Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

La mano de Henry Comber en su primer mes al mando de Enjoy

La mano de Henry Comber en su primer mes al mando de Enjoy

Fanático del rock progresivo, del canto coral y del golf, Henry Comber tiene una lista grande de tareas para dar vuelta la compleja situación de la compañía. A lo que ahora se suma buscar un reemplazo para el recién renunciado Rodrigo Larraín.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Domingo 30 de mayo de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Fue viendo la película El Exorcista, cuando escuchó esa icónica y ecléctica melodía terrorífica que introduce la cinta dirigida por William Friedkin que mezcla piano, flautas, órganos y campanas, cuando Henry Comber Sigall se prendó de ese estilo musical. Preguntando, supo que el autor era Mike Oldfield y su disco Tubular Bells. De ahí en más, acumuló decenas de discos del músico inglés y de otros artistas del rock progresivo como Genesis o Pink Floyd. Según su Twitter, el actual presidente de Enjoy escuchó 453 minutos en Spotify a Oldfield durante todo 2020. 

Aunque de terror no tiene nada, sí tiene alta presión el último desafío que emprende el ingeniero civil de la Universidad Católica, 59 años, casado, dos hijas, al mando de la operadora de casinos de juego en plena crisis. Eso sí, él mismo ha contado que no es un ávido jugador de apuestas. Solo recuerda una vez que de visita en Las Vegas, entró a una sala de juegos y apostó un par de dólares. 

Desde el primer momento en que se presentaron los problemas financieros de Enjoy en 2020, Euroamerica, la compañía a la que Comber ha estado ligado desde 2005, supo que tenía que tomar el desafío de involucrarse. Y así lo hizo. Negoció duro con los antiguos controladores, la familia Martínez y el fondo Advent, hasta conseguir una reconversión de deuda por acciones que dejó a Euroamérica -la firma controlada por Nicholas Davis- como el principal accionista. 

Por lo mismo, tanto Comber como Davis entraron al directorio el 29 de abril, y luego Comber se convirtió en su presidente el 4 de mayo. Una de las primeras actividades que hizo al mando de la mesa fue moverse hacia Viña del Mar a ver el avance de las obras del casino de Enjoy en esa ciudad. Era la primera vez que estaba ahí. 

En particular esa plaza tiene ocupada a la gente de Enjoy. Gracias a una prórroga, ahora tienen hasta fines de julio para entregar las obras comprometidas. Entre pandemia y cuarentenas, todo se ha ido atrasando, pero Comber espera que ese sea el primer hito de su gestión. 

“Se pusieron las pilas, y le puso acelerador a fondo a cada una de las obras en las que están”, explica un acreedor de Enjoy y que está muy encima del día a día de la operadora. 

En eso, en apurar y hacer que las cosas pasen, Comber es clave. Es lo que mejor sabe hacer, dicen quienes han trabajado con él. Él fue quien lideró la recuperación de deudas que tenían con Curauma del empresario Manuel Cruzat en su proyecto inmobiliario de la Región de Valparaíso. Y también fue él quien lideró cada una de las reuniones para vender parte de sus negocios de seguros a Chilena Consolidada en más de US$ 150 millones en 2018. 

El jueves, de hecho, se produjo el primer cambio ejecutivo. Rodrigo Larraín, el gerente general desde abril de 2019, dejaba el puesto y regresaba a su antiguo holding, esta vez a hacerse cargo de la filial de centros comerciales de Cencosud. La relación entre Comber y Larraín era buena, de mutua confianza y se habían conocido meses antes de arribar al directorio, mientras negociaban punto por punto la reconversión de deuda por acciones. Pronto comenzarán un plan de reemplazo oficial de Larraín en Enjoy. 

Del golf a Broadway 

Su tiempo libre, Comber lo reparte bien. Desde los 25 años que juega golf como un pasatiempo. Pero hace un año y medio que se convirtió en capitán del equipo del Club de Golf Los Leones. Ahí, se le ve -ahora solo cuando la pandemia lo permite- en las canchas y preocupado de los temas administrativos, de formación y de mantenimiento de esa rama del club ubicado en Las Condes.  

Según ha dicho, Joaquín Niemann se ha convertido en uno de sus mayores ídolos. Chileno, joven y de un nivel increíble, Comber no se ha guardado elogios para el golfista. Dicen que una vez saludó a Niemann en un evento social. “Probablemente él no me conoce, pero yo le sigo toda la carrera”, ha dicho Comber. Tiger Woods, claro, es otro de sus ídolos. 

Pero es definitivamente en la música donde se siente más cómodo el ejecutivo que antes de arribar a Euroamerica estuvo 20 años en Citibank, en sus operaciones en Chile, pero también comandando las de Costa Rica, República Dominicana, Paraguay y Venezuela.

Junto a su esposa, María Cecilia, son cantantes de coro. Él es tenor y ella contralto. Desde hace más de tres años que forman parte del coro de la Universidad Autónoma. Antes participó en los de la Universidad de Santiago y del Colegio Las Ursulinas. 

En su casa, de hecho, tiene un estudio de grabación que él mismo fue armando, y lo utiliza para hacer y escuchar música. 

Es más, cuando estudiaba un MBA en Estados Unidos, junto a un compañero de clase decidió invertir en musicales en Broadway. Ha reconocido que nunca fue a ver uno de los que ayudó a financiar, pero esa veta de negocio la dejó de lado en la última obra, Getting the Band Back Together, a la que no le fue bien en su estreno en 2018. Estuvo tres semanas en el Belasco Theatre de Manhattan, y esa fue la última incursión de Comber en Broadway. 

Política y otros negocios

La política es otro de los temas que apasionan a Comber. Directores que han compartido con él recalcan que siempre está informado de todo el acontecer nacional e internacional. Además, le gusta conocer posturas distintas y rebatirlas con datos. 

En su Twitter personal, al menos hasta el 28 de marzo fue un activo tuitero. Se ven comentarios sobre Donald Trump, y otros muy claros y opositores a los retiros de fondos de pensiones del año pasado. 

“Vamos a escribir una nueva constitución. El esfuerzo de todos debe ser elegir constituyentes que sean capaces y dialogantes. Este es el momento de aislar las cabezas calientes y la violencia e impedir que ellos ensucien el proceso que viene. Vamos que se puede!”, posteó el 25 de octubre de 2020, cuando ganó el Apruebo, aunque él, unos tuits antes, había contado que votaría Rechazo. 

También habla constantemente con su prima, Marcela Cubillos Sigall. La madre de Comber y de la ahora convencional constituyente, son hermanas.  La relación, dicen conocedores, es fluida y constante.  

En la última campaña también aportó dinero. Particularmente destinó un millón de pesos a Bernardo Fontaine, quien finalmente salió electo en el distrito 11 en la misma lista que su prima. 

Otras ocupaciones de Comber son su participación en el comité de inversiones del fondo de la Fundación San Agustín de Ingeniería UC, donde junto a otros reconocidos expertos en finanzas invierten los dineros de la fundación que se destinan a becas y otras actividades internas. 

Por último, Comber es director de NextMineral, una gestora de inversiones mineras fundada por Cristóbal Fiori, y que está en plena fase de estudios de factibilidad de una pertenencia de cobre que compraron cerca de Antofagasta para explotarla comercialmente. 

Licencias y Dreams 

Pero volviendo a Enjoy, que este jueves mostró sus resultados a marzo, registrando una caìda en ingresos de 76%, respecto al primer trimestre del 2021, Comber tiene claras sus tareas y las ha compartido con el directorio. Mantener a flote la firma, pagar las deudas mientras se pueda, y cumplir con cada uno de los plazos de entrega de obras que tienen comprometidos con la autoridad, son su foco. Y ahora, buscar a un nuevo gerente general. 

Por ahora, están en un arduo trabajo de análisis y evaluación de escenarios, definición de próximas acciones y proyecciones futuras. Desde luego, el foco ha estado en estas semanas en preparar las reaperturas de las salas en la medida que sea posible, de manera de reactivar una operación que ha estado en pausa desde hace más de un año. 

El rol de Javier Martínez también ha sido clave. Si bien es cierto dejó la mesa para dar paso a los nuevos accionistas, sigue conversando muy seguido con Comber y parte del directorio. Eso sí, es un asesor y no está involucrado en el día a día. Mal que mal, Martínez conoce como la palma de su mano esta empresa, por lo que nunca estuvo en los planes perder ese know how. 

Además en el directorio está Pier Paolo Zaccarelli, cuñado de Martínez, que tiene una extensa experiencia en la industria de casinos.

Y hay dos tareas en la agenda de Comber que lo tienen intensamente ocupado por estos días. Por una parte, el análisis de una eventual fusión con Dreams, la operadora de casinos de la familia Fischer. Fue el mismo Comber quien le informó a Javier Martínez en febrero que habían recibido interés de su competidor por fusionarse. 

Eso sí, recalca una fuente, aunque están más cerca las posiciones -“estamos más cerca que ayer”, dice un conocedor-, no sabe muy bien si hoy es el mejor momento para una operación de este tipo, dada las incertidumbres a nivel país. 

Esto además está concatenado con las postulaciones a plazas de juego que se vienen. Esta semana, la Superintendencia de Casinos informó oficialmente que los operadores actuales y eventuales entrantes tienen hasta octubre para hacer una oferta económica. Aunque la ley da un plazo para pagar esa oferta, si Enjoy quiere participar debe desembolsar dinero. De dónde vendrán esos fondos y si será la venta de una parte de la firma, una fusión, o un aumento de capital, está en los análisis de la mesa.  

Estas últimas dos tareas, eminentemente financieras, son el expertise de Comber, por lo que trabajadores, directores y accionistas se han mostrado confiados. Saben que va a escoger muy bien cada carta antes de jugarla. 

SIGUIENTE »
« ANTERIOR