia, funcionando como área de tránsito principalmente hacia los mercados europeo, norteamericano y, últimamente, hacia el centro del país, concordando con el incremento del consumo interno, detalla. 

En los territorios ligados a la reinvindicación del pueblo mapuche, se ha detectado cultivo de cannabis y también tráfico de cocaína, siendo el más sonado la detención de Emilio Berkhoff en 2020 con 800 kilos de esta droga.

Muñoz también señala que la policía ha detectado un auge de una variedad de ketamina -sustancia que es legal en Perú y Bolivia- llamada 2C-B o tusi, que es mezclada con otros ingredientes, le ponen colorante rosado y “se vende muy popularmente en el ambiente juvenil, y hasta los cantantes urbanos le hacen propaganda”, dice. “Si no hacemos una contracampaña, vamos a tener más mortalidad por esta droga”, alerta. En ese sentido, el director de la PDI advierte: “Yo creo que facilitamos mucha de la actividad delictual también por este concepto de irresponsabilidad social que hay”. Por ejemplo, “si después de las 18:00 de la tarde no se quiere respetar un ceda el paso o un semáforo en rojo porque piensa que lo van a asaltar, está incumpliendo una regla y está propiciando que no haya respeto hacia estas normas que están impuestas para vivir en orden”.

Y volviendo a las drogas, menciona que tampoco Chile ha sido inmune a la crisis de los opioides, que tiene como epicentro Estados Unidos. “Hay poco control sobre eso, porque las farmacias, por ejemplo, no tienen un sistema de seguridad donde se pueda custodiar bien este tipo de medicamentos”. El director de la PDI admite que han tenido decomisos de fentanilo -“se han detectado un par de robos que se hicieron en algunos centros de distribución de medicamentos”, revela- y que hay sustracción de narcóticos médicos, aunque no al nivel experimentado en Norteamérica.

Ciberdelitos, criptomonedas 

y estafas

El director de la PDI también analiza el crecimiento exponencial de los ciberdelitos y las operaciones en la dark web, algunas de las cuales se han desbaratado con ayuda del FBI, como una en Valdivia. “Hace poco detuvimos a un señor de 62 años, en Las Condes, que había infectado equipos en distintos países del mundo, lo que le permitía hacer minado de criptomonedas”, cuenta. Los hackers también intentaron instalar un malware (software malicioso diseñado para dañar o explotar cualquier dispositivo) en el Observatorio Alma”, dice. 

“Somos la segunda policía en el mundo en que se han incautado criptomonedas, en una operación de narcotráfico en Valdivia en coordinación con el FBI”, revela.  

El ciberespacio también ha generado alerta a la población escolar. “Siento decir que en un colegio de La Pintana hubo una ciber amenaza de que iba a haber una matanza, que estaba programada para la conmemoración de la que se produjo en Columbine, Estados Unidos. Se pudo establecer que había varios perfiles que calzaban con una persona de riesgo, que se logró identificar, se puso a disposición de la justicia y se pudo reaccionar. Hasta ahora han sido amenazas que siempre tienen un componente común, que han sido víctimas de bullying... A esa persona incluso se le incautó armas, por lo tanto, se actuó muy a tiempo y se evitó una situación de riesgo”. A partir de marzo de 2022, la PDI enfrentó amenazas de ataques a 23 diferentes establecimientos educacionales. 

Pronostica un nuevo tipo de delitos ligados al metaverso: “Eso es lo que se viene. Ahí es donde se van a poder comprar sitios, parcelas, armas, joyas y así como se van a poder comprar estos bienes, van a poder haber estafas y fraudes también. Y vamos a tener que tener nuestros policías virtuales ahí para que investiguen”. 

Delito de recursos naturales

Aunque es renuente a hablar de “mafias”, porque suponen un nivel superior de organización criminal, donde además de la logística existen roles definidos y permanentes en el tiempo, dice que en Chile sí operan bandas organizadas, en especial ligadas a recursos naturales, los mismos en que somos líderes mundiales: cobre, madera, salmones.

En el caso del cobre, “la última operación detectada determinó que (cátodos de cobre) iban para exportación, ocultos bajo otra mercancía. Y así es como opera esto”, explica. 

En la madera, hay bandas que “también tienen aserraderos clandestinos donde lo cortan, donde lo ubican, donde lo transportan y lo venden para financiarse, autofinanciarse, para enriquecerse y parte de eso para seguir operando”. Por eso mismo, “para descubrir este tipo de operaciones se trabaja desde un aspecto multidimensional”. 

-Uno de los temas que ha marcado la semana es el conflicto en la zona limítrofe con Perú, en el norte de Chile. Un reportaje difundió información donde militares y Carabineros chilenos facilitaban el ingreso a inmigrantes por caminos ilegales...

-Se trata de una situación derivada de la crisis humanitaria que afecta a la región y que ahora comienza a extenderse a otros países. Como ya señaló la Cancillería nacional, cada Estado es soberano en sus decisiones y no nos corresponde opinar sobre las decisiones tomadas por el gobierno peruano. De la situación denunciada en la prensa peruana, el Ejército ya inició una investigación interna, de modo que no me corresponde opinar de ello.

-¿Hay zonas en las que no pueden entrar? 

-No tenemos terrenos vedados para la PDI, ni en la Araucanía, ni en zonas de Santiago, donde debemos actuar lo hemos hecho, y lo vamos a seguir haciendo”. 

Producción, marketing, gin y ropa: la faceta emprendedora de Luis Jiménez

Alejado del fútbol, el excapitán de Palestino comenta que está abocado a los negocios. Si bien su interés por el mundo empresarial lleva más de 10 años, hoy -explica- está enfocado 100% en sus compañías. Planea llevar su marca de moda Louis Antoine a Medio Oriente, su productora WeHub a Miami y lanzar un gin en abril. Todo eso, mientras estrena una agencia de marketing y potencia su firma de becas deportivas en Estados Unidos. “He aprendido a elegir bien a las personas con las que trabajo”, explica.

Hermanos Piñera Morel: “Nos consuela saber que te fuiste feliz, con el corazón llenito”

Los cuatro hijos de Sebastián Piñera y Cecilia Morel -Magdalena, Cecilia, Sebastián y Cristóbal- escribieron juntos una carta para esta edición en la que recuerdan diversos episodios con su padre: hablan de su reciente viaje “en choclón” a Punta Cana, del fondue que él les preparaba en vacaciones y de cómo han sido estos últimos días, en los que pese a la pena, también hubo “piñericosas”. “Teníamos la intuición de que iba a partir así… siendo un aventurero y amando su libertad. ¡Pero jamás tan pronto! Porque por Dios que tenía profundas ganas de seguir viviendo”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR