Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Andrés Numhauser, el chileno detrás de las exhibiciones de Tutankamón en todo el mundo

Andrés Numhauser, el chileno detrás de las exhibiciones de Tutankamón en todo el mundo

Lo que comenzó como una curiosidad el 2001, se convirtió en su pasión. Hoy el chileno Andrés Numhauser está detrás de grandes exhibiciones históricas, llevando tesoros de la humanidad -entre ellos Machu Picchu y Pompeya- a cada rincón del planeta.

Por: Emilia Larrain - Foto: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 27 de noviembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

En septiembre del 2001 Andrés Numhauser (56) viajaba a Miami por motivos familiares; en el asiento del avión se encontró con la última edición de la revista Time, que entre sus páginas promocionaba una exhibición de tesoros y objetos extraídos del naufragio del Titanic. Unos días después viajó a Chicago con el solo motivo de visitar la exposición, inmediatamente quedó atrapado por la puesta en escena.

Hasta entonces Numhauser, quien cuenta que trabajó desde temprana edad y que no tiene estudios profesionales, había concentrado su carrera en el mundo del espectáculo: trabajó en canales de televisión y festivales de Viña. Pero en ese momento decidió dar un giro.

Tras visitar la exhibición del Titanic en 2001 contactó a los organizadores para proponerles llevarla a Sudamérica. Así conoció a John Norman, CEO de Clear Channel, la empresa detrás de la exhibición. Le propuso llevar el Titanic a Sudamérica con la idea de pasar por Buenos Aires, Santiago y Sao Paulo.

La exhibición partió rumbo al continente latino el 2002, pero fue un fracaso. La devaluación del peso argentino provocó grandes pérdidas a la empresa y en Chile no despertó ningún interés por parte de los visitantes, el poco éxito provocó que ni siquiera llegara a Brasil como estaba previsto. 

Sin embargo esto no desanimó a Numhauser, quien había invertido US$ 80 mil de su propio bolsillo en la operación, y al poco tiempo partió a Miami a conversar con Norman. “Ahí me dijo que a pesar de que nos fue mal con Titanic me quería ofrecer un cargo para vender las exhibiciones afuera de EEUU, en Europa y Asia”, recuerda.

Así comenzó a trabajar para Clear Channel, y su primer encargo consistió en aterrizar una exhibición de la princesa Diana, la cual llegó a Madrid, el Museo Británico en Londres y el National Art Museum en Tokio, por nombrar algunos.

De Omar Sharif al faraón

Siempre que me reunía con los directores de museos me preguntaban por Tutankamón, eso me quedó dando muchas vueltas”, cuenta el profesional que estuvo casado con Vivi Kreutzberger, con quien tiene cinco hijos. Le propuso a Norman que vieran la posibilidad, pero su jefe puso los ojos en blanco. “Imposible”, le respondió Norman explicándole que desde los años ‘70, luego de que algunas piezas egipcias volvieran dañadas de una exhibición, el gobierno de ese país prohibió sacar antigüedades para ser expuestas. 

“Me seguía dando vuelta el tema, y contacté a Omar Sharif”. Había conocido al legendario actor egipcio cuando trabajó en el mundo del espectáculo: Numhauser pasó por canales como TVN y Mega, estuvo detrás de la producción de varios festivales de Viña y también era administrador del restaurante Estudio Gigante, de propiedad de Don Francisco, su ex suegro.

Sharif lo puso en contacto con Zahi Hawass, “el dueño de las pirámides de ese minuto”. Hawass era el arqueólogo a cargo de las famosas pirámides de Giza en El Cairo, y el 2011 se convirtió en ministro de Antigüedades de ese país. “Lo llamé y me mandó a la punta del cerro, no hablamos más de 30 segundos antes de que me cortara”, explica Numhauser, quien durante un año envió faxes y llamó al arqueólogo todos los meses sin obtener una respuesta.

Seis meses después de que Numhauser se rindiera, recibió una llamada de Hawass, quien le preguntó “¿por qué no me has llamado?”, y le propuso que se juntaran al día siguiente en Suiza, ya que tenía una propuesta. Esa misma tarde Numhauser tomó un avión desde Chile a Basilea.

En la reunión Hawass le dijo que estaba organizando una exposición en Suiza con reliquias egipcias luego de que 15 turistas suizos murieran en un atentado terrorista en Egipto. Esto implicaba que las leyes egipcias cambiarían y que de ahí en adelante podrían moverse las antigüedades. “¿Te interesa?”, preguntó Hawass. Numhauser no lo podía creer.

Así el 2005, luego de un año y medio y más de 35 viajes a El Cairo por parte de Numhauser, Clear Channel en colaboración con National Geographic lanzaron la nueva exposición del faraón egipcio que contaba con más de 200 piezas y recorrió Estados Unidos, Europa y Asia.

Nace una nueva empresa en pandemia

En el 2006 Numhauser y John Norman decidieron fundar su propia compañía de exhibiciones, y la llamaron Exhibitions International. Bajo esa firma organizó varias giras más y nuevas muestras, como una de Cleopatra y otra de los tesoros del Vaticano. También trajo a Chile Bodies, una exposición sobre el cuerpo humano que aterrizó en el país el 2012.

Cada obra se cura con un experto en el tema, ya sean científicos, historiadores o arqueólogos que trabajan en conjunto con los museos e instituciones que hacen una selección de piezas considerando su valor histórico, así como el posible atractivo que puedan tener.

Numhauser explica que el 60% de los visitantes de las exhibiciones nunca han pisado un museo. Por eso considera que las exposiciones son experiencias que se complementan con música, videos e imágenes para crear una narrativa atrayente e interesante.

El 2016 IMG, una empresa estadounidense de entretención, compró Exhibitions International y así la compañía se consolidó con más de 30 personas en el equipo; sin embargo producto del COVID-19 todo quedó paralizado y el contrato se deshizo.

Entonces decidió fundar una nueva empresa en conjunto con su socio americano, Anthony Tan, a la que bautizaron World Heritage Exhibitions. “La pandemia nos permitió organizar todo”, comenta Numhauser y explica que en este negocio hay que estar muy adelantado: “Yo ahora estoy trabajando en proyectos para el 2026”.

Su última y más reciente exhibición se llama Machu Picchu y los imperios dorados del Perú, es una exhibición de distintas piezas del Museo Larco de Perú, uno de los museos de arte precolombino más importante de Latinoamérica. Esta semana la exposición comienza su recorrido en el Museo de Arte de Boca Ratón para luego seguir por otros 30 países por al menos tres años.

Yo siempre digo que tengo el mejor trabajo del mundo. Soy privilegiado por poder llevar a todo el mundo los tesoros de la humanidad”, señala. Espera seguir creciendo para llevar a todo el mundo la cultura de las antiguas civilizaciones. “Tenemos mucho que aprender de ellos”, concluye.

El estilo del cerebro de la reforma previsional que incomoda a las AFP

Christian Larraín, subsecretario de Previsión Social, es quien está liderando el proyecto. Con trayectoria lejos del mundo político, el economista se ha juntado con representantes de todos los partidos, con la CPC, la CUT y organismos internacionales. Pero con las AFP ha mantenido una relación distante -y tirante- dicen algunos.

Sus años en México y el rol de Patricio Fernández en su llegada a La Moneda: los episodios menos conocidos de Carolina Tohá

Pese a la larga y conocida trayectoria de la actual ministra de Interior, hay episodios de su vida menos sabidos: sus puentes con el sector privado, su veta “urbanista”, sus años en México, su doctorado en Milán, su íntima red de amigos y el rol que jugó Patricio Fernández en su llegada a La Moneda. ¿Su primera prueba de fuego? La seguridad y control del orden público.

Anna Niityla, la encargada de la nueva oficina de CMPC en Finlandia

Tiene 35 años y su primer acercamiento a Chile fue el 2013 gracias a un intercambio con la Universidad Mayor. Se enamoró del país y en 2016 decidió instalarse aquí. Conoció la CMPC cuando era consejera senior del Business Finland, el brazo comercial de la embajada de Finlandia en Santiago, y empezó a estrechar vínculos con la compañía del Grupo Matte.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR